El número de explotaciones y el consumo de carne sigue cayendo paulatinamente en los últimos años

El sector ovino y caprino sigue perdiendo peso en 2009

Redacción Interempresas24/02/2010

24 de febrero de 2010

El año 2009 estuvo marcado en el sector ovino y caprino por el desacoplamiento total de las ayudas entre los dos, con el fin de facilitar la movilidad y reestructuración del sector. El pasado ejercicio fue de nuevo nefasto para el sector ovino, que ve cómo paulatinamente pierde peso en el panorama ganadero español. El sector caprino ha aumentado levemente el número de explotaciones, aunque en los últimos meses se está viendo afectado por un descenso espectacular de la exportación de leche.

Sector ovino

Es el sector que más ha notado la crisis en los últimos años dentro de la ganadería española y así lo demuestran las cifras, con una pérdida de renta continua por parte de los ganaderos, situándose en quinto lugar de entre las producciones ganaderas. Igualmente ha seguido descendiendo de forma paulatina tanto el censo como el número de explotaciones, que hasta el pasado mes de octubre había disminuido en un 2% respecto a las mismas fechas de 2008.

Igualmente la evolución de la producción ha experimentado en los últimos tiempos un claro retroceso, con un aumento de las importaciones y una caída de las exportaciones. Esta falta de oferta está haciendo que el precio de la carne ovina haya experimentado un ligero repunte, lo que se suma a la espectacular caída de consumo en España, situándose en 2008 en 3,4 kilos por habitante y año. Se espera que la reciente aprobación de la guía del etiquetado facultativo de la carne de cordero y cabrito ayude a incrementar el consumo, ofreciendo al consumidor una información adicional garantizando la calidad de los productos.

La evolución de la producción del ganado ovino ha experimentado en los últimos tiempos un claro retroceso, con un aumento de las importaciones y una caída de las exportaciones
foto
Los ajustes han provocado una pérdida de peso importante del sector ovino dentro del panorama ganadero español. Foto: Michal Koralewski.

Nueva normativa sobre la identificación electrónica de ovino y caprino

Se ha modificado la normativa de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina, con el objetivo de adaptarla a las modificaciones introducidas en la europea, al mismo tiempo que se amplían dispositivos que se pueden utilizar para la identificación de los pequeños rumiantes.

Hasta la fecha el sistema de identificación individual consiste, salvo determinadas excepciones, en una marca auricular y un bolo ruminal. Con la publicación de esta nueva normativa, el identificador electrónico seguirá siendo un bolo ruminal, no obstante, en los animales de la especie ovina y previa aprobación de la autoridad competente de las comunidades autónomas podrá sustituirse dicho bolo ruminal por una marca auricular electrónica.

Para los animales de la especie caprina, e igualmente previa aprobación de la autoridad competente de la comunidad autónoma correspondiente, el bolo ruminal podrá sustituirse por una de las siguientes alternativas: una marca auricular electrónica; una marca electrónica en la cuartilla de la extremidad posterior derecha; o un inyectable en el metatarso derecho.

Sector caprino

El panorama en el sector caprino no es tan pesimista, habiéndose producido un incremento en las explotaciones de producción de carne, repitiendo el número de sacrificios del año anterior. Eso sí, al igual que la carne de ovino, el consumo de cabrito sigue una tendencia a la baja. Quizás el problema más importante con el que se ha encontrado el sector en los últimos meses ha sido en el ramo dedicado a la leche caprina. Recientemente, el Marm se reunía con las organizaciones profesionales, las cooperativas agrarias, la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) y la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (Feagas), para analizar conjuntamente la situación actual del mercado de la leche de cabra que, en su vertiente internacional, atraviesa una coyuntura que preocupa a buena parte del sector. El factor principal causante de esta situación es el acusado descenso del comercio de leche de cabra entre España y Francia, que hasta el mes de septiembre se venía realizando de forma regular y que suponía una importante salida de leche hacia ese destino.

La rama del sector dedicado a la leche caprina está acusando una bajada importante en las exportaciones

Desde asociaciones como la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), se pide ayudas urgentes ante la caída alarmante de las exportaciones. Fidel Casillas, secretario general de la asociación en Huelva, solicitó además “garantías de recogida y de precios para los ganaderos”. En este sentido, Casillas recordó que “defendemos el contrato homologado como única forma para conseguirlo “y propuso al ministerio la elaboración de un plan estratégico que garantice la viabilidad del sector”. A su juicio, “en los últimos meses ha bajado la rentabilidad de los ganaderos como consecuencia de la importante reducción en las importaciones de leche de cabra española por parte de Francia a favor de la leche procedente de Holanda”.

foto
El número de explotaciones caprinas se ha mantenido estable en el último año. Foto: Philip MacKenzie.

El Marm homologa el contrato tipo de leche de cabra y oveja

El pasado mes de diciembre el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (Marm) homologó el contrato tipo de suministro de leche cruda de oveja con destino a su transformación en queso y otros productos lácteos destinados al consumo humano.

En el contrato quedan recogidas las normativas en vigor que la leche cruda debe cumplir referente a las condiciones higiénicas sanitarias. La presencia de colonias de gérmenes en leche cruda será de 500.000 por mililitro para elaboración de productos con leche cruda, y de un millón y medio para la elaboración de productos con leche tratada térmicamente. El precio que se establezca será la suma del precio base garantizado y del precio variable, que estará en función de la calidad aplicándose las respectivas bonificaciones o penalizaciones (tasa microbiana, células somáticas, etc.), y de las condiciones del mercado.

Del mismo modo, se acordó iniciar trabajos sobre otros temas de gran importancia, como la posibilidad de crear un contrato tipo específico para la leche de cabra. El contrato incluye el plazo de vigencia y define el producto, la cantidad, la calidad, la presentación, calendario y lugar de entrega, y cualquier otro aspecto relativo a la posición comercial, los precios y condiciones de pago.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS