Actualidad Info Actualidad

Su implantación se está expandiendo rápidamente tras la pandemia

IoT, un acelerador clave para el retorno al crecimiento

Cristina Mínguez30/08/2021
Con la etiqueta “inteligente” presente en cada vez más dispositivos, resulta lógico que el IoT se haya posicionado como una de las tecnologías y tendencias más relevantes para el futuro de la industria TI. La automatización de procesos, reducción de costes operacionales y mejorar la experiencia del cliente, los principales puntos a favor de esta tecnología, además de la apertura de nuevos mercados y oportunidades de negocio tras la crisis.

Estamos en un momento de profundo cambio en el que tecnologías como el IoT juegan un papel clave, aún más tras la crisis internacional vivida por la pandemia. Según un estudio sobre Internet de las cosas publicado por EAE Business School, España se sitúa como el quinto país de Europa en cuanto a inversión en IoT, inversión ha ido incrementándose año tras año.

En este sentido, desde el grupo tecnológico GMV han notado un incremento significativo en el interés de las empresas por acometer proyectos IoT, en especial en el ámbito industrial. “Dicho interés está vinculado a la mejora de procesos productivos y optimización de costes, en especial en procesos donde la intervención humana no proporciona valor añadido significativo y que es susceptible de ser reemplazada por un sistema automatizado, redirigiendo dicha intervención humana a aspectos donde en verdad proporcionan valor añadido”, detalla Javier Hidalgo Sáez, arquitecto de Soluciones Sector Industria de GMV.

Para Hidalgo, dicha percepción se ve respaldada por publicaciones especializadas, en las que se apunta a que se ha producido un incremento en la inversión en el sector industrial en 2021, vinculado a la vuelta a la producción tras el fuerte impacto de la pandemia producida por la COVID-19 en 2020. “Este fenómeno se explica como una respuesta a la disminución observada en el año anterior, donde lo importante era salvar la producción, y como una lección aprendida de la pandemia, en especial el considerar un entorno donde la fuerza de trabajo puede no estar disponible en su totalidad o en parte. Dichas iniciativas, por su parte, buscan mejorar la eficiencia, reducir costes y mejorar la seguridad, en concreto en un escenario donde empleados y usuarios han visto incrementada su movilidad con respecto a escenarios precedentes”, explica el portavoz de GMV.

Imagen

“Para entender mejor cuál es el nivel de implantación de esta tecnología en nuestro país”, comenta Rebecca Crowe, managing director de Sigfox España, “recientemente hemos analizado más de 4.200.000 dispositivos conectados en España a nuestra red 0G, una red global específicamente diseñada para casos de uso IoT. Nuestra red está presente en el 75% del territorio, poseemos una cuota de mercado nacional del 40%, así que es un ejercicio interesante y válido para obtener una imagen fiel del sector”.

El análisis de Sigfox reflejó una gran desigualdad en la implantación del IoT en España. Mientras que las 5 primeras comunidades aglutinaban 2 de cada 3 dispositivos conectados (el 66%) y, las 3 primeras, casi la mitad del total, las 8 últimas apenas sumaron el 10% en conjunto. Madrid, Cataluña y Baleares lideran la implantación del internet de las cosas en España, aglutinando el 46% de los dispositivos conectados en 2020 mientras que, Extremadura, Cantabria y La Rioja son las comunidades con menor cuota de implantación de dispositivos IoT, no superando ninguna de ellas el 1% sobre el total. “Hay una gran diferencia entre los motores industriales y las áreas de costa frente al interior, si bien en estos últimos territorios destaca el caso de uso del IoT aplicado a la agricultura, que funciona como impulsor de esta tecnología en esas zonas”, destaca Rebecca Crowe.

Rebecca Crowe, managing director de Sigfox España

Rebecca Crowe, managing director de Sigfox España.

Sectores a la cabeza

Teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece y su crecimiento a corto plazo, cada vez son más las empresas que invierten en IoT, pero, ¿qué sectores están liderando la inversión en esta tecnología? “Aunque no hay datos consolidados del número de objetos conectados”, responde Roberto Beitia, presidente de Sarenet, “probablemente el sector más maduro sea el energético: generación y distribución eléctrica, y la industria de los hidrocarburos (petróleo y gas).

En este punto, Javier Hidalgo Sáez, de GMV, explica que, desde su experiencia, existe una apuesta por la implantación de tecnologías IoT vinculados al ámbito industrial -IIoT-, ya sea en actividades extractivas y productivas, como en las vinculadas a la transformación dentro del proceso industrial. “La razón para ello es que dichos proyectos suelen estar vinculados a iniciativas de sensorización en las que se busca obtener una mayor y mejor información del proceso productivo, con el fin último de implementar mejoras en dicho proceso, estando muy vinculada la generación de este tipo de proyectos a la percepción por parte de la alta dirección de la empresa de las ventajas a corto y medio plazo que se pueden obtener de este tipo de iniciativas”.

“Por ello, percibimos que el sector productivo, en especial la industria manufacturera y la logística, es el sector más maduro y proclive a acometer proyectos IoT, tanto en cantidad de iniciativas como en volumen de objetos conectados que forman parte de las mismas”, comenta Hidalgo.

Para Rebecca Crowe, Sigfox España, los planes de recuperación europeos han puesto el foco en la necesidad de avanzar en la digitalización de los territorios y mejorar nuestra conectividad y capacidades tecnológicas. “Continuando con el análisis del mapa del IoT hemos observado que, hasta ahora, los sectores más maduros en la implantación del IoT, son la agricultura (27,21%), las utilities (25,77%) y la gestión de instalaciones o facility management (20,63%). Siguiendo con el ranking, otras áreas de actividad destacadas por su elevada proporción de dispositivos conectados son la automoción (13,22%) o el retail (8,52%)”.

En este contexto, Rebecca destaca los esfuerzos que están llevando a cabo algunas de las comunidades a las que más afecta la despoblación y el fenómeno de “España vacía”, como es el caso de Castilla y León, que aglutina casi un 5% de los dispositivos conectados en España, principalmente, en el sector de la agricultura, pero no únicamente. Por ejemplo, en la provincia de León, el mayor uso está destinado al sector de las “utilities”.

Modelos de madurez de referencia

España ha sabido incorporarse a tiempo la revolución que está suponiendo el IoT y puede competir con otros países en el concepto de “producto conectado” que sale a su vez de las denominadas fábricas inteligentes.

Se puede decir que los nuevos modelos de negocio que se están desarrollando gracias a IoT, en general enfocados en reducir el consumo eléctrico y las roturas de fabricación. Se hace a través de la explotación del dato desde un punto de vista predictivo, pasando de comercializar un producto a vender un servicio con los nuevos KPI que demandan sus clientes.

En este sentido, Rebecca Crowe indica que la evangelización en torno a alternativas como el 0G pueden ayudar a afrontar uno de los grandes retos de la industria y el entorno del IoT: la escalabilidad. “Y, precisamente, creo que los proyectos que han vencido con éxito esta barrera, junto con la optimización de costes económicos y energéticos, pueden y deben ser tomados como referencia. Organizaciones como DHL, el servicio postal irlandés o PSA han llevado a cabo ambiciosos proyectos que incluyen la monitorización de cientos activos en toda Europa de manera eficiente y creo que se han labrado una verdadera reputación como referentes en IoT”, detalla.

En este punto, Roberto Beitia, Sarenet, explica que “en las empresas industriales, que es el sector que trabajamos más de cerca, podemos establecer diferentes niveles de madurez: escepticismo, estudio de posibles mejoras, implantación de sensores y segmentación de red de planta, recopilación y visualización de los datos (sin analítica), acumulación de los datos en silos para extraer información e identificación de puntos de mejora y seguimiento en base a objetivos”.

Roberto Beitia, presidente de Sarenet

Roberto Beitia, presidente de Sarenet.

“En lo referente a modelos de madurez, resulta interesante distinguir dos tipologías de proyectos IoT: por un lado, los proyectos IoT generalistas, y por otro lado los proyectos IoT de tipo industrial”, comenta Javier Hidalgo, GMV.

