Veterinarios de la Uco investigan la inmunidad del cerdo ante enfermedades víricas

06/10/2009

6 de octubre de 2009

Un grupo de veterinarios del departamento de anatomía y anatomía patológica comparadas de la Universidad de Córdoba investiga cómo se produce el síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS), que causa estragos económicos en el sector a nivel mundial. Como referencia, en Estados Unidos el National Pork Board valoró en 66,75 millones de dólares en las granjas de cría y 493,57 millones de dólares en las de cebo las pérdidas que generó el PRRS en el año 2005. 

El equipo de investigadores de la Uco, encabezado por el catedrático Librado Carrasco pretende estudiar el papel de los linfocitos T reguladores, células que modulan la respuesta inmune, y cumplen un papel clave en los mecanismos de defensa del organismo para combatir las enfermedades víricas. El problema surge cuando la respuesta de estos linfocitos T reguladores es desproporcionada, evitando que se desarrolle una reacción inmune eficaz, algo parecido a lo que ocurre en otras patologías víricas más conocidas como el Sida. “Hay virus como el PRRS, que centra nuestro estudio, que pueden modular la respuesta inmune del hospedador induciendo un aumento de la expresión de los linfocitos T reguladores como evasión del propio virus para no ser reconocido y, de este modo, que el organismo no genere una defensa ante él”, ha detallado el decano de la Facultad de Veterinaria, Librado Carrasco. Deducir el alcance real de estos linfocitos T reguladores, así como encontrar medidas eficaces de control frente al virus son los objetivos de este proyecto. 


foto
Inma Barranco realizando una prueba inmunohistoquímica, sobre tejidos, de las que han realizado para el estudio.

Se prevé que los futuros resultados de este estudio, para finales de 2010, podrían servir como transferencia de conocimiento y modelo para establecer hipótesis sobre otras enfermedades víricas con los mismos mecanismos. “Trabajamos con una especie más cercana y similar al hombre que las de otros modelos experimentales, cuyos estudios se centran en peces, y cuyos tejidos, órganos y sistemas se diferencian más de los humanos”, ha subrayado Carrasco.

Por otra parte, el impacto directo sobre el sector porcino se reflejaría en la elaboración de vacunas más eficaces para el control de la enfermedad (mediante la modulación de la expresión de los linfocitos T reguladores), que permitan el desarrollo de una respuesta inmune eficaz del organismo frente al virus del PRRS. El virus causante de esta enfermedad, perteneciente al género arterivirus, se caracteriza por una alta variabilidad genética, según apunta Carrasco. “Tiene diferentes cepas y están separados filogenéticamente por lo que es interesante comprobar si cepas tan distintas utilizan los mismos mecanismos patogénicos”. Por ello, el grupo de veterinarios cordobeses investiga con centros que experimentan en la misma línea con otras cepas, como la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia, el Centro de Investigación de Sanidad Animal de Madrid, el Veterinary Laboratories Agency (Reino Unido) y el Centro de Investigación de Sanidad Animal de la Universidad Autónoma de Barcelona (CReSA).

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS