Posicionamos su web SEO / SEM
Lleida acogerá el próximo 21 de noviembre la gala de entrega de los Premios Porc d'Or

Entrevista a Pedro López, responsable de los Premios Porc d'Or y director del BDporc

David Pozo06/10/2014

El sector porcino español vuelve a tener una cita. Es el próximo 21 de noviembre, esta vez en Lleida, donde 98 granjas de 10 CC AA optan a las codiciadas estatuillas de oro, plata y bronce de los Premios Porc d'Or, organizados por el Irta, con el apoyo este año del Ayuntamiento de Lleida y la colaboración de Zoetis y de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc) como co-organizadores. Pedro López, responsable de los Premios y director del BDporc avanza a Interempresas algunos de los detalles de esta 21ª edición y, sobre todo, analiza qué significa para una granja el hecho de obtener tan preciado reconocimiento. También hubo tiempo para analizar un sector, el porcino, cuya competitividad, según López, se basa en “la profesionalidad de nuestras empresas”.

foto
Pedro López, responsable de los Premios Porc d'Or y director del BDporc.

Lleida es la ciudad que acoge en esta ocasión la ceremonia de entrega de los Premios Porc d’Or. Las granjas catalanas vuelven a encabezar el ranking de nominaciones, pero especialmente destacable es el aumento, año tras año, de las nominaciones de granjas aragonesas. ¿Eso quiere decir que se está haciendo un buen trabajo en el sector porcino aragonés?

Sí, así es, a lo largo de las últimas ediciones las nominaciones correspondientes a explotaciones aragonesas han ido aumentado. Concretamente en esta edición hay cuatro nominaciones más que el año anterior, sumando un total de 30, lo que representa un 25% del total de nominaciones, y efectivamente esto revela que el sector porcino aragonés está haciendo un muy buen trabajo.

Indicar también que en estas últimas ediciones granjas aragonesas han obtenido varios de los Premios Porc d’Or especiales: el del MAGRAMA en el año 2008, el de Diamante en los años 2008 y 2010, y el de Máxima Productividad Numérica en 2010 y 2012. Y es que Aragón concentra aproximadamente el 22-23% del censo de reproductoras a nivel nacional, siendo una región con una evolución creciente en cuanto al censo y en cuanto al tamaño medio de sus granjas se refiere, cercano ya a las 1.200 reproductoras. Esto refleja las buenas condiciones de las que dispone esta región en relación a su extensión, a su potencial y a su tradición en esta actividad en todas sus provincias. El elevado número de granjas nominadas este año es un indicador también del mantenimiento de una muy buena sanidad durante 2013, lo que permite a los animales expresar todo su potencial genético y competir a un alto nivel, de la mano del excelente manejo por parte de los ganaderos.

¿Las granjas de qué otras comunidades autónomas también han ido ganando representatividad en los Premios Porc d’ Or?

Los Premios Porc d’Or están repartidos por toda la geografía nacional, lo que manifiesta el grado de profesionalidad del sector porcino español en su conjunto. Pero, independientemente del reparto de nominaciones por Comunidades, lo verdaderamente destacable es la evolución tan excelente de los resultados y de la eficiencia técnica en las empresas de porcino de nuestro país, lo que lleva a pensar que independientemente de las características geográficas del entorno y de las distintas condiciones climáticas que disponemos en nuestro territorio, los ganaderos han sabido ubicarse, adaptarse e, con la introducción de las mejores técnicas disponibles, ir mejorando cada año en todos los aspectos de la producción porcina, dirigiendo nuestro sector a posicionarse como segundo productor de Europa y cuarto del mundo.
foto

¿Qué ha cambiado en los Premios en sus más de 20 años de historia?

Los Premios Porc d’Or mantienen el mismo objetivo desde la celebración de su primera edición: reconocer la labor del sector y proyectar la magnitud e imagen de este. Pero lo que sí han hecho los Premios es evolucionar en muchos aspectos; el incremento del número de adheridos a BDporc ha supuesto que cada edición haya más competitividad a la hora de poder escoger a los nominados. Hasta hace unos años, entre las granjas nominadas que obtenían una estatuilla de oro, de plata o de bronce y las granjas que quedaban como nominadas de cuarta a octava posición, habían tres o cuatro lechones de diferencia y siete u ocho puntos de tasa de partos. Pero con los números que se manejan hoy en día en las explotaciones porcinas, las diferencias entre granjas se han estrechado muchísimo, siendo de décimas en muchas ocasiones o de uno o dos lechones en productividad y de tres o cuatro puntos en tasa de partos. Los Premios han sido testigos de la evolución tan espectacular de estas cifras, de las estructuras y de los modelos de granjas.

Por otro lado, en el año 2007 se introdujo un nuevo premio de categoría especial, el Premio Porc d’Or especial del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio ambiente (MAGRAMA), con el objetivo de premiar las granjas que cumplan mas rigurosamente con la normativa de bienestar, sanidad y medioambiente. Para esta edición 2014, se ha introducido también un cambio en los índices a premiar, sustituyendo el criterio de nacidos vivos por el criterio de lechones destetados por cerda de baja (LDCB), como un buen indicador del manejo en maternidad y bienestar de la cerda, así como del rendimiento productivo y económico de la granja.

Cabe también señalar la evolución del numero de asistentes a la gala de entrega de los Premios, consolidándose como un evento de referencia en el sector; así como la cada vez mayor presencia de empresas de diversas temáticas que apoyan este evento y nos acompañan en todas las localizaciones donde se ha ido celebrando en todos estos años (Lleida, Vic, Pamplona, Madrid, Barcelona y Zaragoza). Será el propio sector, protagonista principal de este acontecimiento, quien nos guíe hacia donde tienen que ir los premios y los cambios que haya que hacer.

foto
Antonio Cassanyé (izq.), gerente de Gescaser, junto al conseller d'Agricultura de la Generalitat de Catalunya, Josep M. Pelegrí (dcha.), en el momento de recibir el Porc d'Or de Diamante en la pasada edición.

El pasado año, Interempresas tuvo la oportunidad de entrevistar a Antonio Casañé, gerente de Gescaser, ganador del Porc d’Or con Diamante. ¿Qué significa para una granja conseguir el máximo galardón?

Para la organización y el jurado de los Premios Porc d’Or fue un orgullo y todo un honor entregar el máximo galardón a una empresa como la de Gescaser. Su gerente, Antonio Casañé, es uno de los claros ejemplos de excelente profesional del sector, con una formación y experiencia heredada de su familia en la actividad ganadera, que con una acertada visión de futuro y la motivación de mejorar día a día, ha llevado a su empresa a obtener muchas estatuillas durante estos últimos veinte años. Entre ellas el Premio Porc d’Or especial del Magrama en 2007 y, en 2013, el Porc d'Or con Diamante, por los extraordinarios resultados en todos los índices técnicos de su explotación, por su trayectoria, por su equipo humano y por sus excelentes instalaciones.

Este tipo de empresas no tienen límites, llegarán hasta donde ellos quieran. En mi opinión, el que una granja consiga este máximo galardón supone un reconocimiento a su trabajo, un punto más en cuanto a las metas a seguir obteniendo. Y le debe hacer sentirse, si cabe, un poco más orgulloso de su profesión, además de asumir también con responsabilidad lo que significa ser el mejor, ser la punta de lanza y la referencia a seguir.

Los Premios Porc d’Or van estrechamente relacionados a los datos incluidos en el Banco de Datos de Referencia del Porcino Español. ¿Qué representa esa herramienta para el sector?

Para participar en los Premios las explotaciones deben estar adheridas al BDporc. El BDporc es un servicio destinado al sector porcino español cuyo objetivo es proporcionar información de referencia a las empresas como herramienta de ayuda a la toma de decisiones, tanto tácticas, para el manejo en el día a día de los animales, como estratégicas y globales para la empresa, para conocer hacia dónde van las producciones y los modelos de explotación. Todo ello a través de lo que hoy en día se conoce como 'benchmarking' o análisis comparativo.

El BDporc es una herramienta muy útil teniendo en cuenta que las empresas de nuestro sector han crecido mucho en los últimos años y para su gestión técnico-económica se hace indispensable disponer de referencias y estadísticas precisas.

España continúa siendo el segundo país productor de la UE y cuarto del mundo, con una visión netamente exportadora. ¿Se vislumbra algún cambio de tendencia?

En mi opinión, desde el clima empresarial que percibimos del sector, la tendencia será la de seguir mejorando, siendo más eficiente y optimizando todos los costes, creciendo y reinvirtiendo (construcción de nuevas explotaciones, crecimiento de las existentes o reorganización de éstas en fases). Además de seguir incrementando las exportaciones de forma aún más organizada, buscando más opciones en el mercado, con grandes acuerdos y de forma competitiva, y ofreciendo un producto de calidad que sabemos producir muy bien y manejar en todos los eslabones de la cadena.

La industria porcina española no ha mejorado sólo cuantitativamente sino, sobre todo, cualitativamente. ¿Cuáles serian los elementos más destacables que ha hecho nuestro sector porcino más competitivo?

Efectivamente así ha sido, la industria porcina española ha mejorado en cantidad y en calidad. Pero esto no ha sido de un día para otro, detrás hay un trabajo de varias generaciones con mucha tradición ganadera que son las que empezaron a darle base y potencia a nuestro sector y que nos ha llevado en la actualidad a convertirnos en un país netamente exportador de carne, estudiando los mercados y ofreciendo una amplio abanico de productos para cubrir las necesidades de los consumidores.

Bajo mi punto de vista, los elementos más destacables de la competitividad de nuestro sector son la profesionalidad de nuestras empresas, sea del tipo que sea (familiares, cooperativas, integradoras, etc.), donde se han estructurado para disponer de volumen y donde se ha invertido muchísimo en tecnología y en todas las temáticas (sanidad, bienestar, genética, medioambiente, nutrición, equipamiento, etc.) para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de éstas. Y, sobre todo, a través del continúo auto-enriquecimiento de las propias experiencias hasta controlar al detalle todas y cada una de las fases.

Esta es la filosofía de las empresas porcinas españolas y su manera de entender este trabajo y solo así se garantiza la homogeneidad y calidad en el producto que tenemos hoy en día. Las empresas son conscientes de que estos son los pasos a seguir para mejorar la competitividad de la empresa, fijando unas metas a alcanzar y comprometiendo una serie de recursos y medios para poder ejecutarlo.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS