Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Un proyecto pionero para despertar vocaciones tecnológicas en los niños

20/06/2016

Creacció, agencia de emprenduría, innovación y conocimiento de la comarca de Osona (Barcelona), junto con la escuela L'Era de Dalt de Tona, han llevado a cabo este curso 2015-16 un proyecto para despertar vocaciones tecnológicas e industriales en esta comarca. El proyecto se ha desplegado en el marco del Plan Estratégico de la Formación Profesional de Osona, que pretende mejorar la relación entre el mapa formativo y las necesidades del tejido productivo del territorio. “Osona tiene un fuerte potencial industrial y una demanda de talento que cuesta cubrir y esto choca con la falta de jóvenes con ganas de estudiar profesiones vinculadas con el ámbito tecnológico e industrial”, explica Núria Macià, directora ejecutiva de Creacció.

foto
En este contexto, el proyecto en L'Era de Dalt se ha propuesto explorar posibles vías para despertar talentos, vocaciones e intereses en el campo tecnológico, trabajando en el contexto real de una escuela. El centro de Educación Infantil y Primaria adoptó la iniciativa como proyecto transversal para este curso e implicó todos los niños, claustro y familias en la realización de un gran número de actividades, todas ellas con la tecnología como hilo conductor.

El proyecto se ha trabajado en diferentes ámbitos. Por un lado, se ha formado y asesorado los profesores sobre cómo impartir contenidos tecnológicos en el aula. Las sesiones las llevó a cabo Jordi Martí, director del departamento de Didáctica de las Artes y las Ciencias de la Facultad de Educación, Traducción y Ciencias Humanas de la UVic-UCC. “Es esencial que los niños y niñas se acostumbren a opinar sobre el impacto de la tecnología, porque está en todas partes y tiene fuertes efectos en nuestra vida cotidiana, dijo Martí, que opina también que “si queremos que la trabajen desde pequeños, debemos dar a los maestros unos recursos que a menudo ahora no tienen”.

Por otro lado, los alumnos de L'Era de Dalt, organizados por cursos, han explorado diferentes facetas de la tecnología que ellos mismos han escogido y priorizado: los alimentos, los engranajes, la robótica, la construcción... En este sentido, han realizado actividades experimentales en la escuela y han visitado empresas vehiculadas a través de Creacció. También se han implicado a los padres invitándoles a entrar para conocer el resultado del trabajo.

El trabajo llevado a cabo se ha sintetizado en un vídeo que muestra las diferentes aproximaciones de los alumnos y profesores a a la tecnología a partir de las inquietudes, motivaciones y necesidades de cada colectivo, así como los resultados pedagógicos obtenidos.

El proyecto ha servido para poner en evidencia que “la experiencia significativa de los alumnos y el trabajo por proyectos es clave a la hora de despertar el interés de los niños y jóvenes en una materia” concluye Marc Peñarroya, director de la escuela L'Era de Dalt de Tona. Además, “la escuela ha perdido el miedo a la tecnologia y se ha acercado a nuevos métodos de aprendizaje en el ámbito tecnológico”.

Según Núria Macià, la prueba también constata que “la escuela debe ser una agente clave a la hora de despertar vocaciones, sean del ámbito que sean. La colaboración entre la escuela y la empresa puede generar nuevas sinergias totalmente necesarias para el desarrollo del territorio, en este caso, Osona”, concluye Macià.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SIMO - Ifema - Feria de Madrid del  5 al 7 de noviembre 2019

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS