Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La subida de precios de los piensos ponen en peligro la viabilidad ganadera en Extremadura

21/01/2011

21 de enero de 2011

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos UPA-UCE Extremadura denunció recientemente la situación crítica por la que está atravesando el sector ganadero en esta región, motivada por los bajos precios a los que sigue vendiendo sus productos y la subida desmesurada de los costes de producción, fundamentalmente del precio de los piensos.

El secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas, acompañado por el coordinador de sectores ganaderos de la organización, Antonio Prieto, destacó que, en el último trimestre de 2010 y en lo que llevamos de 2011, la subida media del precio del pienso ha estado entre el 25 y 30% con carácter general.

Esta subida no ha beneficiado a los agricultores cerealistas, puesto que se ha producido cuando éstos ya habían vendido sus cosechas, pero ha hecho que “unos cuantos especuladores estén haciendo el agosto” y “tienen en una situación muy crítica a miles de explotaciones ganaderas en Extremadura, España y en toda Europa”, destacó Ignacio Huertas.

Como ejemplo, mencionó que a un ganadero le ha supuesto cebar a un cerdo en estos últimos meses un incremento de entre 25 y 30 euros como consecuencia de la subida del precio del pienso; para un ternero el aumento ha sido de más de 60 euros; en el caso del cordero, más de 4 euros por animal; para un pollo, una subida de 38 céntimos, y producir un litro de leche de cabra le ha supuesto un aumento de 6 céntimos por litro.

En términos generales, los costes de producción para el sector ganadero extremeño se han incrementado en más de 13 millones de euros hasta diciembre de 2010, como consecuencia del encarecimiento de los piensos.

Y esta subida de costes los ganaderos no la han podido repercutir en el precio de sus producciones por dos motivos, acotó esta organización:

Por una parte hay que recordar la debilidad que tienen los ganaderos en la posición negociadora con respecto al resto de la cadena alimentaria, que está haciendo que las diferencias en los márgenes comerciales sean cada vez mayores. Así, los ganaderos siguen cobrando lo mismo por sus productos pero cada vez tiene que hacer frente a mayores costes de producción, mientras que los consumidores cada día pagan más.

Por otra parte, hay que tener en cuenta la competencia desleal que sufrimos de importaciones de carne de países terceros, que no se les obliga a producir en las mismas condiciones que a los ganaderos europeos, pero sus productos vienen a competir con los nuestros y cada vez ocupan un mayor porcentaje en el mercado europeo de la carne.

Con esta situación, el sector ganadero en Extremadura, que supone un sector estratégico para nuestra región, con más de 25.000 explotaciones y que genera unos 30.000 empleos directos, está en una situación crítica y miles de explotaciones podrían desaparecer si no se toman medidas, sobre todo en el caso del porcino y el vacuno, que son los sectores que más pienso consumen.

Por todo esto, desde la organización UPA-UCE “creemos que hay motivos más que suficientes para salvar a la ganadería extremeña y, para ello, exigimos que se tomen las medidas necesarias”, concluyó el documento.

foto
Miembros de la UPA-UCE en plena discusión por la subida en precios del pienso.