Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Investigadores crean unos pollos que no transmiten la gripe aviaria

14/01/2011

14 de enero de 2011

Unos investigadores británicos han logrado mediante una modificación genética los primeros pollos que no transmiten el virus de la gripe aviaria, una enfermedad con graves implicaciones en la producción avícola mundial e incluso en la salud humana. Los animales son externamente iguales a los convencionales y no tendrían ningún efecto para el consumidor, explica uno de los autores del trabajo, el español Alejandro Núñez, especialista en patología de la Agencia Británica de Laboratorios Veterinarios (VLA), en Weybridge.

El trabajo, cuyos detalles se han publicado en la revista Science, ha sido liderado por Laurence Tiley, del Departamento de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cambridge. También han participado otros científicos del Roslin Institute, la Universidad de Edinburgo y la VLA.

Los investigadores manipularon los genes de los pollos a nivel del embrión insertándoles una cadena de ADN con unos objetivos muy claros: que produjeran una molécula 'trampa' de ARN (ácido ribonucleico) que se enlazara con la polimerasa del virus H5N1 de la gripe aviaria. Es decir, eso significa engañar al virus de manera que se interfiriera su duplicación y propagación.

A continuación, expusieron los pollos obtenidos a la cepa H5N1 y comprobaron que ninguno transmitía la enfermedad a sus congéneres aunque estuviesen en la misma jaula, en un reducido espacio. Los pollos infectados a propósito por los científicos seguían muriendo, pero no contagiaban la gripe a sus congéneres, fueran o no transgénicos.

Una vez alcanzan su madurez sexual, "los animales pueden utilizarse para la reproducción, incluyendo aplicación a nivel comercial, y generar un gran número de animales que porten dicha característica, es decir, la capacidad de expresar la molécula trampa", explicó Núñez.

El gran problema de la gripe aviaria es que, aunque afecta fundamentalmente a las aves salvajes, si entra en contacto con las masificadas aves de corral se extiende rápidamente. "Esto significa que sólo uno o unos pocos pollos resultarán infectados si la gripe aviar llega a una explotación avícola, y es en sí una gran mejora”, asegura Tiley.

"Los animales son sanos y no se ha demostrado ningún efecto secundario en ellos”, aseguró Núñez. Tampoco habría problemas para los potenciales consumidores. "La pequeña molécula sólo tiene efecto sobre el virus de la gripe aviaria", insiste el investigador español. "Además, quedaría completamente degradada tras la ingestión".

Núñez comenta que la modificación genética introducida sería útil incluso en el caso de que el virus mutara, algo muy habitual en cepas de este tipo. "Si el virus mutase de manera que la polimerasa ya no se uniese a la molécula trampa, resultaría también incapaz de unirse a su propio genoma y no podría por tanto replicarse", resume.

En la actualidad, la vacunación es el mecanismo de control más respaldado por la comunidad científica. Sin embargo, los autores del nuevo estudio aseguran que su estrategia ofrece "beneficios sustanciales". La fundamental es que, con la vacunación, el virus sigue pasando de un animal a otro y puede mutar. demás, Tiley y su equipo aseguran que su técnica es aplicable a otras especies domésticas que también padecen la gripe, como el cerdo, el pato o el pavo.