Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

CEMA reúne en una jornada digital a políticos europeos y representantes de los fabricantes

Hacia una agricultura más sostenible a través de la inversión en tecnología e innovación

Ángel Pérez15/04/2021

La inversión en tecnología e innovación, reflejada en equipos y soluciones más avanzados, es el mejor camino hacia una agricultura sostenible en Europa, de acuerdo con las intervenciones de mandatarios políticos de la UE y representantes de la industria durante una jornada digital organizada por CEMA.

La inversión en tecnología e innovación emerge como una evidente solución en la transición iniciada hacia una agricultura más sostenible en Europa. Las herramientas digitales, las máquinas de última generación, los sistemas de gestión de datos y las soluciones robóticas serán los impulsores que permitirán a la agricultura europea asumir el doble desafío de producir alimentos de calidad suficiente y al mismo tiempo proteger la naturaleza y salvaguardar la biodiversidad, respondiendo así a la demanda de la sociedad.

Así se puso de manifiesto en una jornada digital organizada por la Asociación Europea de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CEMA), que bajo el título 'Sembrando el futuro de la agricultura sostenible: máquinas agrícolas avanzadas y Soluciones para cumplir con el Pacto Verde Europeo', reunió a mandatarios políticos de la Unión Europea (UE) y representantes de la industria. Contó con 30 oradores de alto nivel, 5 sesiones interactivas en vivo y una exposición en línea con las últimas tendencias en el mundo de la maquinaria agrícola y proyectos de investigación seleccionados de la UE. Una propuesta tan completa logró congregar a más de 500 participantes.

Los ponentes coincidieron en que afrontar el reto de la innovación y encaminarse hacia una transformación digital del sector agroalimentario requiere mayores esfuerzos a nivel de la UE. Una PAC sólida, objetivos sostenibles alcanzables y un importante despliegue de tecnología se señalaron como condiciones previas para respaldar esta transición.

foto

“Con los ambiciosos objetivos del Green Deal en un horizonte no tan lejano, apoyar a los agricultores para que adopten tecnologías agrícolas digitales y de precisión se destaca como una prioridad clave para el sector agrícola en general y la sociedad en su conjunto. Las políticas de la UE deben tener en cuenta las realidades actuales del sector agroalimentario a fin de diseñar medidas adecuadas e iniciativas de apoyo personalizadas para promover prácticas más sostenibles”, señaló Thierry Krier, presidente de CEMA.

La futura Política Agrícola Común (PAC) también se situó en el centro del debate, al encontrarse en la fase de las negociaciones finales. A juicio de Krier, es importante asegurar una visión alineada entre los 27 Planes Estratégicos Nacionales y la necesidad de asegurar que los esquemas ecológicos consideren las tecnologías agrícolas como un motor para brindar prácticas sostenibles. “Una PAC que respalde inversiones sostenidas en tecnología y maquinaria agrícola avanzada garantizará el futuro de una agricultura más inteligente, más ecológica y más competitiva en Europa”, concluyó el presidente de CEMA.

foto

El primer panel de exposiciones se centro en cómo las máquinas agrícolas de última generación y las nuevas soluciones tecnológicas pueden ayudar a lograr los ambiciosos objetivos trazados en la UE, un año después del lanzamiento de las estrategias 'De la granja a la mesa' y 'Biodiversidad'. Pekka Pesonen, secretario general de Copa-Cogeca, organización que representan a agricultores y cooperativas europeas, advirtió que la Comisión "necesita comprender las realidades de los agricultores para diseñar políticas de apoyo reales". Geraldine Kutas, directora general de Crop Life Europe, destacó la importancia de la innovación y de contar con un marco regulatorio en la UE que permita y fomente la adopción de nuevas tecnologías. Abogó por cultivar de forma sostenible al mismo tiempo que se proporcionen suficientes alimentos a los consumidores de la UE.

Pero desde la industria, Markwart von Pentz, presidente mundial de la División de Agricultura y Espacios Verdes de Deere & Company, avisó de que "la regulación excesiva no ayudará a liberar todo el potencial de la tecnología". A su juciio, la agricultura sostenible "es una oportunidad en estos momentos".

“Contribución crítica de la maquinaria para el éxito de la futura PAC”

El segundo panel abordó la nueva PAC como motor de la inversión, el crecimiento y la sostenibilidad. La maquinaria agrícola juega un papel central en el sector agroalimentario europeo, hasta el punto de tener una “contribución crítica al éxito de la futura Política Agrícola Común (PAC)”, subrayó el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

En esta línea, Franc Bogovic señaló que "solo con la agricultura de precisión podemos seguir los planes estratégicos nacionales de la PAC y cumplir con los objetivos de la estrategia 'De la granja a la mesa'. El miembro del Parlamento Europeo y presidente del Intergrupo RUMRA y Smart Villages subrayó la importancia de que las pequeñas explotaciones tengan acceso a las nuevas tecnologías.

foto

Los expertos coincidieron en que el Pacto Verde de la UE y la PAC deben ahora encontrar caminos comunes para tener éxito y alcanzar los objetivos medioambientales para 2030. Sin embargo, dichos elementos comunes deben seguir siendo la clave del éxito de un mercado único sólido y se ofrecieron algunas soluciones que están ya comercializándose o a punto de ello. Es el caso del tractor impulsado por Metano de New Holland, que "reduce drásticamente el impacto medioambiental de las operaciones agrícolas y puede desempeñar un papel importante en el logro de los objetivos del GreenDeal", enfatizó el presidente de la compañía, Carlo Lambro.

Pero más allá de la evolución tecnológica, cobra también especial relevancia de cara al futuro el papel de los jóvenes y su mantenimiento o atracción por el medio rural y los procesos productivos. Para captar su interés, es decisivo "el apoyo adecuado en el momento adecuado", dijo el presidente de la organización europea CEJA. Samuel Masse hizo hincapié en que "la motivación de los jóvenes agricultores es clave para liderar la estrategia de sembrar el futuro de la agricultura sostenible" y subrayó la importancia de invertir en innovación recordando que "hacer que la agricultura de la UE sea competitiva y sostenible dependerá en gran medida de la capacidad de sus jóvenes agricultores para crear valor y mantener/desarrollar su actividad agrícola". Según los datos ofrecidos en la jornada, solo uno de cada diez gestores de explotaciones agrícolas europeas de al menos 10 hectáreas menos de 40 años.

Fede Pérez: “Es decisivo que la UE ayude a las pymes a desarrollar la tecnología”

Uno de los participantes en este panel sobre la PAC fue el valenciano Fede Pérez, que propuso la estrategia para cumplir los exigentes objetivos del Green Deal y destacó el potencial de las pymes para lograrlos. “Contamos con el know-how para desarrollar la tecnología y facilitar el trabajo en el campo para que los agricultores cultiven productos de calidad de forma rentable y sostenible. Para ello, es decisivo que UE ayude a las pymes a desarrollar dicha tecnología y que incentive a los agricultores para que la adopten y puedan rentabilizarla a corto o medio plazo”, manifestó.

Para dar respuesta a los retos y demandas del sector, el director de Pulverizadores Fede cree necesario diseñar soluciones ajustadas a las necesidades específicas de cada una de las “dos agriculturas” presentes en Europa. “Por un lado, la de los cultivos extensivos correspondiente a las grandes explotaciones y con presencia de las grandes multinacionales de maquinaria, por otro la de los cultivos de alto valor (frutas, cítricos, viñedo, olivar, almendra…) que se caracteriza principalmente por las pequeñas plantaciones, como por ejemplo España donde un 77% de las explotaciones en España tienen 20 ha o menos, y en la que se enmarcan principalmente las pymes fabricantes de maquinaria agrícola”.

foto

Fede Pérez —abajo a la derecha— recordó que aproximadamente el 60% de los agricultores de cultivos de alto valor no tienen acceso a herramientas conectadas.

“La digitalización, la transferencia y el relevo generacional del campo son la clave para el futuro de una agricultura sostenible y rentable”, continuó Pérez. A su juicio, uno de los grandes retos es la conectividad “para trasladar estas soluciones al campo de forma totalmente operativa y explotar todas sus funcionalidades". "Es necesario que la UE invierta en las infraestructuras para garantizar la cobertura en las áreas rurales y facilitar a los profesionales la accesibilidad a las soluciones tecnológicas”, prosiguió.

El directivo español, nuevo miembro de CEMA, considera esencial la formación de los profesionales del campo y la atracción de nuevas generaciones de agricultores, agrónomos y empresarios que contemplen la agricultura como un modelo de negocio rentable, un sector sostenible, respetuoso con el medio ambiente y valorado por la sociedad. “Soy optimista, depende de nosotros, del compromiso conjunto, de la unión de los agricultores, las pymes, los centros de investigación, las universidades y de la ayuda e inversión de la Comisión Europea”, concluyó.

Impacto del COVID-19 y adaptación

La tercera parte de la jornada se ocupó de la coyuntura actual y el impacto de la pandemia, con la adaptación mostrada por el sector ante un escenario tan imprevisible. El director de Estrategia de la Dirección General de Agricultura de la CE, Tassos Haniotis, puso de relieve la resiliencia demostrada por el sector agroalimentario, junto a la aceleración de la transformación digital y de la transición hacia una reducción de las lagunas de conocimiento.

Desde el mundo empresarial, Patrick Kück, vicepresidente senior, de Estrategia y Desarrollo Corporativo de CLAAS, animó a utilizar los tiempos actuales "como impulso para acelerar la transformación del negocio hacia una era más inteligente y más sostenible de tecnología agrícola”.

Ignacio Ruiz (Ansemat): "La importancia de los cultivos de alto valor"

En el Fórum Económico que incluyó la jornada, cobró relevancia la ponencia de Ignacio Ruiz, presidente del Grupo de Expertos en esta materia de CEMA, que ensalzó el papel fundamental de la agricultura y los agricultores durante los últimos meses, lo que ha servido, además, para que muchos ciudadanos hayan conocido la importancia de la producción de cultivos especiales lejos de nuestras fronteras.

"Los agricultores europeos producen frutas, verduras, vino y aceite de oliva cumpliendo con los altos estándares de calidad y seguridad alimentaria que exigen los consumidores. Aunque los principales productores se encuentran en la región mediterránea, y esos países son los principales consumidores de estos productos, actualmente un 40% de la producción se exporta a otros Estados miembros. Solo un 13% de la superficie agrícola total utilizada en la UE se dedica a cultivos especiales, pero los productos cosechados generan un 50,5% del valor total de la cosecha", detalló Ruiz.

El directivo español, subrayó que independientemente de la capacidad de producción actual, la balanza comercial extracomunitaria de estos cultivos es negativa, tanto en volumen como en valor. "Esta situación debería cambiar especialmente cuando queremos reducir la huella de carbono en el transporte de mercancías. Los consumidores quieren productos frescos y saludables y tenemos los recursos para asegurar la provisión de una creciente demanda de cultivos especiales", indicó.

foto

El secretario general de la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat) recordó que la maquinaria utilizada en cultivos de alto valor (especiales) necesita adaptarse a plantas que han estado creciendo durante décadas, y por lo tanto no son comparables a las utilizadas en cultivos herbáceos. "Los agricultores afrontan una mayor inversión de capital fijo en plantaciones e infraestructuras en lugar de maquinaria, y necesitan esperar varios años para que esos cultivos produzcan. Para obtener el nivel esperado de calidad, las plantaciones están vinculadas a ubicaciones específicas, por lo que las plantas tienen la prioridad, y la mecanización debe adecuarse a ellas posteriormente. Por lo tanto, se necesita innovación para ayudar a los operadores con las máquinas en ciertas operaciones, como la cosecha, que actualmente dependen en gran medida del trabajo humano".

En opinión de Ruiz, uno de los principales obstáculos para el desarrollo de nuevas tecnologías que pueden ayudar a los agricultores es la implementación de los requisitos de sostenibilidad que se diseñaron originalmente para máquinas que se utilizarán en cultivos herbáceos. "Adaptar estos requisitos a máquinas con diseños especiales y fabricadas en pequeñas series no es una tarea fácil y cuando es factible compromete los retornos de la inversión", puntualizó.

Resaltó la importancia de la digitalización de los cultivos de alto valor, que requieren una observación en tiempo real y una respuesta rápida de las máquinas para proporcionar la calidad y la trazabilidad de las frutas. La información recopilada debe compartirse con los sistemas de riego, las industrias de poscosecha y otras tecnologías. "La producción sostenible de frutas y hortalizas para satisfacer una demanda creciente en la UE es posible, pero la importancia de estos cultivos como contribuyentes de la mitad de la producción agrícola se destacará y garantizará en el futuro para ayudar a los agricultores en su trabajo diario, mediante la implementación de tecnologías específicas suministradas por nuestros fabricantes siguiendo los requisitos reglamentarios personalizados", finalizó el presidente del Grupo de Expertos Económicos de CEMA.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes
Pulverizadores Fede, S.L.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS