Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La UE reconoció el papel vital de la apicultura para frenar la pérdida de biodiversidad

23/05/2011

23 de mayo de 2011

El Consejo de Ministros de Agricultura de la UE aprobó el pasado 17 de mayo una serie de medidas para proteger la salud de las abejas melíferas, amenazadas por el aumento de la mortalidad de las colonias de abejas en Europa y en todo el mundo, resaltando la importancia de prestar atención a estos sensibles animales al ser indicadores tempranos (bioindicadores) de los efectos adversos de la pérdida de biodiversidad y la contaminación. Entre lo aprobado por la Unión Europea, destaca lo siguiente:

- Hace hincapié en la “necesidad de un enfoque integral y coordinado en sanidad apícola, de modo que se estudie y determine el alcance y posibles causas de la pérdida de colonias de abejas en la UE, adoptando todas las medidas posibles para mitigar estos riesgos incluyendo el desarrollo de iniciativas conjuntas a nivel comunitario”.

- Considera la necesidad “de apoyo financiero en investigación y en los programas nacionales apícolas para el período de la nueva PAC a partir de 2013, así como aumentar la oferta y disponibilidad de medicamentos veterinarios autorizados para las abejas (varroosis)”.

- Pide a la Comisión “continuar actualizando los esquemas de evaluación del riesgo de productos fitosanitarios para las abejas, y buscar las posibles lagunas en la metodología de la evaluación de riesgo, eliminándolas donde existan y sean consideradas científicamente significativas o relevantes para la salud de las abejas”.

Para la COAG, este conjunto de medidas representa un avance político sustancial muy positivo que permite encarar el futuro y la encrucijada en la que se encuentra la apicultura europea, amenazada por la alta mortalidad de colonias de abejas que aumenta cada día más el riesgo de que la Apis mellifera se convierta en una especie en peligro de extinción. La destructiva presencia, cada vez mayor, del ácaro Varroa destructor, debilita el sistema inmunológico de las abejas, causando todo tipo de enfermedades asociadas, siendo el mayor y principal problema sanitario de la cabaña apícola europea.

Además, el Consejo asume la importancia de lograr un uso sostenible de los plaguicidas en el nuevo marco normativo que se establecerá para la autorización y el uso de productos fitosanitarios en la UE y pide a la Comisión una exigencia fundamental de los apicultores europeos para que preste especial atención al seguimiento y estudio de protocolos que permitan una evaluación del riesgo de productos fitosanitarios (en particular los neonicotinoides), para que tenga en cuenta la exposición de las abejas a estas sustancias activas.