Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
“Luchino Viscontti obligaba a llevar calzoncillos de seda a los actores porque decía que así mejoraba su forma de actuar”

Entrevista a Agatha Ruiz de la Prada, diseñadora

Carmen Orús14/09/2018
Es cierto que sus vestidos no dejan indiferente a nadie y, manteniendo el estilo que la ha llevado al éxito, se ha proyectado a sectores tan diversos como pueden ser la ropa para el hogar o la papelería. Sin olvidarnos del tema que hoy nos centra, la uniformidad.
foto
Hija de un famoso arquitecto coleccionista de arte y de una aristócrata catalana, Agatha cursó estudios en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda en Barcelona, donde puso de manifiesto su estilo a la hora de crear. En Madrid realizó dos desfiles en el Museo de Arte Moderno y, muy pronto, cumplió uno de sus sueños, exponer una colección de trajes confeccionados con tela pintada en la Galería de Arte Vijande. Una atrevida mezcla de arte, moda, pintura y diseño.

En la actualidad, sus colecciones desfilan cada año en las pasarelas más importantes del mundo, Madrid, Barcelona, Milán, Berlín, París, Kioto y Nueva York. Aparte, da a conocer sus creaciones en los países emergentes.

Agatha Ruiz de la Prada resume su filosofía en una frase: “Adoro la ropa feliz”.

¿En qué momento de su trayectoria descubrió que hacer uniformes podía ser interesante?

Yo creo que cualquier cosa puede ser interesante si la haces bien.

¿Qué nuevas experiencias le aportó este sector?

Todo trabajo te aporta nuevas experiencias.

¿Quién se lo propuso la primera vez?

Hace más de 25 años que me lo propusieron. Como dicen últimamente todos, no me acuerdo de quién me lo planteó la primera vez.

Su concepto es que la mujer vista atrevida y original. ¿No se contradice cuando tiene que pensar en una colección de uniformes donde todos van a tener características similares?

Todo tiene que ser atrevido y original. Mis uniformes también lo son.

¿Cuándo diseña uniformes goza de la misma libertad que cuando se dedica a elaborar sus creaciones de pasarela?

Por supuesto que sí. Todo lo que hago, lo hago con el mismo sentimiento e inspiración.

Denos su opinión sobre las cualidades o características imprescindibles que deberían tener las prendas de trabajo.

Como toda mi ropa, un uniforme tiene que ser cómodo, original, único y colorista.

Nos agradaría que nos relacionara todas sus incursiones en el ámbito del vestuario laboral.

He hecho uniformes para El Tour de Francia, El Mundo, Arco, Citroen, el Coro de la Comunidad de Madrid, el Coro del Teatro Real, Fitur, Teatre de l'Elisé y Les Bluses Roses, entre otros. Ahora acabo de inscribirme en un concurso para el diseño de los uniformes de Renfe y estamos a tope con eso. Es algo que me hace mucha ilusión. Y otra cosa, mi gran amigo Alberto Chicote se hace sus uniformes en mi taller. Y es el chef más guapo de Madrid.

¿Se pone en contacto con los profesionales que, finalmente, van a usar sus prendas?

Sí, pero normalmente tampoco ellos saben bien lo que quieren.

¿Influye en el estado de ánimo del trabajador saber que va vestido con ropa de marca?

Claro que sí. Luchino Viscontti obligaba a llevar calzoncillos de seda a los actores de sus películas, porque decía que la sensación que estos producían mejoraba la forma de actuar.

¿Piensa darle una proyección internacional a esta faceta de su negocio?

Ya se la doy. He diseñado uniformes en Francia, por ejemplo, para Les Bluses Roses y el Tour de Francia, Teatre de l’Elisé…

Díganos de qué conceptos parte al crear un estilo para una empresa

De mis propios conceptos. Me inspiro en mi misma, en el arte contemporáneo y en la naturaleza.

La uniformidad debe ser funcional. ¿Cómo aplica usted este concepto?

Mucho de lo que hago para todos los sectores es súper cómodo y súper práctico.

No sé si usted ha notado la diferencia, pero dicen que, cuando una empresa la dirige una mujer, valora mucho más la forma de vestir de sus empleados

Desde luego yo le doy mucha importancia a la forma de vestir de mi equipo.

¿Cuál es el momento más gratificante que ha vivido ante el personal de una empresa que vista la indumentaria que usted ha diseñado?

Cada vez que veo a alguien con mis diseños me ilusiona muchísimo. He visto a mucha gente y cada vez me ilusiona más.

En el plano de la uniformidad, ¿sus diseños también son transgresores por el uso del color?

El color es mi principal herramienta.

¿Considera una tendencia con futuro el que grandes diseñadores tomen en consideración el mercado laboral?

Pues la verdad que no sé qué decir. A mi me encanta diseñar uniformes… No sé como lo verán el resto de diseñadores.

¿Es posible que la ropa laboral de diseño adquiera notoriedad o nos encontramos con un cliente que no le otorga el valor que tiene?

Poco a poco la gente va innovando. El empresario se da cuenta de que si su personal lleva uniformes bonitos se siente más feliz en su trabajo, es decir, trabaja mejor y es más productivo.

¿También en la indumentaria profesional queda claramente patente su huella?

Sí, todo lo que yo hago lleva mi huella.

Adelántenos si pronto volveremos a ver sus creaciones en este campo

Esperemos que pueda hacer los uniformes para Renfe. Es algo que me hace muchísima ilusión porque ya lo intenté una vez y no pudo ser.
“Me inspiro en mi misma, en el arte contemporáneo y en la naturaleza”
“¡Adoro la ropa feliz!”