Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Salvagnini Ibérica, S.L. - Equipos de corte por láser

Salvagnini L5

Sistema de corte por láser: con cabezal de corte Dry Cooling sin necesidad de gas o agua

Foto de Sistema de corte por láser

El sistema de corte por láser L5 de Salvagnini se caracteriza por la fiabilidad de algunas soluciones que ahora son estándar, como la estructura de compás con cinemática evolucionada y la cabeza de corte Dry Cooling con ópticas refrigeradas, sin necesidad de gas o agua. El compás permite alcanzar dinámicas de hasta 5 g, aumentando la productividad y manteniendo, al mismo tiempo, muy bajos consumos y costes de ejercicio. A esto contribuye la cabeza de corte Dry Cooling, de última generación, que permite eliminar todo tipo de gas para la refrigeración de las ópticas de corte, reduciendo así los consumos y aumentando notablemente la fiabilidad del corte y la duración de las ópticas. El cambio de boquillas es automático y el control de proceso ha sido afinado ulteriormente a fin de mejorar la eficiencia de corte y anular los desperdicios.

La máquina es capaz de detectar cuando ha dejado de cortar correctamente, de detener rápidamente el corte para corregir los parámetros y reiniciar el trabajo desde donde se había interrumpido, logrando recuperar incluso la pieza que, de lo contrario, se hubiera perdido. Prácticamente, se para y retoma el corte exactamente en el punto donde se había parado, pero con los parámetros optimizados.

Si el mismo problema de corte ocurre otras dos veces, el sistema L5 es capaz de decidir autónomamente se configura los parámetros optimizados como nuevo estándar de corte para completar el ciclo de la manera óptima. Y todo gracias al APC (Adaptive Process Control), un sistema de gestión inteligente del proceso que se añade a las funcionalidades que ya están presentes para mejorar la ruptura inicial en el corte de espesores medios-elevados y la utilización del material. Logrando efectuar rupturas más precisas y pequeñas, de hecho, se pueden colocar más cerca de los bordes de corte.

También el sistema de visión artificial AVS ha tenido una importante evolución, por la cual el mismo ha aumentado sus capacidades. El uso de la cámara de vídeo permite obtener numerosas ventajas, como la posibilidad de un rápido alineamiento en los bordes de la lámina en elaboración (aproximadamente 6 s) o la posibilidad de referirse a elaboraciones ya presentes en dicha lámina, sin límites de forma o incluso, la posibilidad de recuperar desechos del corte y convertirlos independientemente de su forma, en formatos iniciales de nuevos nesting. A parte de centrarse en los orificios, se centra también en figuras marcadas y microincididas en la superficie de la chapa, y esto permite al sistema extender su campo de aplicación.

También las trayectorias on fly se han optimizado ulteriormente. Salvagnini presenta OnFly 4.0, el sistema de corte ‘en vuelo’, integrado en el control Six Salvagnini, caracterizado por una refinada gestión de las aceleraciones a la entrada y salida de cada segmento de corte, que permite obtener una ulterior reducción de los tiempos de corte.

El sistema L5 integrado en la FlexCell está combinado con un automatismo longitudinal compacto, formado por un componente de supresión y un peine que están integrados y permiten trabajar entre el cambio de pallet de la máquina y el exterior.

Denominada ADLL, esta solución de automatización está equipada de todas las soluciones y pequeños detalles como por ejemplo las ‘correas’ aplicadas al peine para reducir eventuales rayados en piezas cortadas y mejorar la calidad del apilado, o los cepillos para limpiar las puntas de las rejillas en cada ciclo.

Lo mismo es válido para MCL, el sistema cartesiano de separación de las partes, una ‘punta de diamante’ de las instalaciones ‘full-automation’ propuestas por Salvagnini. MCL, gracias a sus características funcionales y a la gestión integrada y automática de todas las fases de apilado. Cuenta también con chorro de aire que permite eliminar los pequeños desperdicios yacen sobre la lámina apenas cortada antes de extraerla y que a menudo crean situaciones críticas en las operaciones aguas abajo.

En el marco de facilitar las operaciones aguas abajo del corte, da la posibilidad de apilar los semielaborados en una estación fija o en algunos carros que luego, en la práctica, se pueden extraer rápidamente para llevar también cantidades unitarias de piezas a las maquinarias que se encargarán de completar la elaboración.