La corriente continua en los centros de datos

La guerra de las corrientes: alimentación CA/CC

Darren Halford, director de Ventas de EU Automation

28/06/2016
foto

Steve Jobs y Bill Gates: dos de las figuras más conocidas de la tecnología moderna y, al mismo tiempo, una de las rivalidades más infames del sector. “El único problema de Microsoft es que, simplemente, no tienen buen gusto”, fue la famosa frase de Jobs en 1996. A pesar de las indirectas y los ocasionales litigios, tanto Jobs como Gates se dieron cuenta de que era posible que ambas empresas coexistieran en el mercado de la informática. Sin embargo, no puede decirse lo mismo de George Westinghouse y Thomas Edison. Posiblemente dos de las mentes más brillantes en el campo de la ciencia, la pareja invirtió toda una década de venganza en lo relativo a la corriente eléctrica alterna (CA) y la continua (CC). Hoy la pregunta es: ¿Qué supone esta guerra de corrientes para los centros de datos modernos?

Impulsado por el temor a perder su fortuna, Edison emprendió una campaña propagandística a finales de 1880 destinada a convencer a la gente de que la alimentación CA era letal, pese a que la CC era igual de peligrosa. Y, a pesar de las pruebas rotundas, la corriente alterna salió vencedora. Hoy, más de un siglo después, la alimentación CC finalmente está volviendo a escena aunque, esta vez, por sus propios méritos.

Cualquier dispositivo que utilice transistores depende de la corriente continua de la electricidad que suministra la alimentación CC. Representando hasta el 20% del total del consumo energético mundial, los dispositivos de consumo (como los PC, smartphones y televisores) dependen de la corriente continua CC. En cierta medida, nuestro creciente gusto por la tecnología de consumo es responsable del marcado aumento de la CC.

No obstante, la popularidad en aumento de la alimentación CC no se limita únicamente a los usuario. Gracias a las líneas de transmisión de alto voltaje, la alimentación CC ofrece costes de construcción más eficientes y reducidos que su alternativa, la alimentación CA. Actualmente, la CA es la norma para transmitir electricidad por la red y para numerosos dispositivos industriales, como motores eléctricos. Sin embargo, dado que la industria lucha por incrementar la eficiencia y mantener o mejorar la disponibilidad, la alimentación CC se considera ahora como una oportunidad para ahorrar energía. Al suministrar alimentación CC a dispositivos CC, en lugar de tener que convertirla a CA progresivamente, las empresas pueden evitar pérdidas energéticas considerables.

Otro factor para la alimentación CC es el creciente número de centros de datos en todo el mundo. En la actualidad, estos centros consumen un 1,3 % de la electricidad mundial y están aumentando en tamaño y capacidad. Los gestores de los centros de datos están convirtiendo ahora la alimentación CA entrante de la red mediante grandes convertidores centralizados para suministrar alimentación CC a todas sus instalaciones. Sin embargo, al reemplazar los convertidores CA/CC por convertidores más eficientes y centralizados, el consumo energético puede verse reducido en hasta un 15%.

Los beneficios de la alimentación CC para el centro de datos son obvios. En términos económicos, la instalación, funcionamiento y mantenimiento de las aplicaciones con alimentación CC resultan más baratos que las alternativas con alimentación CA. Además, no es necesario adaptar la capacidad para que represente el equilibrado de fases o armónicos, ya que estos no constituyen un factor para la alimentación CC. Conforme los centros de datos avanzan hacia una nueva etapa de madurez en la que la fiabilidad y el suministro de una capacidad superior resultan fundamentales, la alimentación CC parece ser la solución más obvia para recortar costes y reducir el consumo energético.

Sin embargo, no todos los expertos están convencidos de que el reinado de la CC cobre realmente forma en breve. En los países desarrollados, en los que la red eléctrica ya lleva instalada sólidamente más de un siglo, los problemas logísticos del cambio de grandes porciones de la red existente de CA a CC podrían hacer que la transición resultara complicada.

Aunque puede que una transformación global del sistema eléctrico a la alimentación CC no esté sobre la mesa a corto plazo, no hay duda de que para muchas organizaciones modernas, la corriente continua constituye una parte fundamental de la infraestructura de TI: con cargas críticas que consumen electricidad CC y fuentes de respaldo que la generan.

En última instancia, puede que el suministro de la alimentación CC desde la red eléctrica no sea tan improbable como los escépticos piensan. Para las economías en desarrollo, que están construyendo nuevas infraestructuras eléctricas desde cero, los posibles beneficios de implementar redes eléctricas CC son, sin lugar a dudas, muy atractivos. Si bien, por el momento, la guerra de las corrientes prosigue.

Sobre EU Automation

EU Automation ofrece un servicio integral de suministro y reparación para sistemas de PLC, servo accionamientos, HMI, pantallas, motores, sistemas de maquinas-herramientas con CNC y robots, que comprende a todos los principales fabricantes.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.