Doing business in Spain? Interempresas Media is the keySáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

El informe del comparador de seguros de salud Acierto.com revela que más de la mitad de los trabajadores reducen su rendimiento fruto de la alergia

Seis de cada diez alérgicos reconocen que esta afección les impide trabajar normalmente

Redacción Interempresas20/03/2019
Que con la llegada de la primavera y el buen tiempo vienen también las alergias es una desagradable realidad a la que muchos españoles ya han empezado a enfrentarse un año más. Un problema que afecta a más de 14 millones de personas en nuestro país y ante el que no existen grandes remedios. De hecho, en algunas ocasiones, la alergia es capaz de condicionar la calidad de vida de quien la padece, e incluso de ponerle en peligro.
foto
Las alergias también disparan el absentismo laboral.

Un problema que cobra todavía más importancia en ámbitos como el laboral. De hecho y según apunta el último informe del comparador de seguros Acierto.com, hasta 6 de cada 10 alérgicos reconocen que su afección les impide cumplir con sus obligaciones laborales con normalidad. De hecho, más de la mitad de los trabajadores en términos generales reducen su productividad como consecuencia de la alergia. Y lo hacen hasta en un 13%. ¿Lo peor? Que la mayoría de ellos lo ignoran.

En concreto, algunos de los síntomas que afectan directamente al trabajo son la somnolencia, el dolor de cabeza, el lagrimeo y la visión borrosa y los estornudos, sobre todo si estos últimos se producen en cadena y nuestro desempeño es manual, trabajamos frente al ordenador o ejercemos una profesión que requiere de focalizar la atención.

Cabe mencionar también aquellos puestos que implican desplazarse en coche durante la jornada laboral. Sí, porque la alergia también puede mermar el tiempo de reacción, sentidos y atención al volante en general. Las alergias también disparan el absentismo laboral.

Un correcto abordaje, clave

A pesar de las consecuencias, solo 2 de cada 10 afectados está siendo o ha sido tratado por un médico. ¿Qué hace el resto? O no se trata, se automedica, o recurre a las recomendaciones de sus allegados.

De hecho, la mayoría confía en las recomendaciones de su farmacéutico y prefiere acudir a él antes que al médico. Su objetivo es evitar las esperas propias de la Seguridad Social. En este punto un seguro médico puede resultar de gran ayuda -no solo permitirá acudir a un profesional alergólogo, sino también a otros expertos en el sistema respiratorio y demás-.

Asimismo, debes saber que la mayoría de alergias son tratadas con antihistamínicos, cuyos efectos más habituales son la somnolencia y la disminución del estado de alerta y el retraso del tiempo de reacción. Todos ellos son importantísimos en el trabajo.

Otras recomendaciones para trabajadores alérgicos

También es importante considerar que el alérgeno puede encontrarse en el trabajo. Ante estos casos podemos poner en marcha varias medidas:

  • Inspeccionar el sitio de trabajo y procurar que se encuentre bien ventilada y tenga la humedad adecuada.
  • Asegurarse de que está limpia.
  • Solicitar un cambio de puesto -a otro en el que no se esté expuesto a la sustancia en cuestión-.
  • Otro punto básico será cumplir las medidas de seguridad de la empresa, leer las etiquetas de los productos antes de manipularlos, etcétera.