Como explica Hidalgo, en el caso de los proyectos IoT generalistas, resulta de interés el modelo de madurez definido por Nemertes Research, que identifica cuatro niveles dentro del proceso de madurez: Sin preparación (la organización carece de herramientas y procesos para abordar la iniciativa IoT); reactivo (la organización tiene plataformas y procesos para responder, pero no abordar de manera proactiva el problema); proactivo (la organización cuenta con las herramientas y los procesos para cumplir proactivamente frente el problema tal como se lo entiende actualmente); y anticipatorio (la organización cuenta con las herramientas, los procesos y las personas para manejar los requisitos futuros). En este sentido, la consultora ha identificado que las organizaciones que emprenden procesos de IoT exitosos se encuentran principalmente en los niveles proactivos y anticipatorios.

En el caso de los proyectos IoT industriales, advierte el portavoz de GMV, se han de considerar estadios de madurez diferentes: Informatización (cuando la maquinaria y la operativa industriales se controlan con sistemas informáticos con PLC, sensores y HMIs), Conectividad (los dispositivos se conectan a Internet y se hacen accesibles desde fuera de la fábrica, aplicando las medidas de seguridad apropiadas), Análisis de Datos (se recopilan y almacenan métricas de los sistemas de producción, y se establecen estrategias de análisis de los mismos para mejorar procesos de producción), Capacidad predictiva (los análisis emanados de la fase anterior conducen a patrones de mejores prácticas y se utilizan para realizar mantenimientos y cambios de procesos de manera proactiva), y Adaptabilidad (los servicios conectados y las plataformas integradas generan capacidades inteligentes como el aprendizaje automático y aplicación de inteligencia artificial.

Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Iberia

Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Iberia.

Impacto en los procesos productivos

Los avances IoT aplicados a la producción dan la posibilidad de dar instrucciones cada vez más precisas a la producción, aumentando las posibilidades de personalizar y configurar cada producto.

En este punto, Rebecca Crowe afirma que las empresas que emplean IoT y forman parte de la industria 4.0 ya obtienen diversos beneficios, como una mejor toma de decisiones, a través de los datos obtenidos durante la monitorización de activos, ya que se detectan antes los fallos y errores y facilita las posibles correcciones, así como el mantenimiento preventivo. “Además, posibilita conectar diferentes etapas de producción y obtener información a tiempo real y anticiparse a las necesidades de los compradores. La aplicación de nuevas tecnologías en el sector de la manufactura, por ejemplo, permite a las empresas ser competitivos en un terreno de enfrentamiento constante por ofrecer la mejor calidad y fidelizar al consumidor”.

También la calidad está siempre en el centro de la estrategia, expone Crowe. Actualmente, los fabricantes están invirtiendo en la creación de más y mejores puntos automáticos de control de calidad en la producción. Todo ello con el objetivo de localizar fallos, evaluarlos y corregirlos para mejorar la condición. Así se reduce el número de devoluciones, reparaciones, quejas o protestas por parte de los clientes y mejorará la confianza de los usuarios en la marca. Además, evita las interrupciones en el proceso de producción, se adapta con mayor agilidad a las demandas del mercado, mejora la visibilidad y el control de procesos y reduce los costes de producción.

“Creo que el IoT tiene la clave para impulsar el sector de la producción y la manufactura y hacerlo más competitivo”, finaliza la responsable de Sigfox.

Por otra parte, como explica Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Iberia, la protección de los datos y de los equipos se está convirtiendo en una prioridad cada vez mayor y más estratégica para las empresas del mundo industrial, impulsado por los procesos de transformación digital que conllevan la adopción de dispositivos inteligentes o la conexión de plantas productivas entre otras tendencias.

Este proceso de convergencia entre el mundo de las Tecnologías de la Información (TI) y el de la tecnología operacional (OT) -todo lo relacionado con las plantas de producción, gracias a las tecnologías de IoT y a un modelo de negocio más estrechamente conectado a la cadena de suministro- ha incrementado la complejidad de la seguridad de información.

“El IoT aporta numerosas mejoras al mundo industrial, la recopilación y el procesamiento de datos de los sensores de IIoT en los equipos permite a las empresas comprender mejor su flujo de trabajo, posibilita el mantenimiento predictivo y mejora la eficiencia y el rendimiento. Sin embargo, también lleva asociados retos, el principal es cómo conectar la tecnología operativa (OT) con el ecosistema digital corporativo, lo que implica seleccionar los datos relevantes de todo el conjunto de datos, convertirlos y enviarlos de forma segura a la aplicación de procesamiento en el entorno de TI”, subraya el portavoz de Kaspersky Iberia.

Javier Hidalgo Sáez, arquitecto de Soluciones Sector Industria de GMV

Javier Hidalgo Sáez, arquitecto de Soluciones Sector Industria de GMV.

Ciudades ¿conectadas?

Las ciudades inteligentes agregan “inteligencia digital” a los sistemas urbanos existentes, creando un entorno integrado e inteligente donde las soluciones de IoT se utilizan para interconectar, interactuar, controlar y proporcionar información sobre la multitud de sistemas, hoy en día fragmentados, dentro de las ciudades.

Las ciudades inteligentes, cuya esencia para Sigfox se basa en la sostenibilidad, “pueden ser aún más inteligente si están a la vanguardia en IoT; desde medir la calidad del aire o conectar bocas de incendio hasta contenedores de basura que emiten alertas al personal encargado de su gestión y mantenimiento o mejora en los servicios de métodos de transporte compartidos mediante capacidades de geolocalización”, manifiestan en la compañía.

En esta línea, desde Sarenet, comenta Roberto Beitia, “con el IoT vemos una optimización de los datos manejados para conseguir ciudades más habitables: seguimiento del nivel de polución para gestionar mejor el tráfico rodado evitando concentración de vehículos, recomendaciones de cuándo desplazarse para evitar aglomeraciones… También entra aquí el polémico tema del seguimiento ciudadano para evitar vandalismo y delincuencia”. En realidad, “más que hablar de ciudades conectadas, yo hablaría de ciudadanos conectados, elementos urbanos conectados y, por supuesto, vehículos conectados”, concluye Beitia.

Imagen

Asegurar el Internet de las Cosas

A medida que crecen los proyectos de digitalización, como IoT industrial, aumenta la conciencia de los riesgos asociados. De acuerdo con un informe de Kaspersky, para más de un tercio de las empresas europeas (35%), los ataques IoT se han convertido en una de sus principales preocupaciones en materia de ciberseguridad, superando a amenazas tan graves como las brechas de datos (10%) o los ataques a la cadena de suministro (20%). Para hacerles frente se requiere cada vez más la participación de profesionales de la seguridad, no sólo de los equipos de TI.

Como advierte Alfonso Ramírez, para que las infraestructuras industriales sean seguras, se requieren soluciones capaces de proteger los distintos niveles de éstas, incluyendo SCADA, DCS, PLC, MES, estaciones de trabajo de ingeniería y conexiones de red, con un enfoque holístico que garantice la seguridad de las empresas industriales y su infraestructura crítica. “Y no se trata únicamente de proteger los endpoints industriales, sino también de disponer de tecnologías de monitorización pasiva para identificar anomalías y detectar posibles intrusiones en la red”.

Además, Kaspersky está yendo un paso más allá para asegurar los entornos industriales con su concepto de Ciber Inmunidad. El objetivo es permitir un escenario en el que los ataques no puedan afectar a las funciones de un sistema. “El sistema ciber inmune se basa en el principio de que todo lo que no está permitido está prohibido. Esto significa que sus componentes sólo pueden realizar las funciones que se definieron durante el desarrollo. Asimismo, para que un sistema sea ciber inmune, debe desarrollarse según una metodología específica y con los componentes adecuados”, explica el director general de Kaspersky Iberia. Como resultado, la seguridad se convierte en una característica integral del sistema.

Las posibles consecuencias de los ataques al IoT

El IoT tiene la capacidad única de afectar tanto a los sistemas virtuales como a los físicos. Como explican desde la compañía Trend Micro, los ciberataques en los ecosistemas de IoT podrían tener efectos mucho más imprevisibles porque se traducen más fácilmente en consecuencias físicas. Esto es más prominente en el campo del Internet Industrial de las Cosas (IIoT), donde pasados ciberataques ya demostraron las consecuencias en cascada. En el sector de la sanidad, los dispositivos de IoT ya se utilizan para controlar a distancia las constantes vitales de los pacientes y han resultado muy útiles durante la pandemia. Los ataques a estos dispositivos pueden exponer información sensible de los pacientes o incluso poner en peligro su salud y seguridad.

Pero, ¿cómo asegurar el IoT? No hay una solución instantánea que pueda responder a los problemas y amenazas de seguridad. Para Trend Micro, pueden ser necesarias estrategias y herramientas específicas para asegurar adecuadamente los sistemas y aspectos más especializados del IoT. Sin embargo, los usuarios pueden aplicar algunas buenas prácticas para reducir los riesgos y prevenir las amenazas:

  • Asigne un administrador de las cosas.
  • Compruebe regularmente si hay parches y actualizaciones.
  • Utilice contraseñas fuertes y únicas para todas las cuentas.
  • Dar prioridad a la seguridad Wi-Fi.
  • Supervise el comportamiento básico de la red y los dispositivos.
  • Aplicar la segmentación de la red.
  • Proteja la red y utilícela para reforzar la seguridad.
  • Asegure la convergencia entre el IoT y la nube y aplique soluciones basadas en la nube.
  • Considere soluciones y herramientas de seguridad.
  • Tenga en cuenta los diferentes protocolos utilizados por los dispositivos de IoT.
  • Asegurar el uso intensivo del GPS.

0G, una alternativa en conectividad para IoT

En los últimos años no hemos dejado de oír hablar acerca de las grandes posibilidades que traerá el 5G para el despliegue del Internet de las Cosas. Sin embargo, hay muchas aplicaciones que no requieren de este nuevo estándar y que ya son factibles gracias a la tecnología 0G.

La tecnología 0G, impulsada por Sigfox, es una alternativa sencilla, de bajo consumo y largo alcance para el despliegue del internet de las cosas en dispositivos sencillos, que no necesitan transmitir grandes volúmenes de datos.

Esta tecnología se utiliza en sistemas de acceso de banda estrecha -baja velocidad de datos- y largo alcance -decenas de kilómetros-, orientados fundamentalmente a aplicaciones de IoT, particularmente aquellas que requieren de la conexión masiva de dispositivos sencillos, que no requieren transmitir gran cantidad de información.

“Para que las infraestructuras industriales sean seguras, se requieren soluciones capaces de proteger los distintos niveles de éstas, incluyendo SCADA, DCS, PLC, MES, estaciones de trabajo de ingeniería y conexiones de red, con un enfoque holístico que garantice la seguridad de las empresas industriales y su infraestructura crítica”. Alfonso Ramírez, Kaspersky
“Viendo el análisis del mapa del IoT hemos observado que, hasta ahora, los sectores más maduros en la implantación del IoT, son la agricultura (27,21%), las utilities (25,77%) y la gestión de instalaciones o facility management (20,63%)”. Rebecca Crowe, Sigfox
“En lo referente a modelos de madurez, resulta interesante distinguir dos tipologías de proyectos IoT: por un lado, los proyectos IoT generalistas, y por otro lado los proyectos IoT de tipo industrial”. Javier Hidalgo, GMV

“En el caso del IoT aplicado a las Smart Cities, vemos que se está produciendo una optimización de los datos manejados para conseguir ciudades más habitables y reducir del vandalismo”, Roberto Beitia, Sarenet

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos

REVISTAS

NEWSLETTERS

  • Newsletter Informática y Comunicaciones (Comunicaciones Hoy)

    18/07/2024

  • Newsletter Informática y Comunicaciones (Comunicaciones Hoy)

    11/07/2024

ENLACES DESTACADOS

Data Center World

ÚLTIMAS NOTICIAS

EMPRESAS DESTACADAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS