Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Oficinas y Centros de Negocios

La inversión no residencial en Francia crece un 37% durante el primer semestre

01/09/2011

1 de septiembre de 2011

Durante el primer semestre de 2011 la inversión no residencial en Francia continuó incrementándose, alcanzando los 5.200 millones de euros, un registro que supone una mejora del 37% respecto al mismo periodo del año anterior. Son datos del estudio elaborado por la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate. La solidez y transparencia del mercado inmobiliario francés han contribuido a sostener la actividad. Si bien, pese a esta mejora, los inversores aún muestran signos de aversión al riesgo y optan por los activos más seguros y por las áreas geográficas que ofrecen mayor liquidez.

Aunque el acceso a la financiación es más fácil desde 2010, los bancos se siguen mostrando exigentes en cuanto a la proporción de capital que deben aportar los compradores, y mantienen además una estrecha vigilancia sobre los riesgos inherentes a los proyectos. Consecuentemente, la mayoría de los actores son inversores con liquidez, como compañías de seguros o vehículos de inversión, que coparon el 20% de la inversión del primer semestre del año.

Los vehículos de inversión están resurgiendo en Francia, al generar mejores rendimientos que los bonos del Estado sin la volatilidad del mercado bursátil. De hecho, estos fondos tuvieron una importante reaparición en 2010, con un crecimiento de ingresos brutos de más del 117% respecto a 2009 y un total próximo a los 2.500 millones de euros.

Los edificios de oficinas, percibidos como el producto más líquido, se mantienen en cabeza, acaparando el 65% de la inversión del semestre. El atractivo de esta clase de activos se ha visto renovado por la capacidad de recuperación que muestra el mercado de usuarios y la estabilización de la tasa de disponibilidad. Entre las mayores operaciones del semestre figuraron la adquisición por Progama del edificio Origami, en París, por 86 millones de euros, y la compra por el fondo Deka a Nexity de un edificio de 32.000 metros cuadrados, también en París, por 330 millones de euros.

En el capítulo de previsiones, la inversión no residencial en todo el ejercicio 2011 podría alcanzar los 14.000-15.000 millones de euros, volviendo así a su media a largo plazo. Sin embargo, con un clima económico aún frágil, la liquidez del mercado podría aun resentirse. En este sentido, pese a la reciente caída después de las dudas sobre la deuda soberana de Grecia, la rentabilidad de los OAT —bonos del tesoro francés— podría volver a crecer, lo que reduciría significativamente la prima de riesgo de los inversores.

Consecuentemente, las rentabilidades prime, actualmente en 4,7% podrían mantenerse o incrementarse ligeramente en los próximos trimestres. Mientras tanto, aunque el dinero está volviendo al mercado, la mayoría de los inversores optan por activos seguros, creando de este modo un mercado a dos velocidades.