Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
AWS Transformation Day 2018

Entrevista con Emmanuel Lagarrigue, Executive Vice President Strategy de Schneider Electric

Manuel Arenas05/12/2018

AWS se ha mostrado muy activo en lanzamientos y grandes eventos en los últimos meses. De las principales novedades lanzadas por la compañía para facilitar la transformación digital de las compañías hablamos en este artículo. Además tuvimos la oportunidad de entrevistar al vicepresidente ejecutivo de estrategia de Schneider Electric, compañía usuaria de la plataforma de AWS para IoT, quien, además de hablarnos sobre ésta, también nos cuenta cómo está siendo el proceso de digitalización del mercado energético.

AWS ha tenido un último trimestre de año repleto de eventos. El pasado 25 de octubre tuvo lugar en Madrid un evento local, el AWS Transformation Day 2018, enfocado a divulgar las posibilidades que ofrece AWS a las empresas y organizaciones que piensen en migrar a la nube. Es un evento eminentemente divulgativo, repleto de testimonios en primera persona por parte de representantes de empresas que ya tienen todos o parte de sus servicios migrados a la nube.

Por otra parte, del 26 al 30 de noviembre, se llevó a cabo en Las Vegas el evento anual re:invent de AWS, cuyo centro de atención fueron las novedades que AWS introduce en su repertorio de servicios de cara a ofrecer a las empresas y organizaciones más y mejores herramientas para desarrollar sus actividades en el contexto de un proceso de transformación digital, que ya no se plantea en términos de si se aborda o no, sino en términos de cómo y cuándo.

AWS, precisamente, tiene como objetivo dar respuesta a esas dos preguntas, cómo y cuándo. El cuándo, cuanto antes. El cómo es la respuesta que se va respondiendo a medida que se despliegan más servicios y soluciones.

foto

El AWS Transformation Day 2018, al que acudieron más de 300 ejecutivos, tuvo lugar el pasado 25 de octubre en el Estadio Wanda de Madrid.

Siguiendo y creando tendencias

En AWS, los servicios y herramientas que se despliegan se inspiran en las necesidades reales de las empresas y organizaciones que ya tienen despliegues en la nube y detectan carencias en el día a día, y en las tendencias que se detectan en el mundo IT y que necesitan de tecnologías y servicios que hay que “inventar” literalmente hablando.

Los orígenes de AWS están en el desarrollo de soluciones propias para los servicios que Amazon empezó a ofrecer años atrás. Una vez solventados los retos propios de la empresa, la multinacional empezó a compartir su plataforma con otras empresas que tenían necesidades similares, o que incluso tenían como objetivo imitar a Amazon. Y esa filosofía sigue vigente hoy en día. AWS se ha “independizado” de Amazon, y su negocio es el de ofrecer soluciones y herramientas a las empresas, pero sigue “inventando” constantemente con centenares de nuevas tecnologías anunciadas cada año.

De hecho, sin ir más lejos, ya hay instancias de EC2 que corren sobre procesadores ARM diseñados en la propia AWS a la medida de sus necesidades, con el foco puesto en la ejecución de microservicios, por ejemplo. Del mismo modo, allá por el año 2015, AWS anunció su entrada en el mundo IoT con GreenGrass, una plataforma optimizada para “hablar” con sensores de todo tipo y con dispositivos en “el Edge” en los que se pueden ejecutar tareas de IA para el procesamiento local de los datos, tales como el reconocimiento de imágenes.

 

foto

Miguel Álava, AWS Director, durante la Keynote inaugural del AWS Transformation Day 2018.

Tres años después del lanzamiento de GreenGrass, hemos tenido la oportunidad de hablar con Emmanuel Lagarrige, CSO en Schneider Electric, del uso de esta plataforma de AWS en Schneider Electric, así como de otros temas.

¿Cómo está siendo la transición tecnológica en el sector energético?

El sector en el que operamos tiene una doble transición. Es un poco como en el automóvil, donde hay una doble o triple transición como la del motor de combustión al motor eléctrico y el hecho de que el valor del coche está en decadencias. En nuestro sector hay doble transición. Por un lado, tenemos que en el futuro será más eficiente y económico producir nuestra propia energía. Además, necesitaremos más energía debido a la movilidad eléctrica. Es más, incluso hoy el TCO de una flota de vehículos es mejor con movilidad eléctrica.

Así pues, la energía se producirá de manera descentralizada, descarbonizada y digital. La única forma de manejar los recursos energéticos es mediante su interconexión.

Por otro lado, tenemos la transformación digital propiamente dicha. El mundo IoT en plataformas como Ecostruxure de Schneider Electric ha experimentado una evolución muy rápida. Hace tres años todas las empresas se preguntaban si tendrían que desarrollar su propia plataforma de IoT, y se empezaron a contratar desarrolladores de software e invertir en infraestructuras para ofrecer soluciones de IoT a los clientes. Los ‘Cloud vendors’ no ofrecían soluciones para estas necesidades.

A finales de 2016, los proveedores de Cloud empezaron a integrar el IoT en sus soluciones, acelerando el desarrollo de soluciones enormemente. Schneider Electric no es una empresa que se dedique a desarrollar software tradicionalmente. Con la llegada de soluciones de IoT por parte de proveedores como AWS nos permite centrarnos en los que sabemos hacer.

Esta doble transición es la que estamos abordando, y de un modo bastante rápido para lo que es marco habitual para una empresa industrial. Antes, los cambios se sucedían en ciclos de 5 o 10 años. Con IoT, los cambios han tenido lugar en 2 ó 3 años.

foto

Emmanuel Lagarrige, CSO en Schneider Electric, durante su intervención.

Estamos en un sector tradicional. ¿Cómo ven los clientes la adopción de la nube? ¿Cómo se les convence de que es la solución óptima frente a soluciones on-premise?

Es cierto que es un sector tradicional. Hay, de todos modos, sectores más receptivos que otros. En Oil & Gas o las Utilities la resistencia es mayor y se aferran a sus infraestructuras. De todos modos, ahora es habitual que los automatismos, los centros de datos y otros sistemas, estén conectado. El CIO se apunta a la conversación, y tenemos actitudes muy variadas.

En otros sectores como Food & Beverage son mucho más receptivos. Por ejemplo, quieren saber los datos de todas las plantas en el mundo acerca del Carbon Footprint. La única forma es a través de la nube, y dejan que suceda. Además, usamos un argumento potente como es la seguridad.

Las empresas hoy en día están conectadas y sujetas a ataques. El mejor sitio para llevar los recursos IT es a compañías como AWS que implementan medidas de seguridad muy potentes. La ciberseguridad es el argumento que más voluntades doblega.

¿Qué casos de éxito tenemos en España?

Hay centros de datos en España que llevamos nosotros. Por ejemplo, trabajamos con Telefónica en este aspecto. En general, España no es diferente al resto del mundo en cuanto a velocidad de adopción. Oil & Gas se resiste, Food & Beberage es más rápido, la banca y las operadoras de comunicaciones van súper rápido.

El apartado de la distribución de la electricidad va más lento, eso sí. Hay una voluntad de hacer las cosas de un modo diferente por parte del gobierno, lo cual puede que haya un cambio de tendencia en la descentralización de la generación de la energía. España tiene un parque de renovables de los mayores de Europa. No se ha invertido mucho en los últimos cinco o seis años, pero ahora lo que vemos es una perspectiva de crecimiento muy fuerte en los próximos 2 ó 3 años.

Muchas empresas se están posicionando para ser más sostenibles y reducir la huella de carbono. Grandes actores de infraestructuras como Acciona están apostando claramente por la revolución energética aquí y en todo el mundo. También estamos viendo un crecimiento importante en la electrificación del transporte. Es interesante el desarrollo de la electrificación de flotas.

¿Eso supone abordar tareas como la distribución de los puntos de carga, la facturación de la energía que se emplea para cargarlos…?

Exactamente, se trata de solucionar un problema de este estilo: imagina una empresa que tiene vehículos de reparto. Un cálculo del TCO de estos vehículos durante tres o cuatro años, y al final resulta que ya es más barato mantener vehículos eléctricos. Estos vehículos hay que cargarlos, lo cual implica tener una buena gestión de carga, una buena instalación, tener energía “verde” en muchos casos, etcétera.

Esta infraestructura digital es la que se impondrá en el futuro en las empresas. Sectores como la movilidad o los centros de datos precisan de una infraestructura de IoT bien ordenada y gestionada y digital.

¿Cómo cambia Ecostruxure en relación con la adopción de la plataforma cloud de AWS para IoT? ¿Hay oportunidades de negocio nuevos? ¿Se pueden ofrecer nuevos servicios bajo el paraguas de AWS en particular y la nube en general?

Exacto, si vemos lo que AWS es capaz de ofrecer, ahora que el 'stack' de IoT es tan completo y con más servicios que podemos incorporar, podemos proponer más valor para los clientes. Por ejemplo, en el caso de un cliente con una flota de vehículos eléctricos, su negocio no es cargar los vehículos. Esto permite ofrecer servicios como la Energía como Servicio (EaaS) donde podemos ofrecer a los clientes contratos de suministro de energía con un pago por kilómetro recorrido o por vehículo dejando en manos de Schneider la contratación de la energía, su origen, etcétera.

Con estas tecnologías IoT podemos desarrollar sistemas de mantenimiento predictivo para, por ejemplo, edificios. En EE UU trabajamos con la empresa KGS, con modelos de consumo eléctrico de las máquinas de aire acondicionado, de modo que puede identificar máquinas que consumen más de lo que debería. Así se puede revisar antes de que se averíe completamente.

En España, un gran motor del crecimiento económico es la exportación de máquinas. Tenemos un gran cliente que hace máquinas para lavar coches. Cuando exportan a todo el mundo, pueden monitorizar en tiempo real su funcionamiento. Pueden capturar fuentes de ingresos y ofrecer servicios más allá del mantenimiento. Por ejemplo, esta máquina de lavar coches usa jabones y detergentes. Antes los clientes compraban esos productos localmente, pero ahora se pueden enviar estos productos antes de que se acaben de forma proactiva.

Esto ayuda a muchas pymes españolas a ofrecer más servicios gracias a la conexión de las máquinas. Tenemos un producto, Ecostruxure Machine Advisor, que hace exactamente eso: ofrecer datos de funcionamiento en tiempo real y en cualquier parte del mundo.

foto

Como explicó Emmanuel Lagarrige, Schneider Electric es usuaria de la plataforma IoT de AWS.

El concepto de Smart City, ¿cómo ha evolucionado paralelamente al desarrollo de la tecnología?

En los años 2010- 2012 hubo mucho ‘hype’ con este tema. Ahora no lo llamamos Smart City, pero ocurre. Cuando tenemos sistemas de carga de coches eléctricos con su sistema de facturación y elección del origen de la energía que se usa, o en muchos edificios con control de temperatura o seguridad, estamos hablando de Smart Cities en el fondo.

Los actores son e muchos casos los municipios o los ayuntamientos, pero también hay una decisión interna de las empresas que buscan una mayor eficiencia y reducción de costes. Ya no es la Smart City un movimiento liderato por los ayuntamientos, pero sigue estando presente esta filosofía “Smart”.

Si hubiera un sistema de medición del grado de digitalización de Schneider Electric, ¿en qué punto estaría?

Estamos al principio. La idea la tenemos desde hace mucho tiempo. Conectar los elementos de máquinas y la automatización de procesos industriales existe desde hace décadas. Hace diez años empezamos a imaginar cuál sería el próximo paso, pero no teníamos la tecnología adecuada. No había cloud, ni IoT. Y no era plan de crear una infraestructura propia. Hubo un trabajo intenso de planificación, pero es solo desde hace dos años cuando estamos haciendo realidad estos planes.

Tenemos 1,6 millones de ‘assets’ gestionados con un crecimiento de un 25%. Un ‘asset’ es un edificio, una casa, una planta industrial, etcétera. Este crecimiento será exponencial durante al menos cinco o diez años más. Al tiempo que se introduce la IA, llegamos a la autonomía de los edificios. Edificios que se van a gestionar solos y donde las averías se van a reparar antes de que sucedan. De igual modo que se habla de coches autónomos se puede hablar de edificios autónomos, con energía generada de forma localizada. Tendremos un llamado “digital Twin” en la nube para simular procesos, por ejemplo.

Blockchain es complicado de modelar en cuanto a su aplicación en las industrias con las que trabajamos. Puede que se aplique allí donde haya una transacción. Y en IoT hay muchas transacciones de datos. Es probable que Blockchain se aplique a aspectos como la trazabilidad en sistemas industriales o en la energía que se consume, garantizando que su origen sea el que se ha elegido.

La computación cuántica es otro posible disruptor en el futuro. En sistema de gestión de centros de daros o de la red eléctrica puede jugar un papel importante. Solo estamos al principio: estamos viendo olas tecnológicas que aún no sabemos cómo poner en práctica.

Sobre la legislación energética que está cambiando en una dirección de revitalización de las renovables, ¿qué puede decir?

Vamos a ver un incremento enorme del consumo eléctrico. Si convierto los sistemas a sistemas eléctricos, el consumo aumenta. Además, todos usamos más tecnología tanto en el ámbito personal como a través de centros de datos que ofrecen servicios como los de streaming.

Los sistemas de regulación de la climatización también tienden a consumir más. Y habrá una mayor prevalencia de la generación de la energía de modo autónomo. En Europa y España veremos cada vez más cortes de luz. Este aumento del consumo no estará seguido por una puesta al día de las infraestructuras. Al menos de forma inmediata. Lo más factible será implementar sistemas de generación energética descentralizados.

También se verá un auge de las renovables: los clientes de las empresas, los accionistas o los propios empleados de las empresas exigen cada vez más que la energía sea sostenible. España está bien posicionada y con el cambio de marco legislativo España puede retomar el liderazgo en este campo.

El marco europeo también está cambiando, de modo que podremos tener una planta de energía en Andalucía, y exportarla a Alemania a través de las “autopistas” de la energía que se están instalando en Europa.

¿Alguna sugerencia para AWS y cómo mejorar sus servicios?

En la práctica ya lo hacemos. Tenemos grupos de trabajo que ya están proponiendo y sugiriendo cosas a AWS. Como, por ejemplo, la capacidad de entrenar modelos de IA bajo demanda para su aplicación en el Edge; pero sabemos que ésta va a llegar.

AWS Transformation Day: algunos datos

La Keynote inaugural del evento - al que acudieron más de 300 ejecutivos de alto nivel- estuvo a cargo de Miguel Álava, AWS Director, que compartió datos acerca del estado del cloud en España. Entre otros, pudimos ver cómo la banca o sectores como el de los seguros, están adoptando la nube sin demasiados temores. Hace años, estos sectores se mostraban recelosos con la nube. Pero ahora, es casi una necesidad migrar al cloud para ofrecer servicios de banca online, por ejemplo.

Thomas Blood, Enterprise Strategist en EMEA, siguió con la presentación aportando más datos: El 90% de los CEO piensan que su negocio se verá expuesto a la disrupción digital, pero menos de un 15% están bien posicionados para ejecutar una estrategia digital (datos de McKinsey). Hoy en día los ciclos de desarrollo de soluciones se han reducido de años o meses a semanas. Es vital llegar rápido al mercado, incluso con soluciones que en pocos meses van a necesitar ser mejoradas o cambiadas.

En la Keynote se presentaron casos de éxito como el Openbank, el Banco Digital del Banco de Santander, con 1,1 millones de usuarios. Los clientes digitales están sujetos a usos variables de los recursos online. Un mainframe propio tendría que estar dimensionado para abordar las cargas de pico de actividad, pero la mayor parte del tiempo se estarían infrautilizando recursos. AWS permite escalar en tiempo real los recursos asignados a los servicios. Lo cual repercute positivamente en el coste del servicio. Además, es mucho más rápido desplegar servicios en la nube que on-premise. Sin olvidar la parte de los servicios globales o la seguridad.

Schneider Electric también compartió su propia experiencia con AWS de la mano de Emmanuel Lagarrigue, EVP & Chief Strategy Officer, con quien conversamos. En el caso de Schneider Electric, el objetivo es el de aplicar los métodos de transformación digital a la gestión de la energía y su automatización. Los retos a los que se enfrenta la energía son importantes en el futuro cercano: la energía que manejaremos en 2040 será el doble de la actual. Además, la electricidad cobra protagonismo, superando ya en inversión al Oil and Gas en 2016.

Además, la energía se digitalizará a medida que el 'Grid' energético se mueve al 'Edge' descentralizándose. Existe un gran paralelismo entre esta tendencia y la de descentralización de la computación, complementando el Cloud con el Edge Computing. La plataforma Ecostruxure de Schneider Electric, precisamente, debe tener en cuenta esta descentralización de la energía y manejar tecnologías en el contexto del Internet de las Cosas.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.