Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El equipo científico de Neiker-Tecnalia estudia cuidadosamente este mal ovino

Se dan pasos agigantados en el combate contra el Maedi Visna

Javier Montes de Oca Rodríguez07/02/2011

07 de febrero de 2011

Este virus mortal que afecta en el mundo entero a las poblaciones de ovejas, ha perdido una batalla contra la ciencia, puesto que este equipo vasco de investigadores científicos han establecido diferentes elementos que pudieran ser el comienzo de su control definitivo.

La enfermedad producida por el virus Maedi Visna (VMV) sigue siendo un padecimiento lento y fatal entre las ovejas de todo el mundo y particularmente entre las españolas, dónde se ha detectado en casi todas las comunidades autónomas. Esta infección, hasta el momento, no tiene ni tratamiento eficaz ni vacunas, por lo que un estudio que actualmente desempeñan investigadores del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (Neiker-Tecnalia), ha confirmado que deben de prevalecer los métodos de control que reduzcan el contacto directo con animales infectados.

Uno de los mayores logros de este estudio es haber detectado que la principal forma de transmisión de esta enfermedad es por el contacto directo con alguna oveja enferma y no tanto, cómo se creía, por el amamantamiento con calostro y leche contaminada por el Maedi Visna.

Esta penosa enfermedad, si bien no afecta en nada al ser humano, es producida por el primer virus en enmarcarse en el mismo grupo que posteriormente incluiría al Sida. El mismo se caracteriza por un cuadro clínico de pneumonía intersticial crónica, artritis, encefalitis y mamitis.

Según estas investigaciones vascas lideradas por la Dra. Iratxe Leginagoikoa, es necesario poder detectar rápidamente a los ejemplares enfermos y estabular los rebaños en buenas condiciones espaciales y muy ventiladas, minimizando de esta manera, el contacto con las ovejas contagiadas para evitar que se propague al resto del rebaño.

Esta penosa enfermedad, si bien no afecta en nada al ser humano, es producida por el primer virus en enmarcarse en el mismo grupo que posteriormente incluiría al Sida

El rol vital de esta investigación

La investigación de Neiker-Tecnalia escogió a 190 corderos de la raza ‘Latxa’ con un año de edad, entre los que habían algunos infectados. Entonces, se dividió en dos grupos, uno que se debió someter a alta presión de infección y otro aislado en una nave bien ventilada sin contacto con focos infecciosos. El resultado fue convincente: un 57% más de contagios en el primer grupo frente a ninguno en el otro.

Otras de las conclusiones que se obtuvieron mediante diversos experimentos fue la poca prevalencia en rebaños en cría extensiva en pastoreo y la muy alta prevalencia en rebaños en estabulación intensiva. Es decir, mientras más tiempo las ovejas pasen en los establos, mayor posibilidad de contagiarse. Asimismo, cómo explicó la Dra. Leginagoikoa “eliminar el virus de rebaños en producción extensiva puede ser barato y sencillo si se eliminan los pocos animales infectados y se administra calostro y leche libre del virus a los corderos”.

Igualmente, sigue siendo trascendental la lactancia en este ámbito, porque existe aún un alto índice de corderos nacidos de madres seropositivas, que luego por la leche y el calostro, se infectan también.

foto
La raza 'Latxa' fue el tipo de oveja escogido para realizar el estudio.

Cómo detectar el Maedi Visna eficazmente

Este grupo de investigación señaló asimismo como detectar sin equívocos este virus. Según afirmaron, el método comercial ‘Elisa’ de análisis de sangre funciona bastante bien entre los ejemplares adultos, mientras que la técnica ‘PCR’ (más costosa), lo hace mejor entre los jóvenes.

Eliminar el virus de rebaños en producción extensiva es barato y sencillo si se eliminan los animales infectados y se administra calostro y leche libre del virus a los corderos

Para verificar esta hipótesis se escogieron 25 animales seronegativos y 25 seropositivos confirmados por la técnica ‘Elisa’ de los que se tomaron muestras de suero, coágulo sanguíneo y células blancas. Así, se pudo comprobar que la ‘PCR’ detectaba la presencia del virus hasta en el 25% de las muestras negativas en el ‘Elisa’ y en todas las positivas.

No existen estudios anteriores sobre el empleo de protocolos de ‘PCR’ basados en ADN de coágulo sanguíneo y en el estudio de Neiker-Tecnalia se plantean posibles razones para explicar la buena sensibilidad asociada a este protocolo.

“Un hallazgo de utilidad práctica que además de mejorar la sensibilidad de la prueba, evita la necesidad de purificar leucocitos para aislar el ADN molde y abre una nueva puerta de diagnóstico de la enfermedad a través de las muestras de sangre coagulada”, señaló Iratxe Leginagoikoa.

De esta forma, esta investigación vasca aporta importantes planteamientos en el combate frente a esta enfermedad ovina, tales como la confirmación de la transmisión directa frente a la lactógena, así cómo las aportaciones referentes al diagnóstico que suponen un avance en la búsqueda de una metodología que maximice el éxito en detectar al Maedi Visna, facilitando de esta manera el control comercial de estos animales.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS