La crisis frena la recuperación del mercado de inversión inmobiliaria en Europa

13/03/2012

13 de marzo de 2012

El avance de la crisis en la zona euro ha restado impulso al mercado de inversión inmobiliaria en Europa Occidental. Pese a que el primer semestre arrancó con un incremento del 13%, el ejercicio 2011 se cerró con 102.800 millones de euros, solo un 2% por encima de la cifra del año anterior. Son datos del estudio elaborado por la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate.
De los tres principales países europeos, Francia se anotó el máximo crecimiento con una mejora del 26% respecto a 2010. En Alemania, por su parte, la inversión inmobiliaria se incrementó un 20%, en tanto que en Reino Unido retrocedió un 11% a pesar de seguir siendo el mercado con mayor liquidez del continente. La participación de Reino Unido en la inversión inmobiliaria europea —con un cuota del 35% en 2011— perdió terreno respecto a Francia y Alemania. Por segmentos, las oficinas se mantuvieron como el tipo de activo favorito para los inversores. Estos han seguido fijando su interés en los inmuebles de tipo ‘prime’, lo que ha servido para alimentar la brecha existente entre los mercados principales y secundarios.
Las previsiones para 2012 son inciertas dadas las persistentes dudas sobre la situación económica y financiera. No obstante, el volumen de inversión anual debería poder mantenerse a tenor del interés por los activos ‘prime’. La atracción por las operaciones de oportunidad, además, debería servir para frenar posibles descensos, aunque dependerá finalmente de la evolución de los mercados financieros.
España tuvo un segundo semestre débil y, aunque la inversión remontó en el último trimestre gracias a la operación de Torre Picasso en Madrid, la cifra final supuso un descenso del 46% respecto a 2010 y de un 19% respecto a 2009. Portugal se anotó el peor comportamiento de la inversión de los últimos doce años, con un retroceso del 66%. Italia, por su parte, mantuvo el nivel de inversión medio desde 2009, con 4.200 millones de euros. Finalmente, el mercado holandés, lastrado por dos trimestres débiles ―el segundo y el tercero―, finalizó 2011 con un volumen de inversión de 5.300 millones de euros (-11% respecto a 2010).
Con un 45% de cuota de participación en la inversión inmobiliaria en Europa occidental y un total de 45.900 millones de euros, las oficinas se mantuvieron como los activos preferidos por los inversores en 2011. Ante la situación de incertidumbre económica, las oficinas —especialmente del segmento ‘prime’— siguieron constituyendo un valor refugio, con un fuerte empuje en el último trimestre del año (52%).

Empresas o entidades relacionadas

BNP Paribas Real Estate