Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Tecnologías de la información y comunicación

Cuatro factores a considerar para el trabajo en remoto

Miguel Ángel Martos, responsable de Zscaler Iberia

13/05/2020

Con las medidas puestas en marcha por gobiernos y empresas para hacer frente a la crisis sanitaria de la COVID-19, que obligan a que un número de empleados nunca visto trabajen desde casa, es importante plantearse ciertos aspectos que podrían simplificar y agilizar la operación para cualquier organización.

La preocupación por la seguridad, la eficiencia y los costes están, para entidades de todo el mundo, en el centro de la “nueva normalidad”, y una plataforma de acceso remoto en la nube puede ayudar a resolver muchos de los problemas comunes que se encuentran al cambiar a un modelo de trabajo desde casa.

foto
Miguel Ángel Martos, responsable de Zscaler Iberia.

Para la buena salud de una organización, es esencial ayudar a los empleados que trabajan desde casa a continuar su actividad con las menores distracciones y obstáculos posibles. Estos cuatro elementos pueden ayudar a su organización a hacer una transición sólida hacia una nueva forma de trabajar a distancia.

Necesita aumentar la capacidad de su infraestructura

Cuando hay compañías con cerca del 100% de la plantilla trabajando desde casa, es importante darse cuenta del impacto que esto tiene en su actual infraestructura de acceso remoto. Muchas entidades están viéndose forzadas a duplicar, triplicar o incluso más, su infraestructura actual para poder soportar esta situación. Sin embargo, con poco o ningún tiempo de preparación y con un ancho de banda rígido, la escalabilidad para satisfacer la demanda no es fácil. Un aumento repentino de los trabajadores en remoto ejercerá presión sobre los recursos, provocando latencia o fallos, así como una pérdida de productividad.

Muchas organizaciones están recurriendo a las soluciones ofrecidas por la nube para apoyar sus nuevos modelos de trabajo desde el hogar. La adopción de un servicio de acceso remoto desde la nube, permite a las empresas ampliar rápidamente sus capacidades para mantener la productividad de sus empleados. Al asegurar la continuidad de los servicios, la posibilidad de que el brote tenga un impacto negativo a largo plazo en los resultados de la empresa se reduce.

El tiempo apremia

Muchas empresas han tenido poco más de una semana, algunas sólo días, para evaluar la situación del brote de coronavirus y aplicar políticas que obligaban a los empleados a trabajar desde sus domicilios. Responder a una nueva e inesperada necesidad de apoyar a una fuerza de trabajo totalmente remota, puede lograrse de varias maneras. Sin embargo, no todas las soluciones son prácticas para situaciones de urgencia.

La tecnología ya existente en la empresa implica una planificación de la capacidad, así como la compra y el despliegue de nuevo material, que puede llevar desde semanas a meses. Mientras tanto, las operaciones de la empresa se retrasan, aumentando la frustración de empleados y directivos en un momento en el que las tensiones ya son muy fuertes. Además, el despliegue de hardware a menudo exige la participación de distintos equipos, lo que aumenta aún más el tiempo de preparación y suele requerir el contacto personal, haciendo que sus empleados corran riesgos.

foto

Una solución de acceso remoto en la nube puede ayudar a mitigar estos obstáculos y puede desplegarse rápida y fácilmente, reduciendo el estrés y las dificultades en la entrada en operación de los empleados.

Otras empresas ponen en marcha múltiples proyectos de máquinas virtuales basadas en la nube como una forma de reducir el tiempo de despliegue. Sin embargo, la configuración de cada una de esas máquinas demanda la participación y la planificación de varios equipos, entre los que se encuentran Seguridad, TI y Administración, y las diferentes aplicaciones requerirán diferentes instalaciones de máquinas virtuales, añadiendo complejidad tanto para los usuarios como para los administradores.

Una solución de acceso remoto en la nube puede ayudar a mitigar estos obstáculos y puede desplegarse rápida y fácilmente, reduciendo el estrés y las dificultades en la entrada en operación de los empleados. Entre los beneficios de utilizar una solución de acceso remoto basada en la nube podemos mencionar:

  • Despliegue rápido - Se instala en días, no en semanas ni en meses. Los equipos pueden desplegar y gestionar una solución de acceso remoto basada en la nube rápidamente y desde cualquier lugar, eliminando la necesidad de empleados en local y cumpliendo con los requisitos de distanciamiento social.
  • Acceso global a escala - Independientemente de la ubicación del usuario, el dispositivo o la aplicación, una solución basada en la nube ofrece a los trabajadores un acceso seguro y rápido en cualquier lugar del mundo. Una solución basada en la nube no está limitada por la capacidad o el ancho de banda, lo que la convierte en una solución sensata para cualquier industria y empresa de cualquier tamaño.
  • Seguridad sin problemas - Los equipos de TI no necesitan tomar atajos de seguridad o hacer excepciones para adaptarse a la oleada de trabajadores en remoto. Una plataforma de trabajo remoto en la nube hace que la seguridad sea homogénea en todo el mundo, con un control granular por parte de los administradores para ampliar o limitar el acceso a usuarios y a las aplicaciones individuales.

Evite costes innecesarios

La preocupación por el presupuesto está en estos momentos en primera línea, por lo que recortar gastos innecesarios, siempre que sea posible, es una medida altamente sensible. La financiación de nuevo hardware, y quizás de capacidades exageradas, para apoyar temporalmente a una fuerza de trabajo en remoto, no es algo rentable, y organizar un equipo para su instalación puede llegar a ser un auténtico problema si además los empleados han recibido órdenes de permanecer en sus domicilios.

En cambio, un modelo de suscripción a la nube puede hacer que sus empleados reciban apoyo rápidamente y sin que su organización se tenga que comprometer financieramente a largo plazo. El objetivo es mantener a su empresa funcionando 'como hasta ahora', con una interrupción mínima de su operativa diaria, y una solución basada en la nube puede proporcionar una forma eficiente de hacerlo.

Las aplicaciones esenciales para su actividad deber ser rápidas y seguras

Los empleados remotos deben seguir siendo productivos en estos tiempos de crisis. Esto significa que deben comunicarse regularmente a través de videoconferencias, plataformas de chat y acceder rápidamente a las aplicaciones empresariales para realizar las tareas diarias. Pero tener trabajadores conectados desde redes domésticas desconocidas, utilizando una mezcla de dispositivos personales y gestionados por la empresa, puede crear superficies de ataque adicionales y dejar su empresa vulnerable a los ciberataques.

Las organizaciones pueden pretender mantener las políticas de seguridad solicitando a los trabajadores remotos que accedan a las aplicaciones internas mediante una solución de acceso remoto tradicional, como una VPN. Sin embargo, estas soluciones pueden ser en realidad la base para nuevos ataques. Con las VPN, que permiten a los usuarios remotos acceder directamente a la red corporativa, sólo hace falta un dispositivo infectado por el malware para poner en peligro la red. Adicionalmente, la experiencia del usuario a menudo se ve afectada por la VPN. Si los empleados experimentan retrasos y buscan la manera más rápida de hacer su trabajo, pueden intentar evitar los mecanismos de seguridad, exponiendo potencialmente la red de su empresa.

foto

Según explica Martos, "para la buena salud de una organización, es esencial ayudar a los empleados que trabajan desde casa a continuar su actividad con las menores distracciones y obstáculos posibles".

La productividad y la seguridad no tienen por qué ser incompatibles. Su empresa puede disfrutar de ambas gracias a una solución integral y garantizada en la nube que ofrece a los empleados un acceso rápido y sencillo a los recursos y aplicaciones que necesitan para realizar su trabajo, al tiempo que mantiene su red y sus aplicaciones invisibles en Internet.

Manténgase seguro y protegido

Con tantas incógnitas todavía en la crisis del coronavirus, es importante anticipar los desafíos que su empresa podría tener que enfrentarse con la afluencia de empleados trabajando fuera de la sede corporativa o sus sucursales. La salud y la seguridad de los empleados siguen siendo lo primero, pero además es necesario tomar medidas para mantener su empresa en funcionamiento y a sus empleados remotos productivos y protegidos.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.