Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

"2021 es extraordinario, nos hace pensar en algo muy grande"

Entrevista a Marcello Carraro, CEO de Antonio Carraro

Ángel Pérez22/11/2021

Sonriente, relajado, amistoso, con esa dulce sensación que otorgan los buenos resultados. Así nos recibe Marcello Carraro en el amplio stand de su empresa en el Pabellón 36 de EIMA 2021. Media hora larga de entrevista, donde analiza la situación de la compañía, capaz de obtener los mejores resultados económicos en este delicado escenario que dibuja la pandemia. Junto a él, Justo Sampayo, director general de la filial ibérica, que en 2022 cumplirá 25 años y para quien tiene también palabras de felicitación y agradecimiento.

Antonio Carraro simboliza la tradición familiar en la fabricación de tractores. Su actual CEO, Marcello Carraro, representa la tercera generación desde que en 1910 su abuelo Giovanni construyera la primera máquina agrícola multi funcional y, posteriormente, en 1960, Antonio, el más joven de sus seis hijos, lanzara el primer tractor mono eje 'Scarabeo'. Ahora, la compañía vive uno de sus mejores momentos, con una amplia gama de tractores especializados y un volumen de ventas en progresión.

foto
Marcello Carraro, en el stand de su empresa en EIMA 2021.

Empecemos por los números. El año pasado se dispararon sus ventas, ¿cómo cree que cerrarán este 2021?

2020 fue muy bueno, el mejor año de nuestra historia en cuanto a ventas, con récord de facturación a pesar de que durante los primeros meses de COVID-19 pensamos que habría problemas. Pero este año es extraordinario, con un nivel de pedidos que nos hace pensar en algo muy grande. En Italia se ha puesto en marcha la Ley 4.0, que espero llegue también a España, que ofrece a fondo perdido hasta el 40-50% en la compra de un tractor. Esto seguramente ha ayudado mucho. Vivimos un momento excepcional y esperamos seguir así, pero surgen ahora problemas en la producción porque el aprovisionamiento es difícil y nos vemos obligados a modificar el programa productivo en función de la disponibilidad de materias primas. Confiamos en que las cosas se vayan solucionando en las próximas semanas, pero no sé qué puede suceder y, de hecho, ya hay fábricas de automóviles y de tractores que se han visto obligadas a cerrar temporalmente. Creo que nuestra producción la tenemos asegurada hasta finales de año, pero esto lo sabemos hoy, mañana pueden faltar neumáticos, motores, volantes, etc.

Consiguieron cerrar el año con récord de facturación, pero, a nivel de empresa, ¿cómo han vivido estos 20 meses desde que empezó la pandemia y en qué situación salen de ella?

Hemos vivido momentos complicados, sobre todo porque no sabíamos qué iba a suceder. Afortunadamente, en nuestro caso solo estuvimos cerrados durante tres semanas, pero surgió de repente un gran problema que nos ha cambiado la vida. La mascarilla, la distancia social, etc. nos ha obligado, por ejemplo, a modificar en la empresa el servicio de restaurante, establecer turnos concretos o a vigilar los espacios en la línea de montaje, entre muchas otras medidas adoptadas. Es duro y me temo que no volveremos a la situación anterior porque la pandemia no ha terminado, ni mucho menos.

¿Cuáles son los principales objetivos que se han trazado en términos empresariales a corto, medio y largo plazo?

Observamos una posibilidad de crecimiento hasta duplicar nuestro volumen actual de producción, porque esta tipología de tractor compacto, isodiamétrico, que puede trabajar en condiciones particulares, no es todavía bien conocida en todo el mundo. Este año llevamos facturados 106 millones de euros y posiblemente cerraremos en torno a los 125 M€, pero mi visión es que podemos llegar a los 200 M€ más adelante. No es fácil, es un proceso largo, difícil, que debemos extender en más países porque no toda la gente conoce la utilidad de estos tractores, ya que los consideran similares a los estándar de la misma potencia. Posteriormente, cuando los prueban y los entienden, tenemos cliente para toda la vida.

¿Seguirán enfocados en el tractor especializado o tienen previsto ampliar su catálogo, ya sea con tractores estándar o bien con implementos?

En estos momentos, solo pensamos en tractores especializados. Mi idea es buscar colaboraciones con fabricantes de implementos, pero siempre implementos especializados, para, de esta forma, poder adaptar juntos nuestros productos. Ahora hemos puesto en marcha un proyecto de tractor híbrido, en colaboración con Ecothea —start-up de la Universidad Politécnica de Turín especializada en el diseño y la prototipación de vehículos eléctricos para la aplicación en maquinarias agrícolas—, y con un consorcio de productores de vino.

foto
Marcello Carraro con Justo Sampayo delante del nuevo tractor híbrido presentado en la feria.

¿Puede llegar antes la electrificación en los tractores especializados, dada la limitación de potencia que tienen?

Hace algunos años venimos realizando estudios sobre electrificación. Hoy en día, la única solución funcional para tractores compactos es la presentada en EIMA 2021, que es un modelo híbrido. Actualmente tiene un coste muy caro, pero creo que en un año se podrá vender a un precio razonable para un uso apropiado. La tecnología no ha llegado por ahora a ofrecer una solución completamente eléctrica para un tractor compacto. Lo hemos estudiado con fabricantes de motores eléctricos y, en estos momentos, creemos que no es posible. ¿Quién sabe si en dos años será una realidad? Nosotros seguimos estudiando porque estamos interesados en profundizar en el concepto de tractor eléctrico.

También lanzan una novedad en el servicio posventa: las gafas interactivas HoloMaintenance. ¿Está su Red de Concesionarios preparada y actualizada para ofrecer este servicio y, en general, para afrontar el reto de la digitalización?

Hoy, no están todos los concesionarios preparados, pero lo estarán en breve porque el sistema es fácil de utilizar. Es algo nuevo que necesita tiempo para su implementación. Nosotros lo lanzamos pensando sobre todo en el mercado de Nueva Zelanda, donde nos resulta muy difícil ofrecer asistencia remota. Hemos realizado una primera prueba al tratarse de un país muy lejano donde vendemos bastante y tenemos una gran necesidad de intervención, y debo decirle que todo ha funcionado muy bien. Es cierto que en otras zonas, como los países del Mediterráneo, la cultura del concesionario es diferente y este proceso irá más despacio. Pero con las nuevas generaciones esperamos ir implementándolo.

Si hablamos tanto de Agricultura 4.0, ¿podemos hablar también de una Antonio Carraro 4.0? Porque digitalización y transmisión continua forman un binomio perfecto.

Ya estamos vendiendo tractores llamados 4.0, lo cual no es solo una denominación para favorecerse de la financiación, sino también por su utilización en carretera y en campo, con soluciones como el guiado automático. Sabemos que en un tractor compacto este tipo de herramientas 4.0 son más difíciles de aplicar que en un tractor de campo abierto, pero seguimos trabajando de cara al futuro en esta línea.

¿Cómo cree que será el tractor del futuro? ¿100% eléctrico, sin conductor…?

Es difícil predecir. El tractor autónomo es una tecnología en la que también estamos trabajando, pero no es fácil aplicar en tractores compactos. De momento, lo vemos algo lejano. En tractores compactos no se trata solo de controlar la propia máquina, sino que el agricultor necesita también un control muy preciso de la labor efectuada por los implementos, como por ejemplo sucede con los atomizadores con mucha electrónica, donde hay que vigilar al detalle las aplicaciones, la distancia, cómo se trabaja el terreno, etc. De todos modos, en Antonio Carraro seguiremos adelante recordando cómo empezamos, que fue escuchando a los agricultores, conociendo sus ideas de futuro y observando la evolución de los cultivos con el fin de interpretar lo que necesitan.

foto

La nueva Serie Tora fue una de las grandes protagonistas en Bologna.

Ahora, las fábricas están sufriendo la escasez de materias primas, junto a la fuerte subida de precios por temas logísticos y energéticos. ¿Tienen ustedes capacidad para asumir este incremento de costes, teniendo en cuenta que venimos de unos años con cambios sucesivos de la normativa de emisiones y de motorizaciones, lo cual también ha afectado a los costes?

Es difícil. Podemos resistir durante un tiempo, pero al final debemos repercutirlo. Este año hemos aplicado dos aumentos de precios, que se ajustan en función de las políticas de descuento. He observado que, en general, la gente lo ha aceptado y en algunos países donde existen importantes ayudas, como en Italia, no se percibe tanto el incremento.

El sector de la mecanización agrícola vive unos momentos muy intensos, con numerosas operaciones empresariales (adquisiciones, fusiones, acuerdos, etc.). Ante este escenario, ¿seguiremos viendo próximamente una Antonio Carraro tal y como la conocemos actualmente o está abierta a operaciones de este tipo?

No tenemos necesidad de acuerdos en este sentido. En el segmento de tractores especialistas, prácticamente estamos tan solo nosotros y el Grupo BCS, un competidor al que estimo y con el que hablamos en ocasiones. Pero no creo que una gran multinacional se pueda interesar en nosotros. Antonio Carraro va bien, tanto a nivel de costes como de finanzas. Nosotros tenemos una mentalidad diferente, yo siempre digo que no somos 'industriales' sino de 'gran arte' al aplicar la filosofía tailor made tractor (tractor a medida) porque fabricamos muchos modelos diversos en función de las necesidades de los clientes, y esto un gran fabricante difícilmente lo puede ofrecer.

¿Cómo observa el futuro de las ferias comerciales, tipo EIMA? La experiencia digital no resultó todo lo exitosa que se esperaba y, sin embargo, esta vuelta a la presencialidad ha superado las expectativas.

No lo sé. Es muy difícil de decir. Yo personalmente prefiero las ferias en persona, pero ya tengo cierta edad y habría que conocer la opinión de los jóvenes sobre este tema. He estado muy contento en EIMA 2021, después de tres años sin contactos personales con el cliente, lo cual es muy importante para nosotros. Y no creo que esto pueda sustituirse por una feria digital. Como usted sabe, el año pasado se probó con una iniciativa así y es muy diferente.

foto
El CEO de Antonio Carraro se muestra muy agradecido a los casi 25 años de trabajo y éxitos de la filial ibérica que dirige Justo Sampayo.

25 años de "gran exito" de la filial ibérica

El próximo año, Antonio Carraro Ibérica, filial responsable de los mercados español y portugués, cumple 25 años. Un periodo de "gran éxito", a juicio de Marcello Carraro. "La creación de la filial fue una idea de Manel Roig, que trabajaba para Parés Hermanos, después fundó Pymsa y a continuación Antonio Carraro Ibérica. Ha sido un periodo de continuo crecimiento que lo inició el propio Roig, lo ha seguido Justo Sampayo y esperamos que siga en el futuro. Estoy muy contento con los resultados obtenidos y contamos con concesionarios que trabajan con nosotros desde hace muchos años".

El CEO quiso aprovechar la oportunidad para enviar "un mensaje de continuidad y felicidad" a Sampayo y todo su equipo. "Confiamos en seguir creciendo en España y Portugal, y la idea es que a través de la Ibérica reforcemos nuestra presencia en los mercados sudamericanos, donde estamos avanzando poco a poco gracias al trabajo desarrollado desde aquí", concluyó.

Empresas o entidades relacionadas

Antonio Carraro Ibérica, S.A.U.