“Nuestra industria va consolidando año a año el mercado exterior, que cada vez más tiene al sector español de sanidad animal como un referente en cuanto a calidad, seguridad y eficacia de sus productos”

Entrevista a Santiago de Andrés, director general de Veterindustria

David Pozo28/02/2012

28 de febrero de 2012

Santiago de Andrés Juárez, reelegido recientemente como miembro del consejo europeo de la IFAH, es desde su puesto como director general de Veterindustria un espectador privilegiado de todo lo que ocurre alrededor de la nutrición y la sanidad animal en España y Europa. Desde Interempresas hemos querido conocer cómo se afrontan desde la industria amenazas como el virus Schmallenberg, que ya está recorriendo el norte y centro de Europa, y qué retos tiene el sector por delante en este 2012.
foto
Santiago de Andrés, director general de Veterindustria.

Empecemos hablando de los retos que el sector de sanidad animal tiene por delante para 2012. Uno de los primeros es, por supuesto, controlar los brotes que amenazan nuestra cabaña ganadera. ¿Cómo se está siguiendo la expansión por Europa del brote de Schmallenberg?

Bien, al tratarse de una sociedad y un mercado global en continuo movimiento de animales y mercancías, el riesgo de la transmisión de nuevas enfermedades es mayor, por lo que la industria de sanidad animal, sigue al detalle todo lo relacionado con el virus Schmallenberg. En el caso concreto de España, con los datos que tenemos en estos momentos, no se puede confirmar que el virus haya llegado a nuestro país. No obstante, teniendo en cuenta la dificultad que hay para detectar el virus tampoco se puede descartar que pueda aparecer en un futuro, lo cual sería relevante ya que por el invierno tan anormalmente cálido y seco, se podría incrementar la actividad de los mosquitos como vehículo de transmisión.

De todos modos, hay que señalar que si bien es cierto que el número de países afectados es amplio, en cambio el número de animales infectados es menor en comparación con otras enfermedades como la Lengua Azul. La industria de sanidad animal española sigue muy de cerca la evolución de esta enfermedad para poder empezar a trabajar lo antes posible en el desarrollo de herramientas para prevenir, controlar y tratar esta nueva enfermedad y reducir así al máximo su incidencia en la cabaña ganadera de nuestro país o de otros.

¿Qué peligro corren el ganado vacuno, ovino y caprino español? ¿Se están tomando medidas desde todas las administraciones para prevenir la entrada del virus?

No cabe duda de que este tipo de enfermedades causan numerosas pérdidas para los productores y teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad transmisible por vectores, las complicaciones de difusión y control en un país con las características geoclimáticas del nuestro podrían ser relevantes.

Por ello, todas las administraciones están muy pendientes de esta enfermedad. De hecho, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente celebró a primeros de febrero una reunión con los jefes de servicio veterinarios de las Comunidades Autónomas, en la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria, en la que se analizó la situación de la enfermedad de Schmallenberg en la Unión Europea. En dicha reunión, y como medida de precaución, se decidió poner en marcha un programa de vigilancia basado en la detección de números anormales de abortos, malformaciones o cuadros nerviosos en animales recién nacidos en las explotaciones de bovino, ovino y caprino.

“La estrecha colaboración entre la industria y las administraciones puede funcionar perfectamente cuando se tienen intereses y objetivos comunes cuyos beneficios recaigan en la sociedad”

¿Un ejemplo del trabajo bien hecho puede ser la forma en que todo el sector, junto a las administraciones, ha colaborado hasta prácticamente erradicar la Lengua Azul?

Sí, la interlocución temprana de la industria con la Administración, así como la investigación y el desarrollo llevado a cabo por las empresas de sanidad animal permitieron disponer de vacunas contra esa enfermedad en un tiempo muy aceptable. Este logro ha quedado demostrado que ha sido un gran éxito tanto en España como fuera de nuestras fronteras, pues nuestros productos se han aplicado en otros países como Alemania, Francia o Italia, demostrando que la estrecha colaboración entre la industria y las administraciones puede funcionar perfectamente cuando se tienen intereses y objetivos comunes cuyos beneficios recaigan en la sociedad. Dado que esto quedó plenamente demostrado en el caso de la Lengua Azul, como ejemplo de actuación, no cabe duda de que es un buen precedente a la hora de afrontar el problema del virus Schmallenberg si fuera el caso.

¿En qué otros proyectos importantes se está trabajando y colaborando desde Veterindustria?

Tras liderar la puesta en marcha de la Plataforma Tecnológica Española de Sanidad Animal (Vet+i) y su consolidación como foro vertebrador de todos los agentes relacionados con la I+D+i en sanidad animal en nuestro país, Veterindustria continua impulsando Vet+i en el desarrollo de su plan de trabajo bajo el liderazgo de su Consejo Gestor y cuya presidencia tengo el honor de ocupar.

Son varias las actuaciones que está llevando a cabo en los diferentes eslabones que comprenden la cadena de innovación en sanidad animal, desde la identificación de necesidades sectoriales, pasando por la investigación, la transferencia de tecnología y la puesta en el mercado de las herramientas de sanidad animal.

Entre ellas, hay que destacar la publicación de la Agenda Estratégica de Investigación, que recoge las recomendaciones prioritarias de la plataforma de cara a futuras convocatorias de los organismos financiadores; el desarrollo de un Boletín de Vigilancia Tecnológica en Sanidad Animal en colaboración con la OEPM que recopila las solicitudes de patentes que se publican a nivel internacional en sanidad animal; la elaboración de catálogos de oferta y demanda tecnológica del sector e iniciativas en el marco de la disponibilidad y el uso responsable de medicamentos veterinarios. Su página web es un fiel reflejo de todas sus actividades y referencia en este campo.

En un momento de fuertes recortes en todos los ámbitos, ¿qué le pediría a la nueva administración entrante?

La asociación, como representante de la industria española de sanidad y nutrición animal es consciente de ello, porque además lo ha sufrido en sus propias carnes. Pero precisamente por la gravedad de la situación, consideramos que se debe hacer un esfuerzo en lo relativo al apoyo a la I+D+i, pues es la base sobre la que deberá asentarse el crecimiento y desarrollo de la industria española en general y de la zoosanitaria en particular una vez que superemos esta situación.

En este sentido, somos conscientes de la importancia que la nueva Administración da a este tema y estamos seguros de que podremos coordinar esfuerzos entre el ámbito público y el privado, para que se traduzcan en beneficios para el sector en particular y la sociedad en general como objetivo último de nuestro trabajo.

Por otro lado, en una situación como la actual, quizás se podría sugerir la necesidad de una adecuada priorización de sus actuaciones, tanto en cuestiones relacionadas con el gasto o las inversiones públicas (I+D+i, etc.), como en lo que respecta a medidas que puedan afectar a los requisitos para los operadores comerciales que pudieran afectar su competitividad. Estamos en momentos de eliminar barreras y facilitar las cosas a los sectores económicos para volver a la senda del crecimiento y la generación de empleo.

foto
La creación de la Plataforma Vet+i ha sido uno de los logros más importantes de toda la industria en los últimos años.

En estos últimos meses se está incidiendo mucho en el ámbito del bienestar animal, motivado principalmente por una normativa implacable marcada por Europa. ¿Era quizás uno de los aspectos en los que menos se había trabajado hasta ahora?

Los sectores productivos de la UE y de nuestro país están afrontando una serie de retos importantes para dar cumplimiento a una de las legislaciones más estrictas del planeta en materia de producción primaria y, en particular, en lo que toca a la ganadería. Sin perjuicio del agravio que podría suponer respecto a las producciones en terceros países, los sectores llevan tiempo trabajando e invirtiendo en el campo del bienestar animal a pesar de que la coyuntura de los mercados en lo que respecta a sus costes de producción (alimentación fundamentalmente) no ha sido la más favorable.

Desde la industria de sanidad animal colaboramos para que el adecuado estado sanitario de los animales contribuya al bienestar de los mismos, su productividad y, en definitiva, a la rentabilidad, competitividad y sostenibilidad de la ganadería en nuestro país.

¿Qué peso tiene actualmente la industria de nutrición y sanidad animal española a nivel europeo?

En la actualidad, la industria española de sanidad y nutrición animal, a la que representa Veterindustria, se sitúa en el tercer puesto a nivel europeo y el séptimo a nivel mundial, lo que permite hacerse una idea de la extraordinaria importancia que tiene nuestra industria fuera del país.

Un reconocimiento internacional que no es fruto de la casualidad, sino del gran esfuerzo de trabajo e inversión realizado por los laboratorios españoles para abrir nuevos mercados, los cuales tras reconocer la alta calidad y garantía de nuestros productos se abren a nuestras empresas en más de 40 países, si bien algunos de nuestros asociados llegan a tener representación en más 80, principalmente de Europa, Iberoamérica, Sudeste Asiático, Oriente Medio y el Magreb.

foto

En las próximas semanas se darán a conocer los resultados de la industria en 2011. ¿Volverá a superar los 1.000 millones de 2010, empujado sobre todo por una exportación que representó más del 30% del volumen total?

Efectivamente, en las próximas semanas esperamos poder disponer ya de los datos cerrados relativos a 2011 y todo parece indicar que la industria española de sanidad y nutrición animal, volverá a los números negros tanto a nivel global como en lo que al mercado nacional y a las exportaciones se refiere, y tal como usted menciona, volverá a superar el millardo de euros.

En concreto estimamos que el mercado nacional habrá crecido en torno al 4%, lo mismo que las exportaciones que rondarán el 4 ó 5 por ciento, y aunque no han crecido tanto como en otros ejercicios, siguen aumentando, aunque más despacio que en años pasados. Nuestra industria se consolida un año tras otro en el mercado exterior, que cada vez más tiene al sector español de sanidad animal como un referente en cuanto a la calidad, seguridad y eficacia de sus productos.

“Debemos seguir trabajando para mejorar aspectos relacionados con el registro de nuestros productos dentro de lo establecido por las normativas vigentes, e incrementar la colaboración con organismos y entidades públicas y privadas”

Desde Veterindustria se viene trabajando desde hace más de 30 años en unir y hacer fuerte el sector. ¿Qué retos quedan aún por alcanzar?

Muchos, pues en un sector como el nuestro tan competitivo, reglamentado e innovador van apareciendo nuevos retos que afrontar y objetivos que alcanzar para poder seguir a la vanguardia de la industria.

Pero concretando, creo que debemos seguir trabajando como hasta ahora para mejorar aspectos relacionados con el registro de nuestros productos dentro de lo establecido por las normativas vigentes, incrementar la colaboración con organismos y entidades públicas y privadas, así como con las administraciones, para poder obtener soluciones a las necesidades de la ganadería española y del segmento de animales de compañía que aumenta cada vez más.

Debemos ser capaces también de trasladar más y mejor a la sociedad el extraordinario papel que jugamos en áreas tan vitales como la salud animal y humana o la seguridad alimentaria de la que somos un pilar esencial para su mantenimiento, además de mejorar en todo lo relacionado con la disponibilidad de herramientas de diagnóstico, colaboración técnica o la formación de nuestro capital humano.

Usted es también miembro, representando a Veterindustria, del Consejo IFAH. ¿Cuál es su labor en el ámbito europeo?

Efectivamente, en junio del año pasado fui reelegido miembro del consejo de IFAH Europa, en el transcurso de la VII Asamblea General de la Federación europea. Una reelección que me llena de orgullo como español y representante de la industria, porque a través de mí se está reconociendo el relevante papel desarrollado en Europa por Veterindustria, y con ella a todo el sector nacional de sanidad y nutrición animal. Desde el consejo se lidera y coordina el trabajo de los diferentes comités de la federación.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Empresarial Española de la Industria de Sanidad y Nutrición Animal

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS