Posicionamos su web SEO / SEM

Asebio se reúne con la presidenta del Gobierno de Castilla La Mancha

07/11/2013

7 de noviembre de 2013

La presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), Regina Revilla, el vicepresidente primero de Asebio, José María Fernández Sousa-Faro y el adjunto a la presidencia de Asebio, Jorge Barrero, se han reunido en Toledo con la presidenta del Gobierno de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, a quien han trasladado las oportunidades que representa la bioeconomía para esta comunidad.

La Unión Europea ha situado entre sus prioridades el desarrollo de un modelo de crecimiento económico basado en fuentes de energía y materias primas renovables (de origen principalmente vegetal), que pueda en el medio plazo disminuir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y, en particular, del petróleo y posicionar a Europa como líder mundial en el desarrollo de este modelo alternativo, que se conoce como bioeconomía.

En la introducción de la comunicación de la Comisión Europea del 13-2-2012 [COM(2012) 60 final] ‘La innovación al servicio del crecimiento sostenible: una bioeconomía para Europa’ se subraya la relevancia socioeconómica de esta apuesta: “El establecimiento de una bioeconomía en Europa ofrece grandes posibilidades: puede mantener y crear crecimiento económico y puestos de trabajo en las zonas rurales, costeras e industriales, reducir la dependencia de los combustibles fósiles y mejorar la sostenibilidad económica y medioambiental de la producción primaria de las industrias de transformación”.

foto
La presidenta de Castilla La Mancha, Mª Doleres de Cospedal, recibe a la presidenta de Asebio, Regina Revilla.
La fortaleza del sector agrícola y alimentario castellanomanchego y la existencia de un cluster petroquímico en la región la convierte en un territorio con gran potencial para abordar el reto de obtener energía y materiales alternativos a los derivados del petróleo (bioplásticos, biolubricantes…) a partir de residuos vegetales y otras fuentes renovables.

Asebio está trabajando con diversas comunidades autónomas, entre ellas de forma muy activa Castilla La Mancha, para dedicar los próximos Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder), muy centrados en innovación, a financiar proyectos que demuestren la viabilidad de la bioeconomía para el desarrollo regional.

El pasado 25 de septiembre, Asebio reunió a numerosos expertos internacionales en Toledo, bajo el marco del proyecto Biotic coordinado por la patronal europea Europabio para debatir acerca de los retos pendientes en el continente para el impulso definitivo a la bioeconomía. En el transcurso de la reunión los representantes de Asebio trasladarán a la presidenta las principales conclusiones de este encuentro.

“Tenemos la oportunidad de impulsar proyectos que generen empleo y riqueza mediante la transformación biotecnológica de residuos del campo y de la industria tradicional castellanomanchega (como el sector vitivinícola o lácteo) que pueden dar lugar a productos de alto valor añadido y respetuosos con el medioambiente”, explica la presidenta de Asebio, Regina Revilla.

Además, también en Toledo, Asebio organizó el 26 de septiembre el Foro Español de Bieconomía, un foro de reflexión entre las distintos actores y partes interesadas, en el que se pusieron en común las necesidades y ofertas tecnológicas que promoverán el futuro de la bioeconomía en España, en línea con las voluntades y objetivos europeos, y el programa Horizonte 2020.

Entre los factores y barreras identificados se encontró la necesidad de mejorar el diálogo y participación entre los distintos actores de la cadena de valor, haciendo partícipes de estos procesos no sólo a la industria y administración, sino también a empresarios agrarios, usuarios finales y consumidores, para la definición de medidas que permitan la integración de la bioeconomía y sus procesos en nuestro día a día.

Las empresas pidieron que haya una mayor homogeneidad de regulación en cuanto al desarrollo e investigación y fabricación de bioproductos basados en materias primas renovables (incluidos biocombustibles y bioplásticos). Una regulación proactiva permitiría generar empleo en el medio agrario, atraer inversión extranjera y potencial el importante tejido de empresas biotecnológicas españolas, en un momento clave para la recuperación económica y en un área que está entre las prioridades de la UE para los próximos años.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Bioempresas

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS