Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Los sistemas de Alvic, imprescindibles para un control total e instantáneo de los suministros

Clientes satisfechos

Salva Bravo Nebot03/05/2018

La estación de servicios Bárdenas, ubicada a los pies de la autovía del Ebro a su paso por la localidad navarra de Tudela, ha optado por dar a cada uno de sus clientes, entre los que los transportistas representan un porcentaje muy elevado, lo que necesita en cada momento. Una flexibilidad en la que los productos y soluciones de Alvic han jugado un papel determinante.

foto
Buena ubicación, bajos precios de los carburantes y una orientación total hacia el cliente son algunos de los factores en los que se basa el éxito de la estación de servicios Bárdenas.

Así lo explica José Manuel García, gerente de la estación de servicios, y el mayor de tres hermanos (David -al frente de la empresa de transportes y de logística Jaylo- y Jaime -máximo responsable del Taller Bárdenas- completan la terna), todos ellos con experiencia en el transporte de mercancías, origen del grupo familiar de empresas.

Ese origen es el que determina la orientación de la estación de servicios, que incluye una gasolinera que se situó en 2015 entre las que ofrecen carburantes a precios más económicos de toda España, tal y como quedó reflejado en un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

José Manuel García explica que “hemos trasladado a la estación de servicio la filosofía que siempre hemos aplicado en el mundo del transporte: dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes. Y como nuestros principales clientes son los transportistas, siempre los hemos tenido presentes en cada decisión que hemos tomado, desde el diseño de la instalación. Les ofrecemos una personalización a medida en función a sus necesidades. Les damos lo que nos piden. Algunos quieren saber los kilómetros que ha recorrido cada uno de sus camiones entre repostajes, otros un resumen mensual de la actividad de cada uno de sus camiones, otros quieren que les enviemos datos específicos elegidos por ellos… Todo esto, sin los equipos de Alvic, sería imposible”, resume.

El gerente de la empresa navarra de distribución minorista de carburantes afirma que “algunas de las principales demandas de nuestros clientes son establecer medidas que impidan el fraude por parte de los conductores de camión; que las herramientas de pago y fidelización sean flexibles; que haya transparencia; que los datos sean claros; que las transacciones sean ágiles… Y eso es, en definitiva, lo que hemos hecho: ofrecer la mejor calidad, tanto en los productos como en el servicio que prestamos. Ese objetivo lo logramos prestando atención a todos los detalles, desde la calidad del carburante y de los aditivos, al filtrado, pasando, cómo no, por la calidad y el control que nos ofrecen los sistemas de Alvic, que es la empresa más puntera y la que más y mejor información ofrece a sus usuarios, algo que podemos trasladar a los clientes finales, que en nuestro caso es muy importante”.

foto
El trasiego de camiones en la estación de servicios es constante. Tanto los conductores como sus empleadores destacan la facilidad de uso y las prestaciones de los sistemas de Alvic.

‘Fast Fuel’, seguridad y rapidez

“Siempre hemos colaborado con Alvic, desde el principio. Estamos muy contentos con los resultados de sus sistemas. Además, apostamos por la innovación, por lo que solemos incorporar todas las novedades que desarrollan y se pueden adaptar a nuestra estación de servicios”, inaugurada en noviembre de 2010 y que se puso en marcha sin que la empresa familiar contara con experiencia previa en la distribución minorista de carburantes, circunstancia que ha hecho aún más relevante el asesoramiento y la ayuda prestada por Alvic.

La última de las incorporaciones de la empresa proveedora de soluciones informáticas ha sido el sistema ‘Fast Fuel’, que identifica a cada cliente que haya incorporado en su vehículo un receptor, con tecnología RFID. Esta herramienta es -a la vez- un método de fidelización y un medio pago que ofrece la “máxima seguridad, es sencilla de utilizar y ofrece el repostaje más rápido del mercado”, enumeran fuentes de la compañía de Centelles, Barcelona.

Los clientes de la estación de servicios Bárdenas que recurren al ‘Fast Fuel’ de Alvic “están muy contentos con el sistema, ya que es muy seguro y permite controlar de manera muy exhaustiva el gasto en carburante, así como otros parámetros, como el kilometraje realizado, el conductor que está en cada uno de los camiones de su flota… Es una solución que también están empezando a utilizar clientes que son propietarios de furgonetas y turismos, tanto particulares como empresas con flotas de vehículos ligeros. Los propios conductores lo valoran, ya que para ellos es mucho más cómodo y seguro. En el mundo del transporte hay que ser muy cuidadoso con todo lo relacionado con el gasóleo, ya que hay mucha picaresca”, relata José Manuel García.

El máximo responsable de la estación de servicios apunta que los clientes están muy satisfechos con las utilidades que logran gracias a ‘Fast Fuel’. “Además, el hecho de que el sistema no requiera de un soporte físico impide que se pueda duplicar o sustraer, por lo que es un plus de seguridad. Gracias a sus características, evita que una tarjeta se use en el repostaje de otro camión o en el del vehículo particular del conductor del camión, prácticas que se producen con cierta frecuencia. Todos los clientes que lo han probado lo han mantenido. Y todos aquellos a quienes se lo ofrecemos lo terminan aceptando, porque conocen sus ventajas gracias a los comentarios de aquellas personas que lo han instalado”, afirma José Manuel García, quien añade que “estamos realizando una intensa tarea comercial y ofrecemos el sistema a todos nuestros clientes, desde empresas de transporte a autónomos y particulares”.

Pero hay ventajas añadidas, indirectas, que generan una recompensa que no siempre se puede medir, pero que es fundamental en la buena salud de un negocio: la fidelidad de sus clientes. Lo explica bien nuestro interlocutor: “Para nosotros ‘Fast Fuel’ ofrece ventajas operativas, pero el principal objetivo es que las ventajas las noten y disfruten nuestros clientes. Se trata de un servicio añadido que ofrecemos a nuestros usuarios con los que, además, afianzamos el trato que mantenemos con ellos, que es más cercano aún, más transparente”, describe José Manuel García, quien agrega que “los sistemas que nos ha suministrado Alvic ayudan a nuestros clientes a gestionar mejor sus empresas”.

foto
La estación de servicios gravita en torno a las necesidades de sus principales clientes, que son los transportistas. El último ejemplo de esta filosofía es la comercialización de gasóleo B para alimentar los sistemas frigoríficos de los camiones que trasladan mercancías a temperatura controlada.

Más productos y servicios

Durante la mañana del 22 de marzo tuvimos tiempo para charlar con Eloísa Gil, encargada de la estación de servicios, quien destaca la respuesta ofrecida por el equipo de Alvic ante cualquier incidencia. “Nos prestan un gran servicio. Además, aquí siempre estamos dispuestos a innovar y aplicar cualquier sistema que mejore la atención a los clientes. Por ejemplo, las actualizaciones siempre incorporan mejoras muy evidentes, que hacen más fácil la utilización del sistema o porque incorporan avances que incrementan la eficiencia y el control”.

Martín García, delegado comercial de Alvic, avanza que el proveedor de sistemas y soluciones informáticas instalará un TPV en la futura área de lavado para camiones que se inaugurará próximamente en una parcela anexa a la que ocupa el área de servicios. “El cliente llegará a la zona de lavado y podrá adquirir el lavado de esa forma, que es también más ágil y rápida”.

Pensando en las demandas futuras, José Manuel García asegura que “tenemos ya decidido incorporar a nuestra oferta carburantes alternativos, así como un punto de recarga de baterías para vehículos eléctricos, a pesar de que no está clara la rentabilidad que van a aportar a la cuenta de explotación de la gasolinera. Todo evoluciona muy rápidamente, pero lo cierto es que tampoco hay tantos modelos de camiones alimentados por carburantes alternativos en el mercado. Y nosotros no hemos detectado aún una gran demanda, ni por el ‘lado’ de la estación de servicio ni en el sector del transporte de mercancías”.

Jaime García interviene para mostrar sus dudas acerca de qué alternativa “se terminará imponiendo. Sobre todo, en el segmento de los vehículos industriales”.

“Vamos a seguir fieles a nuestra forma de entender la actividad: ofrecer a nuestros clientes todo lo que necesiten, tanto sus vehículos como sus conductores. Pero por ahora no hemos recibido un volumen de peticiones suficiente como para afrontar una inversión cuyo retorno es muy difícil de cuantificar e, incluso, de amortizar. En ese tipo de operaciones, la incorporación de puntos de suministro de GNL, de GNC y/o de recarga de baterías, quienes obtienen un beneficio económico son los constructores de vehículos, las empresas que instalan los puntos de suministro y las proveedoras energéticas. Aún así, si notamos que la demanda empieza a crecer, invertiremos para que nuestros usuarios puedan cubrir sus necesidades”, apostilla el gerente de la estación de servicios.

En este momento de la conversación José Manuel García ofrece su opinión sobre la evolución que augura a los carburantes tradicionales. “Creemos que los carburantes derivados del petróleo van a seguir teniendo futuro. Consideramos que se van a producir avances tecnológicos que atenuarán sus efectos negativos en el medio ambiente. Todos los carburantes actuales contaminan mucho menos de lo que hacían hace unos años, y creemos que ese proceso va a continuar”.

“Además”, prosigue, “vemos muy tranquilas a las grandes petroleras. Por otra parte, hay que tener en cuenta que, si a cualquier carburante se le aplicaran los impuestos que tienen las gasolinas y los gasóleos, todos serían más caros. Confiamos en que alguien inventará algún aditivo, sistema o producto que permitirá a los carburantes tradicionales contaminar mucho menos de lo que ya lo hacen. Lo que está claro es que vivir atado a un enchufe será un problema. Para empezar, habrá que ver dónde se genera esa energía”, advierte.

David García añade que “independientemente de que se produzca un avance en esa línea, al gasóleo le queda aún mucho recorrido. Y también a la gasolina en vehículos híbridos. En las grandes ciudades sí se producirá un fuerte desarrollo de los vehículos eléctricos debido a la contaminación que sufren y a los beneficios que tienen”.

“De todas formas”, aporta José Manuel, “lo que no se recaude de los hidrocarburos se tendrá que recaudar de la electricidad. En cuanto la demanda de un nuevo carburante suba, su presión fiscal también aumentará, por lo que, en primer lugar, en cuanto haya una cifra importante de eléctricos, las ayudas que reciben desaparecerán”.

foto
El sistema 'Fast Fuel' de Alvic ofrece multitud de ventajas para los propietarios de las estaciones de servicio. Una de ellas es la rapidez y agilidad del repostado, fundamental cuando se trata de reponer cientos de litros de carburante.

Las ventajas de operar con marca propia

Estar presentes en el mercado con una marca propia “nos da, fundamentalmente, independencia. Gracias a ello, podemos hacer -como he dicho antes- trajes a medida a cada uno de nuestros clientes, personalizando los servicios que les ofrecemos. Con una gran marca hay que ofrecer soluciones estandarizadas, uniformes. Como contrapartida, acudir al mercado libre cada día nos obliga a estar pendiente de los precios y sus fluctuaciones para poder ofrecer a los clientes productos de calidad a buen precio”.

“Alvic nos ha ayudado a poner en marcha diversas campañas de fidelización o de descuento. Gracias a sus herramientas informáticas es mucho más sencillo realizar este tipo de iniciativas. Además, su ayuda nos ha permitido ofrecer a cada cliente lo que necesita, como un determinado formato de facturas, o los listados que les interesen… que han demandado. En definitiva, con Alvic tenemos un control total e instantáneo de los suministros. Hay mucha informática detrás de una tarea tan habitual como es la de repostar en una gasolinera”.

foto
De izquierda a derecha, Martín García, delegado comercial de Alvic en la zona norte, y José Manuel García, gerente de la estación de servicios Bárdenas.

Prestaciones del sistema Fast Fuel

Repostajes sin clicks.

Identifica y autentifica el vehículo

Tecnología para fidelizar a clientes.

Máxima seguridad

Sistema que interactúa con el terminal.

Identificación de conductor.

Introducción de kilómetros.

Restricciones de productos, horarios, etcétera.

Petición de PIN de seguridad (opcional).

Pago por PIN en surtidor (opcional).

 

Enlace (back office)

Programa de gestión 'Octan Office'.

foto
En la imagen se pueden apreciar los lectores RFID del sistema 'Fast Fuel' de Alvic.

Empresas o entidades relacionadas

Alvic | Servicomput, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.