Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Logística, almacenaje y transporte
“El presente es la Logística 4.0”

El COVID-19 acelera la transformación hacia la 'nueva logística'

Equipo Técnico de LYL Ingeniería

17/09/2020

La crisis del COVID-19 ha puesto a prueba al sector logístico y tensionado al máximo su capacidad de respuesta. Durante el período de confinamiento, el sector se ha enfrentado a un inesperado 'Black Friday' transformado en 'Black Quarter'. Esta situación ha mostrado los puntos fuertes y débiles de toda la cadena de suministro y señalado los procesos y las operaciones susceptibles de mejora. Robots para preparación de pedidos (picking) y clasificación (sorting), inteligencia artificial y soluciones de medición dimensional y pesaje son algunas de las respuestas tecnológicas al presente y futuro de la 'nueva logística'.

Ante un escenario con nuevos hábitos de compra y consumo instalados en la sociedad, un comercio electrónico disparado y unos centros logísticos que se han visto desbordados durante los últimos meses, los operadores logísticos han tomado conciencia de la necesidad de acelerar su transformación tecnológica. En los planes estratégicos de muchos de ellos esta tarea estaba prevista para un futuro cercano. Pero para mejorar el nivel de eficacia alcanzado durante el confinamiento y hacerlo sostenible y seguro en el tiempo, ese futuro se ha vuelto presente, incluso para aquellos operadores de comercio electrónico nativos digitales, a los que también la pandemia ha desbordado.

Las empresas de logística y transporte han experimentado un crecimiento de entre el 50% y el 60%, en función de la fuente consultada, en los envíos procedentes de comercio electrónico. Este crecimiento es parecido al que se alcanza durante el Black Friday. Así, podemos concluir que la saturación de los operadores no se ha producido por el crecimiento en sí, sino por su impredecibilidad y duración.

Por otra parte, muchas cosas no volverán a ser como antes. Las compras por internet ya forman parte del día a día de muchos ciudadanos hasta ahora no usuarios. El comercio electrónico ha crecido y crece de forma exponencial en volumen de demanda, oferta, operaciones, categorías de productos y mercancías a gestionar.

foto

Los grandes cambios no se avecinan, están aquí: se multiplican las tiendas on-line; se acelera la implantación y generalización del comercio electrónico B2B y B2C en sectores y empresas que no tenían prevista su implantación a corto plazo; surge la necesidad de agilizar los procesos para mejorar el tiempo de respuesta; para competir es imperativo ajustar costes en todos los procesos; los plazos de entrega se acortan para mejorar la experiencia de servicio; aumenta el número de SKU, el número de pedidos y también de reclamaciones; aumenta el protagonismo de una eficaz gestión de la logística inversa; aparece la preocupación por la seguridad e higiene de productos y servicios…

Si bien son muchas las incógnitas sobre el comportamiento de la economía, en general, y de los consumidores, en particular, una de las certezas que tenemos hoy es que una acertada estrategia e inversión para la transformación tecnológica de la 'nueva logística' resultará clave para competir con garantía de éxito en el futuro. Incluso en el más inmediato.

Experiencia de compra y fidelización

Para que el crecimiento vivido en estas fechas recientes se mantenga en el máximo nivel posible, la experiencia de compra y las estrategias de fidelización del cliente serán decisivas para mantener satisfecho a un consumidor cada día más exigente y, por supuesto, para captar otros nuevos. Estos consumidores tienen en casa o en la oficina un escaparate con miles de opciones donde elegir. Todo a un clic.

Para ofrecer una experiencia de compra satisfactoria y la consecuente fidelización del cliente, las empresas de comercio electrónico aumentarán la inversión en tecnología y logística: claridad, transparencia, rapidez y seguridad se unirán a la calidad y confianza en la marca, el servicio, el producto y el comercio.

Uno de los aspectos decisivos en relación con la experiencia de compra será el reparto. Ante productos cada vez más indiferenciados, el reparto será uno de los principales servicios que diferenciarán a una compañía de su competencia. No olvidemos que la venta es un servicio.

Capital humano vs automatización

Para entender la necesaria transformación que se está produciendo en el sector logístico también hay que tener en cuenta que durante los meses pasados la gestión de recursos humanos ha resultado sumamente compleja. La solución ante las bajas laborales y el aumento de la carga de trabajo para aquellas organizaciones poco preparadas tecnológicamente ha pasado por organizar y ampliar sus plantillas, con el consiguiente sobre coste de la masa salarial. La dependencia de dicho personal para los procesos de preparación de pedidos (picking) y clasificación (sorting), almacenaje, transporte y distribución no ha resultado tan complicada para los operadores más avanzados y preparados. La eficaz respuesta de la tecnología lo ha hecho posible, estableciendo el ejemplo y las pautas a seguir para aquellas organizaciones que van un paso por detrás.

foto

Salud, seguridad y tranquilidad

Las cuestiones relacionadas con la salud, la seguridad y la tranquilidad de las personas (empleados y destinatarios) también ha sido de muy diferente gestión entre las organizaciones tecnológicamente avanzadas y las que no.

Se prevé que estas premisas de confianza, incluidas las garantías de higiene y desinfección en los procesos de manipulación y transporte de bultos, seguirán preocupando a los compradores, aunque el riesgo de contagio disminuya, y que perdurarán como un nuevo valor diferencial.

Los operadores tecnológicamente preparados tienen adaptados los procesos desde la óptica de disminuir el contacto físico entre operarios y productos a lo largo de toda la cadena. En este sentido, los robots tienen especial relevancia, puesto que evitan el contacto físico en los procesos de preparación de pedidos (picking) y clasificación (sorting), entre otros, protegiendo del riesgo de contagios tanto a los propios operarios como a los clientes. Los robots evitan manipulaciones y permiten zonas 'limpias' en las instalaciones.

La nueva logística es tecnológica o no será

La crisis del coronavirus está dando lugar a un replanteamiento profundo en las operaciones de la cadena de suministro, la logística, la intralogística, la logística inversa y el transporte y distribución de todo tipo de mercancías.

Después de la pandemia y para seguir siendo competitivos, toda la cadena de suministro debe estar preparada para hacer frente a imprevisibles vaivenes de la demanda de productos, la necesidad de afrontar picos y valles de producción/venta/distribución, cuestiones relacionadas con la salud de las personas, la higiene de las mercancías y, por supuesto, las vinculadas a mejorar la eficiencia y rentabilidad de los procesos. En el nuevo escenario es imperativo impulsar la productividad, ajustar y reducir costes y flexibilizar la organización para adaptarla a cualquier nuevo presente. Se ha demostrado que los cambios son rápidos, imprescindibles y trascendentes.

Los diferentes operadores en centros de distribución, almacenes fabriles y transporte deben estar preparados para afrontar con las mayores garantías eventualidades sobrevenidas, como la del COVID-19. Flexibilidad, adaptabilidad, robustez, proximidad, agilidad, velocidad y precisión son conceptos integrados en las nuevas estrategias competitivas.

En este replanteamiento de los procesos, la implantación de soluciones tecnológicas en los diferentes procesos logísticos será la parte más visible de la transformación del sector logístico.

foto

Los robots protagonizan la transformación

Según un informe publicado por Markets&Markets, la reciente crisis podría impulsar la inversión en robots hasta duplicar el mercado mundial en los próximos cinco años.

Basados en la inteligencia artificial, los AMR o robots móviles autónomos son conocidos y operan con gran eficacia en muchos entornos logísticos. De hecho, no son una novedad en sí mismos. La novedad reside en su indiscutible reconocimiento como solución eficaz ante las necesidades de la 'nueva logística'.

Hablamos de una tecnología que provee soluciones eficientes, precisas, confiables, flexibles y de alta eficiencia para la gestión de almacenes, fábricas y cadenas de suministro.

Si centramos la funcionalidad en dos ámbitos clave de la cadena de suministro como son la preparación de pedidos (picking) y clasificación (sorting), los robots dedicados son una solución integral e integrada que responde a la presión del mercado debido al aumento del consumo, la gestión de inventarios con amplias referencias de almacén (SKU) y el costo laboral, es decir, a los grandes desafíos a los que debe hacer frente el comercio electrónico, los fabricantes y especialmente las empresas de distribución, logística y transporte.

Las soluciones robóticas son una opción flexible que se adapta a la situación y necesidad de cada momento para romper los cuellos de botella que se producen en la cadena de suministro. Además, no hay que olvidar que los robots son equipos diseñados para trabajar junto a los humanos, a los que libera de operaciones rutinarias, peligrosas o con riesgo de error.

Robótica e Inteligencia Artificial para preparación de pedidos (picking)

Se trata de soluciones tecnológicas precisas, confiables, flexibles y de alta eficiencia para la gestión de almacenes, fábricas y cadenas de suministro que mejoran la productividad y reducen el costo laboral de las operaciones. Los sistemas integran robots, sistemas de gestión, estaciones de preparación de pedidos (picking) y unidad de recarga.

Los robots, encargados de transportar las estanterías a la estación de picking, destacan por su tamaño compacto, gran resistencia mecánica, alta velocidad, precisión en los movimientos, navegación con código QR, sistema anticolisión, carga automática de batería, operación sin parar las 24 horas con carga automática y aprendizaje interactivo multi robot.

Estos sistemas son adecuados para operaciones de preparación de pedidos (picking) con multi-SKU, con mercancías de tamaño normal y en almacenes con superficies de cientos a miles de metros cuadrados. Los sistemas se pueden aplicar en comercio electrónico, comercio minorista, 3PL y en prácticamente todos los sectores industriales, como el sanitario, alimentación, automoción o moda.

Entre sus principales beneficios hay que destacar que ofrecen muy alta productividad y escalabilidad, reducen los errores de operación y disminuyen entre un 50%-70% el costo laboral y el espacio en almacén.

El retorno de la inversión es muy rápido si lo comparamos con otras soluciones con tecnologías anteriores. El período medio de recuperación se sitúa entre 2 y 3 años.

Otro aspecto interesante es que el plazo de entrega y puesta en marcha de una instalación de este tipo es de unos 3 meses. El sistema aporta una gran flexibilidad de adaptación a las necesidades de cada momento. Así, por ejemplo, la instalación puede ampliar el número de robots para cubrir épocas de gran rotación. Simplemente programando y sumando nuevos robots a los ya existentes, estos estarán operativos en horas.

El riesgo de la inversión también resulta comparativamente más interesante. Menor riesgo por la gran flexibilidad del sistema, que incluso permite la reubicación a una nave distinta, por ejemplo, sin necesidad de grandes dispendios para la adaptación y puesta en marcha.

En referencia al espacio de almacén, los robots lo maximizan y aportan un ahorro de hasta el 30%.

foto

Robótica e Inteligencia Artificial para Clasificación (sorting)

Los sistemas de clasificación (sorting system) integran robots, bandejas y bandas de transporte, lectores de código y estación de recarga. Los robots se encargan de transportar los paquetes a las diferentes ubicaciones. De este modo, mejora la productividad y reduce el costo laboral de las operaciones.

El comercio electrónico impulsa un modo operativo más rápido y eficiente en los sistemas de clasificación (sorting). El modo tradicional manual de clasificación dificulta el cumplimiento de estas exigencias, así como la de conseguir un sistema de clasificación escalable. Mantener este modelo significa alto coste administrativo, posibilidad de dañar el paquete, poca flexibilidad y un largo período de retorno de la inversión.

Los robots para clasificación (sorting) proveen una clasificación automática rápida a través de la cooperación con el equipo de lectura de códigos y el transporte del paquete a la ubicación correspondiente. El sistema de clasificación de paquetes puede programar muchos robots para que operen al mismo tiempo y de forma precisa.

Las soluciones robóticas para clasificación (sorting) ofrecen una opción flexible que se adapta a la situación y necesidad de cada momento para acabar con las ineficiencias que provocan los sistemas manuales en el proceso de clasificación.

Sus principales ámbitos de aplicación se encuentran en el proceso de clasificación de los servicios de correo postal, servicios de paquetería y comercio electrónico, para clasificación de paquetes pequeños y medianos.

Entre sus principales beneficios destacan una entrega de paquetes más rápida y precisa, capacidad de programación inteligente y flexible, posicionamiento y movimiento rápidos y estables, carga automática avanzada, una mayor eficiencia de clasificación estimada entre 10.000-20.000 paquetes/hora, un ahorro del 80% en costos de mano de obra, disposición flexible de los robots según la carga de trabajo, retorno de la inversión a corto plazo dentro de los 12 meses siguientes a la implantación, menor riesgo de la inversión por su gran flexibilidad y una alta productividad.

Conclusión

A lo largo de las últimas semanas han ido apareciendo noticias en la prensa nacional e internacional relacionadas con la aceleración de las estrategias de implantación de robots por parte de algunos de los más importantes operadores logísticos. El presente es la Logística 4.0, aquella que hace referencia al conjunto de tecnologías digitales e inteligentes que persiguen encontrar la eficiencia de los movimientos de los materiales y los productos, ya sea en una fábrica o en un almacén. La 'nueva logística' avanza a grandes pasos hacia una hibridación con el internet de las cosas y los servicios en la nube.

Decíamos antes que los robots son los protagonistas de la transformación del sector de la logística, por aquello de su visibilidad. Sin embargo, seguramente solo son la punta del iceberg de la 'nueva logística', es decir, de algo mucho más profundo y transversal que en muy poco tiempo cambiará las reglas del juego a favor de los operadores mejor preparados para responder a las imposiciones de una demanda más amplia, cambiante, impredecible y mucho más exigente.

Empresas o entidades relacionadas

LYL Ingeniería, S.L.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Easyfairs Iberia Empack-Logístics

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS