Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Las escaleras de mano en el ámbito laboral tienen que cumplir con la normativa específica EN131. Se requiere comprobarlas antes del uso y valorar los riesgos que conlleva su utilización para prevenir accidentes en el trabajo

Elección y formación, las claves para evitar el riesgo de caída con escaleras

Carmen Álvarez Amor, gerente de Hispano Industrias Svelt S.L.

30/06/2022

La escalera de mano fue el primer equipo de trabajo que el hombre inventó con su intención de llegar más alto. Así lo ponen de manifiesto las pinturas rupestres de la época Paleolítica en la Cueva de La Pasiega en Puente Viesgo (Cantabria) o Toquepala en Perú. En sus orígenes se fabricaba en  madera y caña para luego evolucionar en acero, aluminio, fibra de vidrio, fibra de carbono, e incluso plástico. Hoy en día, su uso es frecuente en todos los sectores para llevar a cabo trabajos temporales en altura. Por ello, suele estar presente en todos los centros de trabajo como uno de los medios auxiliares más utilizados, al considerarse una 'herramienta de oficio' versátil, ligera y de fácil manejo.

Su uso es considerado de riesgo cuando la altura supera los 2 m, fundamentalmente por el riesgo de caída a distinto nivel, pero no debemos infravalorar los riesgos a cualquier altura y tener muy en cuenta su peligrosidad. Como norma general, el uso de una escalera como puesto de trabajo se reservará para aquellos supuestos en los que la utilización de otros equipos de trabajo (andamios, máquinas elevadoras, plataformas, etc.) no esté justificada, bien por el bajo nivel de riesgo, por el tiempo reducido de uso y a baja altura, o por las características del lugar de trabajo (ejemplo espacio reducido que es imposible modificar).
foto
Taburete de 0,90 cm de altura de plataforma equipado con guardacuerpos para asegurar al operario en todo momento.

Las estadísticas de accidentes laborales por caída a distinto nivel nos dicen que, junto con andamios, plataformas elevadoras, descenso por cuerdas y trabajos verticales, las escaleras de mano son los equipos que aportan más cantidad de siniestralidad leve o moderada y por ejemplo entre el año 2014-2018 se produjeron 7 accidentes mortales.

Además de la caída a distinto nivel, existen otros riesgos como atrapamientos o contactos eléctricos si las escaleras son metálicas y por tanto conductoras, caída de objetos y golpes, problemas muscoesqueléticos por cargar con escaleras de mano, etc.

Para evitar todos estos riesgos es fundamental realizar una cuidadosa selección de la escalera más adecuada a cada trabajo, lugar de trabajado, o altura de trabajo, entre otras. Por ello es necesaria una correcta evaluación de riesgos elaborada por el profesional competente, técnico de PRL, o encargado de seguridad y salud además de un protocolo de trabajo con planificación.

foto
Una buena planificación y evaluación de riesgos en el trabajo conlleva un protocolo de seguridad que ayudará entre otras cosas a determinar el tipo de escalera o acceso adecuado en cada caso.
Si el equipo elegido para realizar el trabajo es una escalera de mano debe considerar las características de los emplazamientos y utilizarlas de manera segura siguiendo el manual de instrucciones del fabricante y los pictogramas de posiciones permitidas y prohibidas de uso que llevan las etiquetas blancas obligatorias por normativa sobre cualquier escalera de mano.
foto
Pictogramas en el etiquetado que indican los buenos y los malos usos de las escaleras.

Las escaleras de mano homologadas deben llevar el sello EN 131, si están certificadas, y el logotipo de uso profesional y/o domestico que declara el fabricante. Esto es obligatorio desde 2018 para aquellos fabricantes que adaptan sus producciones a las últimas actualizaciones de las normas europeas.

Un aspecto a tener muy en cuenta es la obligación de realizar revisiones periódicas de las escaleras de mano. Para ello, los fabricantes ponemos a disposición de manera gratuita guías de cómo realizarla, apps como la que ha desarrollado la Fundación Laboral de la Construcción —Comprueba tu Escalera— en la que se relacionan 22 ítems para que el usuario revise y chequee la adecuación de su escalera a los requisitos vigentes.

Además, no debemos olvidarnos de la formación, el adiestramiento del equipo nuevo antes del uso y una buena conservación de tu escalera de mano para que entre todos podamos colaborar en difundir la necesidad de la prevención.

Empresas o entidades relacionadas

Hispano Industrias Svelt, S.L.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos