Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Vestuario Profesional

De las fábricas a la portada del Vogue

Redacción Jobwear19/06/2014
Nuestra moda, la laboral: Carhartt, Dickies y Dr. Martens. ¿Quién no tiene algunos?

Desde siempre la ropa de trabajo está estrechamente relacionada con el mundo de la moda. De hecho, muchos profesionales se refieren a los uniformes como “moda laboral”, ya que a veces los looks más trendy y el uniforme son tan similares que se confunden.

En la actualidad encontramos muchas marcas que se dedicaban a fabricar ropa laboral, y por cosas de la vida y los caprichos de la moda, cambiaran su target y saltaran de la fábrica a las portadas del Vogue.

El primer y más clásico ejemplo, los jeans, de los que ya hablamos la semana pasada. Al principio eran utilizados por mineros y otros profesionales que requerían prendas resistentes y duraderas. Años más tarde se convertían en el símbolo de los jóvenes rebeldes, para acabar siendo aceptados por toda la sociedad como el básico insustituible. Pero no solo Levi Strauss vivió este giro inesperado. Muchas otras marcas laborales tienen historias tan o más curiosas que la de Levi, aunque todas acaban en el mismo punto: las pasarelas.

¿Queréis algunos ejemplos? Carhartt, la clásica marca de ropa de trabajo para obreros y granjeros se convirtió hace poco más de 20 años en una de las firmas más demandadas en algunos colectivos de jóvenes. La marca nació a finales del XIX como una buena indumentaria laboral, resistente y cómoda.

Edwin Faeh, un visionario suizo muy vinculado al mundo del jean, buscaba salidas para no hundirse con el barco si la moda del tejano caducaba.

Carhartt como ropa laboral, 1889. Imagen de
Carhartt como ropa laboral, 1889. Imagen de "The Menlook Tribune"























Carhartt en pistas de BMX. Imagen de Yellowplug.com
Carhartt en pistas de BMX. Imagen de Yellowplug.com



Este suizo quiso buscar una alternativa al patrocinador de la moda rock’n’rollera y apostar por algo más moderno, como el hip-hop. Poco a poco Carhartt se fue convirtiendo en un imprescindible para los más rompedores. Surferos y skaters no se separan de sus pantalones Carhartt y sus gorras DC.

Aún así los diseñadores tienen claro que Carhartt debe seguir teniendo siempre ese toque rompedor de la streetwear y no dejar que se corrompa, como el jean, que ha pasado a ser una básica de todos los sectores de la población. El target de la marca está muy definido, y por ahora, sigue siendo referencia entre los más alternativos.





¿Qué me decís de los petos de Dickies? Durante la II Guerra Mundial produjo miles de uniformes para la armada, y hoy en día, como Carhartt, es una de las marcas básicas en rollers y surfers. Después de la guerra fue cuando la marca dio el salto al americano de a pié y comenzó a abastecer al publico de todo tipo de prendas para el trabajo. Parece que la clave del éxito fue combinar el diseño con la calidad necesaria para el uso laboral. Los obreros salían de trabajar con sus petos y se sentían a gusto, a la moda. Pronto se comenzó a popularizar el look entre los más jóvenes y rebeldes. Aún así, Dickies no abandona sus raíces y sigue produciendo sus famosos petos para vestuario laboral.

Peto de trabajo Dickies. Imagen de Ropadetrabajodickies.com
Peto de trabajo Dickies. Imagen de Ropadetrabajodickies.com















Ropa Dickies para Skaters. Imagen de Streetal.mx
Ropa Dickies para Skaters. Imagen de Streetal.mx

































¿Y cómo combinaban un peto tejano para trabajar a gusto? ¿y para ir a la moda? Yo diría que unas Dr. Martens nunca fallan. Esas de color cereza con el repunte amarillo en la suelas. Un símbolo punk que ha pervivido desde los sesenta. Nacieron con el objetivo de ser un zapato cómodo y seguro para trabajar, pero estas botas no tardaron en ser adoptadas en la misma década por los movimientos sociales y las nuevas tribus urbanas en Inglaterra, cuna del movimiento punk.



Primeras Dr. Martens. Imagen de culturacolectiva.com



Punks con Dr. Martens. Imagen de Claire Bonell
Punks con Dr. Martens. Imagen de Claire Bonell
Las Martens no han pasado de moda, pero se han ido adaptando. Si las vistes hoy en día ya no eres un punki empedernido. Simplemente es una estética que anuncia a los cuatro vientos que no te gusta el orden establecido. De hecho, las botas se han vuelto a poner tan de moda que han salido al mercado hasta sandalias con esa estética.



Sandalia Dr. Marten. Imagen de Cartelurbano.com
Sandalia Dr. Marten. Imagen de Cartelurbano.com