Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Oficinas y Centros de Negocios
Marta Bellobí de Environ Barcelona explicó las características de este tipo de inmuebles en la Segunda Conferencia Anual Green Buildings de Cushman & Wakefield

Green Buildings: el ahorro energético llevado al edificio

05/11/2007

5 de noviembre de 2007

El creciente interés por llevar a cabo un ahorro energético en beneficio del planeta y las personas, y las nuevas construcciones respetuosas con el medio ambiente han favorecido la aparición del fenómeno conocido como “Green Building” o edificios ecoeficientes en el mercado de oficinas.
En un contexto como este, la construcción y gestión de edificios de oficinas está revisando hoy en día su impacto ambiental, tanto en lo referido al proceso de edificación en sí como a la rehabilitación, mantenimiento y funcionamiento durante la vida útil de cada proyecto.
La directora en Barcelona de la consultora medioambiental Environ, Marta Bellobí, desgranó durante su intervención en la Segunda Conferencia Anual Green Buildings de Cushman & Wakefield, celebrada el pasado 26 desde octubre, los pormenores de este tipo de tendencia que está en alza. Bellobí comentó que los edificios ecoeficientes o Green Buildings son aquellos en los que se realiza una gestión sostenible de ciertos aspecto medioambientales. Los motivos que impulsan a considerar cada vez más este tipo de inmueble ecoeficiente son: se consideran algo prioritario en la agenda política (tal y como dejan entrever los objetivos del Protocolo de Kyoto para reducir las emisiones de CO2); por las nuevas regulaciones en el ámbito de la construcción; debido a la legislación europea, nacional y regional; a la imagen corporativa que dan; a las expectativas de los usuarios y al aumento del precio de la energía. Una de estas normativas se puso en marcha el pasado 31 de octubre. Se trata de la Directiva de Eficiencia Energética, que establece el procedimiento y la metodología de cálculo a seguir para la obtención de la calificación de eficiencia energética en los edificios de nueva construcción y a edificios sometidos a grandes rehabilitaciones con una superficie útil superior a 1.000 metros cuadrados, en los cuáles se renueve más del 25 por ciento del total de su espacio.
foto
Marta Bellobí durante su ponencia en la Segunda Conferencia Anual de Green Buildings de Cushman & Wakefield.

Beneficios económicos

Marta Bellobí explicó durante su ponencia que los beneficios económicos de los Green Buildings se concretan en la reducción de costes operacionales y energéticos; la mejora de las posibilidades de venta; el incremento del valor del activo; la mejora de la productividad y reducción del porcentaje de absentismo; la mejora de la imagen de las partes implicadas como el propietario, gestor, empresa arrendataria, etc.; facilitan la retención del ocupante y reducen los periodos vacantes, facilitan el incremento del precio del alquiler; y mejoran la gestión del riesgo.
Los Green Buildings, según la directora de Environ Barcelona, reducen los costes adicionales a los consumos entre un 30 y un 60 por ciento. Bellobí afirmó durante su intervención que "el ahorro de energía que suponen estos edificios compensa la inversión inicial". En este sentido, diversos estudios demuestran que el óptimo acondicionamiento del lugar de trabajo no es un coste, sino una inversión, puesto que una oficina dotada de elementos sostenibles es capaz de conseguir un aumento de la productividad de sus ocupantes de entre el 4 y el 8 por ciento.
Así, un edificio de oficinas sostenible queda definido como aquel que satisface de manera equilibrada las necesidades sociales, económicas y medioambientales de las personas que trabajan en él y de los que se ven afectados por su proximidad. En ese sentido, Marta Bellobí asocia el concepto ecoeficiencia a parámetros fundamentales de diseño como el rendimiento energético (cambio de tipo de combustible; mejora en la gestión de equipos; cambio de lámparas por otras de bajo consumo; formación de las plantillas en términos de ahorro energético; ahorro de agua; calidad del aire interior y presencia de elementos peligrosos en construcción como el amianto, moho, radón, legionela, plomo y compuestos químicos); contaminación del suelo que afecta al valor y posibilidades de uso del terreno; y contaminación de agua subterránea.
Por otro lado, la Segunda Conferencia Anual “Green Buildings” contó con la participación también del arquitecto Fermín Vázquez, encargado del proyecto B720 Layetana y de la realización de la Torre Agbar, entre otros. Vázquez habló sobre el concepto de ligereza maciza a propósito del impacto de construir el edificio y sustituirlo. Su conferencia fue aplicada a tres ejemplos llevados a cabo en Barcelona como son el edificio Indra, la Torre Agbar y el proyecto Diagonal 197.
foto
La Torre Agbar de Barcelona, ejemplo de edificio de ligereza maciza en Barcelona.
Por su parte, Guillermo Ravell, máximo Responsable de Goodman en España, comentó durante su intervención que en España, “el camino hacia construcciones más sostenibles lo marcan el Código Técnico de la Edificación y la calificación Energética de Edificios”. Ravell añadió que el aumento de los costes de construcción de oficinas sostenibles puede ser mínimo y descenderá. Asimismo, se espera que los edificios cumplan automáticamente las normativas medioambientales más estrictas.
Asimismo, el Departamento de oficinas de Cushman & Wakefield en Barcelona que gestiona los proyectos de oficinas más emblemáticos y representativos, apuesta también por esta nueva tendencia hacia los edificios ecoeficientes. Por eso, dicho departamento pone a disposición de sus clientes toda su experiencia y conocimientos, dirigidos tanto al constructor como al futuro inquilino del inmueble, con el fin de asesorarles sobre las mejores opciones en cada momento de su ciclo de negocio.