Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La importancia del refuerzo inmunitario neonatal: integridad intestinal e inmunidad celular

Guillermo Pardo Pizarro

Jefe de producto de Ovino e Inmunoterapia de Laboratorios Ovejero

30/03/2020
En el momento del nacimiento, los mamíferos pasan de un ambiente uterino estéril a una directa y continua exposición a una gran cantidad de microorganismos. Los neonatos son capaces de tener reacciones inmunes, pero de tipo primario y con concentraciones muy bajas de anticuerpos, por lo que son especialmente sensibles a cualquier proceso infeccioso. La placenta de tipo sindesmocorial de los rumiantes no permite el paso de inmunoglobulinas de la madre al feto, por lo que la transferencia de inmunidad materna se produce a través de la ingestión del calostro.
foto

La ganadería intensiva expone a los animales a diversos desafíos inmunitarios durante su ciclo vital.

Transferencia y desarrollo de la inmunidad

La respuesta inmunitaria del rumiante neonato, debido a la ausencia de gammaglobulinas y el estado de escaso desarrollo de su sistema inmune innato, es llevada a cabo básicamente por la inmunidad pasiva transferida por la madre.

El calostro materno contiene las secreciones acumuladas en la glándula mamaria durante el final del proceso de gestación, y es rico en linfocitos e inmunoglobulinas. En el caso de los pequeños rumiantes, el principal componente son las IgG, seguidas en menor medida por IgM e IgA. Conforme el calostro se convierte en leche, las concentraciones de inmunoglobulinas van descendiendo.

La absorción intestinal de las inmunoglobulinas se lleva a cabo gracias una serie de mecanismos que evitan su degradación por el sistema digestivo:

  • Presencia de inhibidores de la tripsina en el calostro.
  • Bajo grado de actividad proteolítica del sistema digestivo.

Una vez en el intestino, son reconocidas por los receptores Fc de las células epiteliales del intestino (FcRn), son absorbidas y llegan a la circulación sistémica. La permeabilidad de la barrera intestinal para las Ig es limitada, pero si el encalostramiento es bueno, el neonato puede alcanzar rápidamente unos valores séricos de IgG similares a los de la madre. Las IgA se unen al componente libre secretorio del intestino (SIgA), manteniéndose durante más tiempo en la luz de este y protegiendo frente a infecciones entéricas.

La duración de esta inmunidad pasiva depende de varios factores:

  • Concentración de anticuerpos en la madre (calidad del calostro).
  • Nivel adecuado de ingesta del calostro.
  • Nivel adecuado de absorción del calostro.

Vacunación neonatal

Con una elección adecuada de coadyuvantes y una aplicación de adecuadas dosis de antígenos, puede darse una acusada respuesta inmune en los primeros días de vida.

Debemos tener en cuenta la inhibición de la síntesis neonatal de inmunoglobulinas producida por los anticuerpos maternos, el estado de escasa madurez de la inmunidad innata y la necesidad de unas dos semanas para el desarrollo de una respuesta inmune frente a la vacunación.

Conforme a esto, la vacunación dirigida a la protección del neonato en sus 2-3 primeras semanas de vida, debe de hacerse en la madre, con el subsiguiente aporte pasivo a través del calostro. Otra opción puede ser el aporte directo de un suero inmune al neonato.

Frivit Fort S

Desde Laboratorios Ovejero, pioneros en inmunoprofilaxia e inmunoterapia, incorporamos a nuestra línea Frivit de productos nutraceúticos dos nuevos productos, Frivit Fort y Frivit Fort S, destinados al refuerzo del sistema inmunitario.

La ganadería intensiva expone a los animales a diversos desafíos inmunitarios durante su ciclo vital (baja inmunidad neonatal, manejo, alimentación, ambiente, condición sanitaria…). Estos desafíos multiplican el riesgo de infecciones, por lo que es vital reforzar el sistema inmunitario a la hora de implementar estrategias de reducción del uso de antibióticos.

La mucosa intestinal juega un papel estratégico, pues además de su función digestiva, ejerce de barrera frente a los patógenos, contribuyendo positivamente al equilibrio inmunitario general mediante la generación de una respuesta inmunitaria local, y siendo decisiva en el rendimiento productivo de los animales. Entre los diversos productos obtenidos a partir de la fermentación de las bacterias gramnegativas nos encontramos con oligosacáridos, polisacáridos y lipopolisacáridos (LPS). Los LPS son capaces de ser reconocidos por los receptores TLR de las células epiteliales intestinales, estimulando la activación de células dendríticas induciendo la producción de interleucinas y defensinas antibacterianas, que activan la producción de respuestas inmune-efectoras que evitan la acción de microorganismos patógenos y su translocación al interior del animal.

Desarrollado con tecnología exclusiva de Laboratorios Ovejero, este pienso complementario enriquecido con imunogénicos (resultantes de los subproductos de fermentación) contribuye a reducir y optimizar el uso de antibióticos, favorece la integridad intestinal frente a alteraciones de la microbiota intestinal (clave para aumentar la actividad del sistema inmune), prepara el sistema inmune innato para dar una respuesta inmune mayor y más rápida, previene la rotura de la barrera epitelial y potencia el sistema inmune innato a través de la vía digestiva mejorando la respuesta a la vacunación y la producción de anticuerpos.

La administración de 0,40 g/día/animal de Frivit Fort S durante la etapa pre rumiante, ayuda al desarrollo continuo de su sistema inmune innato que, junto con la inmunidad pasiva maternal, refuerza la capacidad inmunitaria neonatal y prepara al animal para una mejor respuesta a los tratamientos vacunales.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.