“El objetivo es consolidar un sector estratégico para asegurar un justo nivel de vida y futuro a todos aquellos ganaderos que se dedican a producir alimentos de calidad, sanos y seguros”

Entrevista a Miguel Ángel Higuera, adjunto al director de ANPROGAPOR

David Pozo28/02/2012

28 de febrero de 2012

Miguel Ángel Higuera, veterinario de profesión, es desde hace poco más de un año adjunto a la dirección de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino. Durante GandAgro 2012, y bajo el título 'El futuro del sector porcino a análisis. Retos a afrontar a medio y largo plazo', desgrana la hoja de ruta trazada para la implantación de la normativa de bienestar animal 2013 y las perspectivas del sector en cuanto a la relación entre el precio de la carne y los costes de producción.
foto
Entrevista a Miguel Ángel Higuera, adjunto al director de ANPROGAPOR.

2012 es un año difícil para el sector porcino, sobre todo para todos aquellos que aún no hayan hecho los deberes y no hayan adaptado sus granjas a la nueva normativa europea sobre bienestar animal que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2013. Ustedes que tienen datos reales sobre la mesa, ¿cómo puede afectar al sector?

Aún es pronto para aventurarse en cómo va a afectar al sector, puesto que va a depender del grado de adaptación al que lleguemos a 31 de diciembre de 2012. Por los sondeos que estamos realizando desde ANPROGAPOR, la amplia mayoría de los ganaderos está dispuesto a afrontar las reformas necesarias para cumplir con la normativa europea, pero el gran obstáculo lo encontramos a nivel de financiación. El sector porcino español es un sector gravemente descapitalizado que en el entorno financiero actual tiene muy difícil el acceso a la financiación externa.

El peor de los escenarios sería ser sancionados por no cumplir los requisitos europeos o por lo menos no hacerlo al mismo nivel que nuestros competidores: Alemania, Holanda y Dinamarca que, junto con España, son los grandes exportadores de productos de porcino de la UE. Una posible “limitación” de las exportaciones nos podría afectar muy gravemente. Por el contrario, otros países netamente importadores como Francia, Portugal, Italia o Polonia, no deberían ser el espejo en el que nos miremos, puesto que estamos en lados opuestos de la balanza comercial.

"El peor de los escenarios sería ser sancionados por no cumplir los requisitos europeos o por lo menos no hacerlo al mismo nivel que nuestros competidores: Alemania, Holanda y Dinamarca"

¿La fuerte inversión que van a necesitar algunas pequeñas granjas para adaptar sus instalaciones puede hacer que muchas se estén planteando su viabilidad?

No consideramos oportuno denominar “inversión” a las modificaciones estructurales para adaptarse a la normativa europea. Hoy por hoy es un claro y manifiesto gasto que no se va a poder transmitir a lo largo de la cadena para que sea el consumidor (quien se supone que lo ha demandado) el que lo pague. El consumidor no está dispuesto a pagar más por algo que realmente desconoce, y obviamente, solo pretende la máxima calidad (en todos los aspectos) al menor precio. La única forma de poder transmitir el incremento de coste de producción es actuar sobre la oferta y la demanda.

Después de esta introducción, hay que reconocer que es cierto que hay granjas que se están planteando su viabilidad, principalmente aquellas que no cuentan con relevo generacional y que no van a ser capaces de afrontar un período mínimo de amortización del gasto de unos 10 años. Aun así, desde Anprogapor estamos trabajando para dar viabilidad y salida a todos nuestros asociados asesorándoles y estableciendo para ellos la mejor opción.

Mucho se oye hablar de la crisis en otros sectores ganaderos, como el vacuno o el ovino-caprino. ¿El porcino ha sido de los pocos que se ha mantenido al margen de esa crisis generalizada?

El sector porcino ha sido y es uno de los sectores en los que más fuertemente ha golpeado la crisis. El modelo de producción está basado en una alimentación a base de cereales y oleaginosas, los cuales han incrementado los precios en más de un 60% desde 2007, precisamente un año antes de la crisis financiera global. A la volatilidad del precio de las materias primas, que han incrementado notablemente los costes de producción, hay que añadir la situación de los mercados financieros y el cambio euro/dólar, que en ciertos momentos ha hecho que las importaciones de materias primas fueran aún más caras, y en otros momentos ha dificultado la competitividad de nuestros productos en mercados de terceros países.

Como tercer gran problema nos encontramos el régimen de pagos y cobros que hace imprescindible disponer de una póliza de crédito que haga frente a los momentos de falta de circulante. Póliza de crédito que por otro lado cada vez es más difícil conseguir o renovar.

foto

España se mantuvo en 2011 en la cuarta posición en producción porcina a nivel mundial, y en Europa sólo se ve superada por Alemania. ¿Los objetivos para los próximos años son afianzar esa posición?

El ranking de nivel de producción es una forma ficticia de comparar producciones al que recurren frecuentemente los que desconocen el sector. Ser el primero o el noveno o el vigesimoprimero en producción no importa tanto como el resultado económico que ello supone. El objetivo no es mantener una posición en un ranking, sino consolidar un sector estratégico para asegurar un justo nivel de vida y futuro a todos aquellos ganaderos que se dedican a producir alimentos de calidad, sanos, seguros, con una óptima protección del medio ambiente y de las condiciones de cría de sus animales para satisfacer las necesidades de los consumidores.

¿Con qué mercados se puede medir a nivel de cantidad y de calidad el sector porcino español?

Como ya hemos comentado anteriormente, el sector porcino español ha de cumplir con fuertes normativas europeas. Actualmente, la que más preocupa es la de bienestar animal, pero el sector ya ha tenido que afrontar otros retos que terceros países no deben cumplir, tales como: sanidad animal (control oficial de ciertas enfermedades), alimentación (en Europa no está permitida la alimentación con harinas de carne y con OGM no autorizadas), trazabilidad, protección del medio ambiente, etc. Todo ello nos fuerza a producir unos productos más caros que nuestros potenciales competidores desde un punto de vista de cantidad: EE UU, Canadá y Brasil, con los que nos tenemos que enfrentar en terceros países con un producto mejor, más caro, pero igualmente valorado.

Por otro lado tenemos los países de la UE que deben cumplir los mismos requisitos legislativos que España y que son fundamentalmente exportadores como: Alemania, Dinamarca y Holanda.

Las exportaciones españolas de carne porcina se han estabilizado en estos últimos años, con un importante aumento en las exportaciones a los Países Terceros. ¿Seguirán creciendo las ventas a regiones tan importantes como Asia o Rusia?

La venta a terceros países es un mercado muy difícil, pese a lo cual nuestras industrias cárnicas se están posicionando fuertemente gracias a un duro trabajo. No obstante, para España suponen un 35 % de la producción. La evolución de estas exportaciones va a depender de poder negociar con grandes volúmenes homogéneos, establecer contratos de suministro, tener un precio competitivo y que los países netamente importadores mantengan esa tendencia.
foto

¿En qué situación queda el ganadero de base en un modelo productivo de integración vertical en el que operan grandes empresas con un elevado nivel de incorporación tecnológica y capacidad de negociación con la gran distribución?

El sector porcino es un sector muy diverso en el que debe haber cabida para todo tipo de empresarios. En los últimos años se está viviendo una tendencia hacía la verticalización forzada por la no transmisión del incremento de costes a lo largo de la cadena, que hace que cada vez los eslabones de la cadena tengan que estar más cerca.

El ganadero “de base”, al que creo que hace referencia, supongo que es el ganadero libre. La situación de este tipo de ganadero, en las circunstancias actuales, es difícil, y por ello tiene que continuar trabajando tan bien como lo ha hecho hasta ahora para seguir mejorando sus producciones y optimizando los costes de producción sin descuidar para nada la comercialización de sus animales.

¿En qué medida se está trabajando desde Anprogapor para transmitir a los ganaderos porcinos todas las novedades y necesidades del sector?

Desde ANPROGAPOR mantenemos puntualmente informados a nuestros asociados de todas las novedades que atañen al sector porcino, ya sean noticias o informaciones que manejamos y que consideramos de utilidad para nuestros socios, como de todas las actividades que desarrolla la asociación. Como asociación nacional de productores de ganado porcino, mantiene fluidas y constantes reuniones tanto con el Ministerio de Agricultura, Alimentacion y Medio Ambiente, como con las consejerías de Agricultura de las Comunidades Autónomas. En el ámbito de la UE, ANPROGAPOR asiste como experto al Comité de previsiones de la Comision Europea (DG Agri) y al grupo consultivo de carne de porcino a través del Copa. En la DG Sanco, participamos en el grupo consultivo de sanidad animal y el grupo consultivo de bienestar animal, por medio, tanto del Copa, como de la Fesass (Federación Europea para la Sanidad Animal y la Seguridad Sanitaria). También estamos involucrados en tres grupos de trabajo del Copa-Cogeca a través de ASAJA: el grupo de trabajo de carne de porcino, el grupo de trabajo de sanidad animal y bienestar, y el grupo de trabajo de medioambiente. Además, ANPROGAPOR es la única organización española miembro de la Federación Europea de la Sanidad Animal y Seguridad Sanitaria (Fesass) y del IMPA, organización que agrupa a los principales productores de carne de porcino de la UE.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS