Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El vacuno español se mantiene por encima del comunitario

Malos tiempos para la vaca europea

Xavier Borràs01/03/2011

1 de marzo de 2011

La producción comunitaria de carne de vacuno ha descendido durante la última década un 8,5%, mientras que ha aumentado en España un 40% en el mismo periodo. En cuanto al ganado para producción láctea, ha ido disminuyendo la cabaña a favor de la destinada a carne. La producción se mantiene estable, pero diversos problemas, sobre todo el de unos precios de mercado inferiores a los costes de producción, siguen amenazando al sector.
El mercado mundial, español y europeo de los productos cárnicos, en especial el del vacuno, ha sufrido importantes fluctuaciones durante la última década. Los principales cambios observados surgen como consecuencia de una mejora en los sistemas de producción y las nuevas políticas comerciales tras la creación de la Organización Mundial del Comercio, que han favorecido un incremento de los intercambios. Asimismo, es destacable la incidencia provocada por las crisis alimentarias que han dado lugar a desequilibrios en los mercados por el descenso de determinados consumos y las restricciones impuestas por la legislación proteccionista de la UE, así como el impacto de algunas crisis sanitarias sufridas por el sector (la de las vacas locas, etc.).
El censo mundial de ganado vacuno asciende a 1.347 millones de cabezas, mayormente repartidas entre Brasil, (175 millones) India, (174 millones) Estados Unidos, (96 millones), China (82 millones) y Argentina (50 millones). La Unión Europea supone el 6,7% del total a nivel mundial). En cuanto a la producción de carne de vacuno, la lidera Estados Unidos (19,6% del total) seguido por Brasil (14,4%), China (9,3%) y Argentina (4,5%).Aunque en este caso la Unión Europea, si fuera tomada en su conjunto, ocuparía el tercer puesto, pues su producción asciende al 12,8% de la producción mundial de carne de vacuno. Pero prácticamente toda se destina al consumo interno.
La reducción de la cabaña bovina europea, sobre todo la destinada a lácteos, ha estado acompañada por una reducción de las producciones en los principales países productores, ininterrumpida desde el año 2000

Desciende el vacuno en la UE

Desde el año 2003, la Unión Europea se ha convertido en importadora neta de carne de vacuno, para poder abastecer su consumo interno. Durante el periodo comprendido entre 1990 y 2009 las exportaciones hacia terceros países se han reducido a la mitad.

El censo total de ganado vacuno en la Unión Europea, según cifras publicadas por COAG en 2010, asciende a 69,9 millones de cabezas, lo que ha supuesto un descenso respecto al año anterior (88,8 millones de cabezas). Cabe destacar el hecho de que en 1973, con tal sólo nueve Estados miembros, en la Unión Europea había un censo de 79 millones de cabezas de ganado bovino, mientras que en el año 2009, y con 27 Estados miembros el censo total era de tan sólo 69,9 millones.

foto
La reducción de la cabaña bovina europea, sobre todo la destinada a lácteos, ha estado acompañada por una reducción de las producciones en los principales países productores, ininterrumpida desde el año 2000. Esta reducción es achacable al impacto producido en el sector por las crisis de los años 90, de cuyas consecuencias el sector aún no se ha recuperado del todo.

España, por encima de Europa

España se incorporó a la UE el año 1986. Desde entonces, el censo bovino comunitario (muy rebajado por las mencionadas crisis de los 90) ha ido aumentado en un 4% (más que nada, por las sucesivas ampliaciones de la UE, que han ido incorporando cabaña a la comunitaria) mientras que en España lo ha hecho en un 17%. Actualmente la producción de carne en España ocupa el quinto lugar por volumen de producción, por detrás de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido. Durante la primera década de este siglo la producción comunitaria (sobre todo de esos cuatro países) ha descendido un 8’5%, mientras que la española ha aumentado en un 40%.
La evolución de la cabaña lechera de la Unión Europea ha ido paralela al desarrollo de la PAC, que ha actuado como motor de construcción
En esa misma década, en España los censos de vacuno fueron incrementándose hasta 2004, fecha a partir de la cual se produjo una caída del censo situada en torno al 5%. Esta recesión se debe fundamentalmente al descenso de cabezas de ganado lechero (al igual que en el resto de la Unión Europea, la proporción de cabezas de ganado con aptitud láctea ha disminuido considerablemente a favor de un incremento en el de aptitud cárnica). A fecha 1 de enero de 2010 el censo vacuno español ascendía a 5.641.473 animales, de los que las hembras nodrizas de más de 24 meses eran 2.092.778 animales, lo que supone un ligero descenso respecto al año anterior, y cifras similares a las registradas en el 2007.

Vacuno para lácteos

Las previsiones publicadas por la UE muestran un retroceso a medio plazo (hasta el año 2013) de la producción de carne de en torno a 333.000 toneladas respecto a los niveles del año 2005. La cabaña de vacuno se reduciría en torno al 6%, sobre todo en animales destinados a la producción láctea, pero también debido a los ajustes de cada Estado por la aplicación de la Política Agraria Comunitaria (PAC). Francia, Bélgica, Holanda y España, que mantienen acopladas primas a la vaca nodriza, podrían expandir su capacidad de producción, según esas mismas previsiones de la Comisión Europea.

La evolución de la cabaña lechera de la Unión Europea ha ido paralela al desarrollo de la PAC, que ha actuado como motor de construcción. La Organización Común de Mercados de la leche y productos lácteos, creada en 1962, también ha evolucionado a lo largo de las últimas décadas, estando integrada actualmente en la OCM única.

foto
Foto: Liany Calavaro.
Respecto a las principales inquietudes del sector productor en España, cabe destacar el significativo incremento del coste de producción derivado de un aumento en el coste de las materias primas destinadas a la alimentación animal junto a otros insumos de manera paralela al coste de la energía fósil. Al mismo tiempo, el precio en origen de la leche sigue manteniéndose por debajo de los costes de producción, tras la importante bajada sufrida a lo largo del año 2008 y 2009, lo que ha situado al sector primario ante un problema de rentabilidad económica y ante una compleja situación para afrontar los elevados costes de producción actuales.

Situación del mercado internacional

La situación del mercado español de los lácteos viene condicionada por la situación del mismo mercado a escala internacional. Esta situación se tenía hasta ahora por coyuntural, pero empiezan a derivar en verdaderos cambios estructurales. La evolución del coste de las materias primas, tanto agrícolas como ganaderas, y las correspondientes a otros insumos, han alcanzado cotizaciones imprevistas.

Tras la caída sufrida a lo largo de 2008 y principios de 2009, la recuperación de los precios a nivel internacional a finales de 2009 se vio favorecida por un aumento de la demanda, sobre todo en China, y por la disminución de la producción en algunas regiones, sobre todo Estados Unidos. En 2009 aumentaron las exportaciones de todos los productos lácteos en relación a 2008, y en 2010 volvieron a aumentar respecto a 2009.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS