Posicionamos su web SEO / SEM

Animales tropicales: ¿como en casa en el norte de Alemania?

01/11/1999


Este verano pasado se ha inaugurado el Parque Ornitológico más grande del mundo en la localidad alemana de Walsrode (norte del país) gracias al empleo de unas planchas alveolares transparentes del policarbonato Makrolon de Bayer. Los diseñadores del pabellón tropical escogieron este material como elemento de acristalamiento de cuádruple capa, fabricado por la empresa Röhm.


Ahora los animales y plantas de hábitats tropicales se encontrarán como en casa, a pesar de estar alojados en una zona fría del norte de Alemania. El nuevo parque ornitológico se caracteriza por ser un edificio transparente, basado en un proyecto registrado para la Expo 2000, que abarca una superficie de 2.700 m2 y más de 25.000 m3 de volumen. Este edificio es contiguo al edificio piramidal central y otras tres alas laterales que están ordenadas formando una estrella. El tejado y las paredes laterales del pabellón de hasta siete metros de longitud se han cubierto con planchas alveolares de cuatro capas Makrolon Longlife.

Excelente aislamiento térmico

Las planchas llamadas alveolares son perfiles huecos planos, extruidos de forma continua. Constan de dos, tres o cuatro capas, llamadas también cinturones, estabilizados mediante tabiques que los unen entre sí. Estas planchas tenaces y prácticamente irrompibles de Makrolon tienen un peso muy liviano, un buen aislamiento térmico y una gran transparencia. El tipo de plancha ha elegir depende de las exigencias planteadas al acristalamiento de cada proyecto arquitectónico.
En el caso del Parque Ornitológico de Walsrode, la balanza se inclinó por
varias razones hacia las planchas alveolares de cuatro capas de Röhm, cuyo aislamiento térmico es formidable. El valor k de estos elementos constructivos ligeros, de 25 milímetros de grosor, se sitúa en 1,7 W/m2*K. Algunos datos de referencia: una plancha alveolares de doble capa (4,5 mm) presenta un valor k de 3,9 W/m2*K. En un vidrio simple (4 mm), el valor k se sitúa en 5,7 W/m2*K.

Aparte del aislamiento térmico, la transparencia del acristalamiento es un criterio importante del proyecto arquitectónico de Walsrode, teniendo en cuenta sobre todo las aves y plantas alojadas en su interior. El grado de transmisión de la luz (D65) de las planchas de cuatro capas se sitúa en el 68 por ciento. Para dotarlos de una larga vida útil, los elementos estructurales ligeros están dotados de una protección a la intemperie y a la radiación UV que consiste en un acabado superficial (recubrimiento "longlife") que se aplica sobre la cara exterior de las planchas alveolares por coextrusión. La capa exterior se realiza en un espesor de 1,1 milímetros, que confiere a la plancha una resistencia especial al granizo.

En el pabellón tropical de Walsrode no era necesaria una protección a la intemperie por ambas caras. En la cara interior de las planchas alveolares de cuatro capas se aplicó en su lugar un recubrimiento llamado "No-Drop". Esta película protectora despliega un efecto extensor del agua, es decir, el agua condensada no gotea desde un punto cualquiera, sino que se derrite en forma de película.

De montaje fácil y rápido

El pabellón tropical de Walsrode se apoya en pilares de acero cincado, que apoyan sobre cimientos puntiformes o de zapata. La estructura sobre la que se apoya el tejado consta de cerchas o tirantes de madera encolados, no torsionados. A diferencia de las vigas de madera, estos tirantes permiten en el interior una mayor luz o distancia entre apoyos y una menor carga sobre ellos.

Este tipo de estructura redunda en una mejor óptica y mejor aprovechamiento del espacio disponible en el interior del pabellón. Gracias a su resistencia al impacto, ligereza y resistencia a la rotura y al astillamiento, las planchas alveolares de policarbonato presentan una enorme facilidad tanto de transformación como de colocación. Se tienen que respetar solamente unas pocas reglas de montaje.

Arriba, cerrar; abajo, airear

Hay que comprobar la compatibilidad de los sistemas de perfiles, los medios empleados para unir o para dar estanqueidad con el Makrolon Longlife, con el fin de evitar la fisuración del plástico. Los perfiles e incluso las superficies de la estructura de apoyo deben presentar un color claro (el mejor es el blanco) o ser reflejantes en sus caras de contacto con la plancha alveolar. Si se omite este detalle pueden ocurrir sobrecalentamientos locales y tensiones en el material. En el pabellón tropical no existe este riesgo porque la estructura de madera, de color oscuro, se halla a una distancia suficiente de las planchas. En general deberá tenerse en cuenta que la distancia de aireación mínima entre las sombras interiores (persianas enrollables o fijas) y el acristalamiento debe ser de 120 milímetros.

Empresas o entidades relacionadas

Röhm Ibérica, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS