Posicionamos su web SEO / SEM
Su alta dependencia de la construcción lastra su evolución y tensiona los precios

El alquiler, aquejado de un fuerte desequilibrio entre oferta y demanda

David Muñoz28/11/2011

28 de noviembre de 2011

En los años que precedieron a la irrupción de la crisis, muchos alquiladores se veían desbordados por la creciente demanda de sus máquinas, hasta el punto que solicitaban a los proveedores cantidades ingentes de productos para poder satisfacer ese incremento. Hoy, la situación es bien diferente, con parques donde se acumulan cientos de máquinas esperando una llamada que las permita volver a estar operativas.

Durante años, el sector de la construcción fue considerado el motor económico de España y, ante el boom inmobiliario y las crecientes inversiones en infraestructuras, las empresas de alquiler vieron en la desbordante actividad de este mercado el principal destino de sus flotas. Para acometer las cerca de 800.000 viviendas que se construían anualmente en nuestro país y confeccionar una de las redes de transporte más modernas de Europa, se necesitaba cada vez más maquinaria en las obras, jugando el alquiler un papel preponderante en este suministro. Pero en éstas llegó el verano del 2007, con los primeros síntomas de la crisis, y desde entonces los indicadores sectoriales comenzaron su particular desplome, que aún no ha llegado a su fin.

foto
La pérdida de peso de la construcción en la economía española está trayendo consigo consecuencias negativas para el sector de la maquinaria.

Hay datos que son realmente significativos en este sentido. Por ejemplo, el consumo de cemento, material fundamental en la construcción, alcanzó el pasado mes de octubre, cifras en consumo per cápita que no se veían en nuestro país desde el año 1965, acumulando un descenso del 70% desde los máximos registrados en pleno boom inmobiliario.

La edificación residencial sigue su caída libre, con apenas 150.175 viviendas construidas en España desde julio de 2010 a junio de 2011, lo que supone un descenso interanual del 47,7%. Y si el análisis se lleva al terreno del inicio de nuevos proyectos inmobiliarios, los registros son aún más negativos, ya que desde julio de 2010 y hasta junio de 2011, se iniciaron sólo 56.415 viviendas libres. Por su parte, la rehabilitación, que para muchos tenía que ser la tabla de salvación del sector, tampoco termina de levantar cabeza y de hecho, en el segundo trimestre de este 2011, sufrió un descenso del 36,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a la obra civil, ésta también se está viendo arrastrada por la gravedad de la crisis y por la manifiesta voluntad de las diferentes administraciones de recortar en estas partidas presupuestarias para cumplir con los objetivos de déficit. El Ministerio de Fomento ha empleado con gran dureza la tijera en este ámbito, como demuestra el hecho de que en los cinco primeros meses de este año apenas había adjudicado contratos por valor de 752 millones de euros, que comparados con los 3.340 millones de euros del mismo periodo del año 2010 han supuesto casi un 80% menos de inversión. A este recorte también se han sumado las administraciones autonómicas, obligadas a disminuir los gastos ante el desplome de sus ingresos. De hecho, en los presupuestos del 2012 presentados ya por algunos gobiernos regionales, el descenso de la inversión en obra pública supera, de media, el 13%.

Consecuencias negativas

Esta pérdida de peso de la construcción en la economía nacional está trayendo consigo consecuencias realmente negativas, como la destrucción de más de un millón de empleos en los últimos cuatro años. Mientras en 2007 el sector absorbía el 13,3 % de los trabajadores, en 2010 este porcentaje ya había bajado hasta el 8,9%.

foto
Evolución del censo de plataformas de las empresas asociadas a Anapat.

Pero además, esta disminución de la actividad está afectando gravemente a las industrias que en buena parte dependen de la construcción, entre las que se encuentra la del alquiler de maquinaria. La caída de trabajo en las obras ha sido tan rápida y abrupta que los alquiladores no han sido capaces de adaptar, con la misma velocidad e intensidad, sus parques de maquinaria, lo que ha originado una oferta muy superior a la demanda y con ello graves problemas como una excesiva tensión sobre los precios o una permisividad en el uso abusivo de las máquinas, entre otros. A pesar de los esfuerzos realizados por muchos alquiladores de aliviar y aligerar sus flotas, lo cierto es que a día de hoy este desequilibrio sigue existiendo.

Un claro ejemplo del reajuste experimentado lo podemos encontrar en el alquiler de plataformas aéreas (Pemp). Tras la explosión vivida por esta máquina durante los años 90 y el inicio del nuevo siglo, que le llevó a pasar de las 568 unidades que contemplaba el censo de Anapat (Asociación Nacional de Alquiladores de Plataformas Aéreas de Trabajo) en 1995, a las 37.373 con las que alcanzó su techo en 2008, en estos últimos tres años la situación se ha invertido completamente, con una progresiva y destacada disminución del parque que le llevó a terminar el 2009 con 28.118 unidades y el 2010, con 24.224 unidades.

“No resulta fácil saber qué cifra equilibraría hoy la oferta y la demanda de plataformas aéreas en España, pero en líneas generales podemos decir que si al parque actual de Anapat le añadimos un 25% de las plataformas de empresas no asociadas, habría un parque total de unas 30.000 unidades. Estimo que en 2012 puede haber una bajada de un 20%, por lo que podríamos decir que el parque en el próximo año podría ser de unas 24.000 ó 25.000 máquinas, y eso, con las bajadas que ha habido en estos años, hace presagiar que podríamos estar ya cerca del equilibrio entre oferta y demanda”, señala Antonio Casado, secretario general de Anapat.

Severos reajustes

Otro sector que está sufriendo un fuerte reajuste es el del alquiler de grúas torre. Mientras que el parque atendido por los asociados de Fanagrumac (Agrupación Nacional de Alquiladores de Grúas Torre) en el año 2006 fue de 16.046 grúas torre, en el año 2010 esta cifra ya se había reducido hasta las 2.289 unidades, lo que ha tenido también un efecto muy negativo en el nivel de ocupación de trabajadores, el cual acabó el pasado año en apenas una cuarta parte del volumen de empleo registrado cuatro años antes. “En poco tiempo, hemos pasado de atender la construcción de 800.000 viviendas anuales, a niveles de apenas 120.000 viviendas al año, lo que ha conllevado una sobreoferta de máquinas que sigue tensionando los precios”, indica César Caudevilla, presidente de Fanagrumac.

foto
La inversión en obra pública por parte de las diferentes administraciones ha sufrido una drástica caída.

Tampoco es ajeno a la gravedad de la crisis el alquiler de grúas móviles autopropulsadas, máquinas muy vinculadas a la construcción en todos sus segmentos: edificación residencial a la hora de montar/desmontar grúas torres, construcción de naves industriales, obra civil en la elevación de grandes estructuras, etc.

Aunque desde Anagrual (Agrupación Empresarial Nacional de Alquiladores de Grúas de Servicio Público) no se tienen datos oficiales del parque móvil presente hoy en España, su secretario general David Ruiz estima que, desde el inicio de la crisis, el número de grúas que tienen sus asociados ha bajado en aproximadamente un tercio, es decir de las 3.000 unidades que podían tener estas empresas alquiladoras en 2007, se ha bajado a un volumen de 2.000 grúas. La iniciativa que va a tomar próximamente el Ministerio de Industria de crear un registro con las grúas móviles que están presentes hoy en nuestro país pondrá más luz en este apartado.

En maquinaria generalista no existen datos fiables sobre el número total de equipos que conforma hoy el parque español (aunque desde la confederación Confalq se está trabajando en ello), pero hay registros que sí pueden dar un porcentaje aproximado del descenso experimentado, como por ejemplo que la firma especializada Hune englobara en 2007 un parque de 34.000 unidades con la integración de las cuatro empresas que la dieron vida, y a mediados de 2011 su parque hubiera bajado hasta las 23.000 unidades.

En otras actividades alquiladoras la oferta apenas ha menguado desde el inicio de la crisis. Es el caso del alquiler del sanitario portátil, que mantiene la misma flota de baños en España desde 2007 (unas 25.000 unidades) a pesar de que la demanda ha bajado hasta una media de 10.000 sanitarios.

Venta de maquinaria

En paralelo a las iniciativas que han tomado muchas empresas de alquiler para reducir sus parques (subastas, firmas especializadas en equipos usados, empleo de redes internacionales de compra-venta…), éstas también han reducido o congelado las compras de nueva maquinaria a sus proveedores. Y eso se ve reflejado claramente en los datos de venta aportados periódicamente por la asociación Andicop, con algunas cifras verdaderamente reveladoras. Por ejemplo, de las 2.576 miniexcavadoras vendidas en 2006 en España (muchas de ellas a firmas de alquiler), se pasó en todo el 2010 a apenas 424 unidades. Y en el caso de las minicargadoras tipo “skid steer loader” (otro producto clásico entre los alquiladores), la caída ha sido aún mayor, ya que de las 3.190 máquinas del 2006 se pasó a 342 unidades en 2010. Tampoco se salvan de la quema otros productos muy vinculados al alquiler como los manipuladores telescópicos (2.714 máquinas en 2007 vs 319 en 2010) o los compactadores tándem de menos de 1,3 m de anchura (742 máquinas en 2007 vs 58 unidades en 2010).

foto
Evolución de las ventas de miniexcavadoras y minicargadoras (por unidades) en el mercado español.

Por todo lo señalado hasta ahora y conocidas las malas perspectivas que se ciernen para el sector de la construcción durante el 2012, no es de extrañar que muchas de las líneas estratégicas que están siguiendo las empresas de alquiler en España pasen por la diversificación, entrando con sus equipos en nuevas aplicaciones alejadas de la tradicional obra. Todo ello complementado por políticas de optimización de los parques que garanticen un alto porcentaje de empleo de las máquinas.

Empresas o entidades relacionadas

Agrupación Empresarial Nacional de Alquiladores de Grúas de Servicio Público
Asociación Nacional de Alquiladores de Plataformas Aéreas de Trabajo

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS