Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Galp audita la seguridad de su terminal de combustibles de Gijón

Revista Estaciones de servicio15/03/2017
Galp audita la seguridad de su terminal de combustibles en el puerto de Gijón, Asturias. En 2013 la instalación renovó el sistema SIMAC de Montrel para la automatización y gestión de cargaderos.
foto
Imagen de la terminal de camiones cisternas de Galp en Gijón. Foto: Montrel.

En línea con su compromiso con la seguridad y el bienestar de sus empleados, Galp realizó el pasado enero una auditoria de seguridad en la planta de logística de la compañía en Gijón (Asturias). El objetivo de esta auditoría es identificar los activos de la instalación que son vulnerables desde el punto de vista de la seguridad (que puedan amenazar la integridad y las funciones de las instalaciones) y crear sistemas de control para mitigarlos.

Se trata de una evaluación pionera dentro de la compañía, que quiere servir de piloto para ser aplicada al resto de instalaciones similares de la multinacional energética, así como para identificar y analizar las amenazas en términos de seguridad (intrusión, sabotaje, etc.) que puedan existir en la instalación y crear sistemas de control para mitigarlos.

En palabras de la responsable de Medio Ambiente, Calidad y Seguridad de Galp España, Ana María Muñoz Vicente, “la realización de una auditoría de este calibre demuestra que para Galp la seguridad y el bienestar de sus empleados son aspectos claves e indispensables a tener siempre en cuenta. Queremos contar con la máxima seguridad en nuestras instalaciones. Es por ello que seguiremos apostando por iniciativas de este tipo, con el objetivo de mantener un control permanente de los niveles de seguridad”.

Mantener sistemas de seguridad adecuados, que impidan cualquier tipo de sabotaje en la calidad del producto, desde el pozo petrolífero al depósito de las estaciones de servicio, pasando por la refinería y el resto de instalaciones industriales, es una prioridad para la compañía lusa. Por ello, añaden fuentes de la operadora, las instalaciones de Galp reciben un seguimiento exhaustivo y continuo a manos de un personal técnico altamente cualificado, un cuidado que reafirma la importancia que la firma portuguesa confiere “tanto a la prevención de riesgos como al hecho de poder garantizar la máxima calidad y seguridad en todos los servicios que ofrece, empezando por la responsabilidad con sus trabajadores”.