Anagrasa analiza el futuro de la readmisión de las harinas cárnicas en alimentación animal

05/07/2012

5 de julio de 2012

foto
Foto: Adrian Lynch.
La flexibilización de la normativa comunitaria que prohíbe el uso de las proteínas animales transformadas (PAT) en los piensos ganaderos ha centrado el debate del sector en los despachos de Bruselas. La propuesta inicial de reintroducirlas en la nutrición de especies monogástricas se ha desinflado y la acuicultura es la gran beneficiada. La Jornada Técnica de Anagrasa, celebrada el 26 de junio en Madrid, abordó, entre otros temas, este asunto de especial relevancia para sus asociados de la mano de representantes del MAGRAMA, Cesfac y Anfaac.

“Nuestros productos no solo están bien fabricados, sino también mejor controlados”. Las palabras del Presidente de la Asociación Nacional de Industrias Transformadoras de Grasas y Subproductos Animales (Anagrasa), Valentín García López, en la inauguración de la Jornada Técnica – Congreso de Anagrasa 2012, resumieron el desafío al que se enfrenta este sector. “Debemos aprovechar la oportunidad de tener los actuales interlocutores en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente quienes conocen tan bien nuestro sector”, manifestó.

La ponencia de Almansa giró principalmente alrededor del funcionamiento de la Comisión Nacional de SANDACH, de la que es el presidente actual. “Se va a reunir las veces que sea necesario, aunque es obligatorio que lo haga dos veces al año”, indicó. En esta línea, la filosofía de la Dirección General de Sanidad será buscar soluciones a los problemas que se puedan plantear y no generar problemas a las soluciones que se puedan ofrecer en la Comisión, según lo expuesto por su máximo responsable.

Almansa ha transmitido también el mensaje de que la intención del Ministerio es coordinar y liderar la cuestión de SANDACH en el ámbito de la Comisión Nacional de forma razonable y eficaz para lograr “una gestión de los subproductos más barata, donde todo el mundo pueda sobrevivir”, agregó. Al hilo de su intervención, el presidente de ANAGRASA pidió a la Comisión que interceda para que las interpretaciones de las normas por parte de las Comunidades Autónomas sean lo más homogéneas posibles y para evitar una posible distorsión de mercado por una interpretación particular. Además, pidió mayor colaboración de la Comisión de SANDACH con ANAGRASA, dado que en el caso de esta asociación, a diferencia del resto de sectores, está vinculada 100% a todo lo que se relacione con las decisiones allí adoptadas o no.

Bioseguridad en la recogida de animales

Por parte del MAGRAMA, Lucio I. Carbajo, Subdirector General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad, ha insistido en la necesidad de que el sector ganadero posea un buen sistema preventivo para que las enfermedades causen daños mínimos y así tenga un protocolo de todas las actuaciones muy desarrollado en bioseguridad en la recogida de animales muertos. “Hablamos de un sistema de recogida en las explotaciones y transporte de cadáveres de muy alto riesgo”, se ha expresado.

Carbajo ha repasado la normativa que regula la recogida de cadáveres de animales en condiciones de bioseguridad adecuadas. La importancia de la recogida de cadáveres lleva implícitos problemas asociados con el riesgo biológico a la cabeza, según Carbajo. La granja es el primer eslabón del sistema de protocolo de recogida y que debe mantener en compartimentos cerrados los animales muertos para evitar la transmisión de enfermedades. Los riesgos continúan en el momento de transporte por parte del vehículo y el conductor, clave en este sistema por las múltiples funciones que lleva a cabo a lo largo de la cadena de procedimientos de recogida de animales muertos.

Carbajo ha hablado sobre las solicitudes del sector para la investigación de métodos alternativos a la eliminación de cadáveres y ha mostrado ejemplos de dictámenes de la EFSA sobre su valoración. “Desde que se recoge el cadáver hasta su eliminación, el proceso de trazabilidad está solucionado documentalmente, pero nos cuesta mucho cuadrar números, y en informatización aún tenemos puntos a mejorar”, concluyó el Subdirector General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad.


foto
Foto: Cesfac.

Futura readmisión de harinas de carne en piensos

El análisis de la situacion del sector de Pet Food en España corrió a cargo de Pablo Hervás, asesor técnico de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de compañía (Anfaac). Aparte de la presentación de esta asociación, su estructura y actividades, destacó que la producción de PAT para alimentación de animales de compañía aporta una serie de ventajas para la industria de transformación de subproductos. “Se respeta el principio de no canibalismo, ya que no se produce reciclado intraespecie. Además, la industria no tiene la necesidad de realizar inversiones en infraestructuras para cumplir con los requisitos de canalización, la separación de líneas que impida la contaminación cruzada”, describió.

Desde Anfaac, se constata que no existe a nivel europeo un consenso en la reintroducción de harinas cárnicas en la alimentación animal, por la oposición de algunos países, que tiene potenciales implicaciones en la comercialización de productos procedentes de animales alimentados con PAT. En este tema, la posición de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (Cesfac) es, en estos momentos, neutral. Así pues, Ana Hurtado, Directora Técnica de la Fundación CESFAC, explicó el impacto de la futura readmisión de las harinas cárnicas en los fabricantes de piensos. Los fabricantes de piensos acarrean un déficit de proteína con unos precios desorbitados de proteína vegetal y difícilmente asequibles por parte del sector.

Hurtado comenzó su ponencia revisando los antecedentes de la suspensión total en la Unión Europea (UE) del uso de PAT en los piensos para animales destinados a la producción de alimentos desde 2001. “Cualquier presencia en los piensos de componentes prohibidos de origen animal constituye una infracción, pues la legislación no contempla tolerancia alguna”, subrayó.

Actualmente, se mantiene la prohibición total, con algunas excepciones como la utilización de harinas de pescado para animales distintos de los rumiantes. “La evidencia científica de que los riesgos de transmisión de no rumiantes a no rumiantes son descartables”, puntualizó Ana Hurtado, quien destacó también el desarrollo de técnicas analíticas.

Todo estas razones más la evolución de los casos de la BSE en la UE desde 2001 (2.167) hasta 2010 (45), implican la necesidad de un cambio. La Comisión Europea (CE) ha cogido el testigo, con una segunda Hoja de Ruta en 2010 para 2015, “condicionada a la seguridad alimentaria”, que busca reexaminar la prohibición de incluir determinados productos en los piensos. Así se ha plasmado en una propuesta de la CE que pretende revisar las prohibiciones de uso de las PAT, pero respetando el principio de no canibalismo, la disponibilidad de técnicas de control y la canalización adecuada de subproductos.

La clausura del Congreso Anagrasa tuvo lugar de la mano de Arnaldo Cabello, Subdirector General de Conservación de Recursos y Alimentación Animal de la Dirección General de Recursos Agrícolas y Ganaderos del MAGRAMA.

En su intervención puso mucho énfasis en que se hagan las cosas bien, ya que lo que está en juego es mucho más que una cuestión relacionada con SANDACH, sino que podría influir en todo lo relacionado con los mercados exteriores para el sector cárnico. Cabello pidió colaboración en los sistemas de trazabilidad, por lo que los autocontroles han de ser rigurosos como garantía de comercio.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS