La situación difiere entre los rumiantes y la producción de animales no rumiantes, como carne de res/vacuno y ovino-caprino, que caen un 1,3% y un 7,9%, respectivamente

La UE producirá un 2,4% más de carne durante los próximos ocho años

Redacción Interempresas24/02/2012

24 de febrero de 2012

Las perspectivas a largo plazo para los mercados de la UE de productos de carne muestra un panorama relativamente favorable para los no rumiantes y una continua disminución en la producción de carne de res y de carne de ovino. El consumo de carne de aves de corral muestran un crecimiento más rápido, pero la carne de cerdo seguirá siendo la más popular en la UE. Así lo apunta el informe 'Perspectivas de los Mercados Agrarios en la UE en 2011-2020' de la Comisión Europea. En cuanto al comercio, se espera que la UE siga siendo un exportador neto de carne de cerdo y de aves de corral.
La demanda de carne de la UE disminuyó a lo largo de 2009 y las empresas de importación de carne se vieron afectadas por la débil demanda, lo que redujo los volúmenes de importación. En cambio, el mercado de la carne de la UE durante el año 2010 se caracterizó por un aumento en la producción y la recuperación de la posición neta de comercio de la UE.

La producción total de carne aumentó en los años 2009 y 2010, con la oveja y la carne de cabra como las únicas que han mostrado una continua tendencia decreciente. Los productores de carne de cerdo, en particular, soportaron el peso de los altos costos de insumos, con un período crítico entre el otoño de 2010 y principios de 2011 debido a un aumento de precios de los piensos y los bajos precios de la carne de cerdo, que afectaban gravemente a la rentabilidad.

foto
La mayor demanda de carne en la UE, durante los próximos años, beneficiará sobre todo al porcino y al pollo de engorde.
Por primera vez desde 2003, la UE se convirtió en un exportador neto de carne de vacuno (incluyendo animales vivos y productos de carne), tras el fuerte incremento de las exportaciones en 2010 y 2011. El incremento fue particularmente fuerte para las exportaciones de carne fresca y congelada a Turquía y Rusia, mientras que tradicionales mercados clave como el Medio Oriente, China y Rusia se mantuvieron firme. La mejora de la posición exterior neta fue impulsada por un euro más débil y la escasez de suministro en exportadores tradicionales de carne como Brasil y Argentina en particular. Esto, entre otros factores, contribuyó a mejorar la competitividad de la UE en la exportación en el contexto de una estrecha internacional del mercado de carne vacuna con países como Turquía, con una reducción considerable de aranceles a la importación de carne de bovino.
El sector cárnico se enfrenta a una serie de incertidumbres relacionadas con la producción, principalmente ligado al aumento de producción y costes de inversión y su financiación

Perspectivas de mercado

El sector cárnico se enfrenta a una serie de incertidumbres relacionadas con la producción, principalmente ligadas al aumento de producción y costes de inversión y su financiación, a partir de la adaptación limitada, de la capacidad del sector, de la volatilidad del mercado y de los problemas de salud relacionados con los animales. En particular, los precios de componentes de energía y proteínas para piensos y otros ingredientes de piensos esenciales se espera que siguen sienda altos.

Sobre la base de los actuales supuestos macroeconómicos, la demanda mundial total de carne está proyectado que se recupere del retroceso provocado por la crisis económica, y que las exportaciones mundiales de carnes irían más allá del nivel pre-crisis de 2013. A largo plazo las exportaciones de carne aumentarán a un ritmo anual de alrededor del 2%, impulsado por las aves de corral y el cerdo, con un fuerte aumento de las exportaciones de carne y un crecimiento modesto en el comercio de rumiantes. En general, las exportaciones de carne serían en 2020 un 22% superiores al nivel de 2009, un porcentaje que sube hasta el 31% en la carne de cerdo, la carne de aves de corral (+26%), la carne de vacuno (+14%) y ovino-caprino (+4%).

foto
Evolución total del mercado de la carne (millones de tonelada). Periodo 2000-2020. Fuente: UE.
Las hipótesis macroeconómicas subyacentes sugieren un debilitamiento del potencial de exportación de la UE, debido principalmente a la fortaleza del euro frente al dólar estadounidense, sobre todo a partir de 2013. Por otra parte, la recuperación económica y el crecimiento continuo de la población implica mejores perspectivas para el consumo total de carne en la UE y en todo el mundo. Sin embargo, una de los factores más importantes que determinan las perspectivas de producción de carne es el aumento gradual del precio del petróleo y su impacto en el coste de los insumos (energía, lfertilizantes y los piensos, en particular).

La producción de carne proyecta una recuperación en el corto plazo de la caída sufrida a raíz de la crisis económica. La producción total de carne llegaría a 44,7 millones de toneladas en 2020, superando el nivel de 2010 en un 2,4% (Gráfico 1). La situación difiere entre los rumiantes y la producción de animales no rumiantes, como carne de res/vacuno y ovino-caprino, que caen un 1,3% y un 7,9%, respectivamente, mientras que la producción de cerdos y carne de ave crece un 3,6%.

El consumo per cápita de carne en la UE podría llegar a los 83 kilos en 2020, sólo un 0,3% más que en 2010
Tras una mejora a corto plazo, impulsado por un euro más débil, se prevé que la posición comercial neta de la la UE se deteriore debido a un constante, aunque modesto aumento de las importaciones de carne (carne de vacuno, ovino-caprino y carne de aves de corral) y un descenso paralelo en la exportaciones de carne de cerdo y aves de corral en el medio y largo plazo. Las importaciones totales de carne crecerían un 6,1% y las exportaciones se mantendrían por encima del nivel de 2010 en un 1,9% en 2020.

La producción de carne de aves de corral y de cerdo estará impulsada por un aumento en el consumo de este tipo de carnes (Gráfico 2). Con un consumo per cápita de carne en la UE que podría llegar a los 83 kilos en 2020, sólo un 0,3% más que en 2010, el consumo de carne de ave aumentará más del 4% entre 2010 y 2020, mientras que el crecimiento de carne de cerdo se mantendrá por debajo del 4%. El consumo de carne de vacuno y la de ovino-caprino se reduciría en un 0,8% y 3,6% respectivamente.

foto
Gráfico 2: Desarrollo del consumo total del carne en la UE (kg/hab) en el periodo 2000-2020. Fuente: UE.
La carne de cerdo seguirá siendo la carne más popular en la Unión Europea, con un consumo de 41,6 kg/hab en el año 2020, en comparación con los 23,6 kg/hab de aves de corral, los 15,8 kg. de carne de vacuno y alrededor de los 2 kg de carne de ovino y caprino.

El consumo total crecería más rápido en la UE-15 (+3,2%) entre 2010 y 2020, pero, dados los supuestos de un aumento de la población en la UE-15 y la disminución de la población en el UE-12, el consumo se prevé que crezca más rápido en la UE-12, un 1,3%, expresado per cápita. Aun así, el total de consumo de carne per cápita de la UE-12 (75,1 kg) seguiría estando por debajo del nivel de la UE-15 (85 kg) en 2020.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS