“Cuanto más compleja es la máquina, más importante es para los clientes el prestigio del fabricante”

Entrevista a Javier Carrión, responsable de Compras de Egasca

Irene Relda

27/11/2013

Desde 1952, la firma Egasca, S.A. se dedica a la venta, instalación y servicio post-venta de máquinas-herramienta de primera calidad. Con presencia en todo el ámbito nacional y servicio técnico propio en el País Vasco, Cataluña y Zona Centro, la compañía representa en nuestro país a firmas como Citizen-Miyano, Brother, YCM o Winema. “Siempre nos hemos caracterizado por nuestro empeño en adecuar las máquinas a las exigencias específicas de cada de uno de nuestros clientes a través del asesoramiento técnico, la formación de personal y los proyectos llave en mano”, explica a Interempresas Javier Carrión, responsable de Compras de Egasca.

¿Con qué máquinas transfer y sistemas flexibles cuentan?

Representamos a la empresa alemana Winema Maschinenbau GMBH, fabricante de máquinas transfer que hacen compatible la producción a gran escala con la máxima flexibilidad. Su gama de máquinas se divide en las series siguientes: RV10 (hasta 13 milímetros de diámetro), RV20 (hasta 25) y RV40 (hasta 50).

¿Y cuál es su equipo estrella? ¿Cuál es el más vendido?

El modelo RV10 Flexmaster, una máquina para piezas de 2 a 13 milímetros de diámetro que puede trabajar a partir de barra, rollo o pieza a pieza y en la que todas sus unidades están controladas por CNC. También puede mecanizar piezas cúbicas.

A lo largo de estos últimos años el sector ha evolucionado a grandes pasos. ¿Qué desarrollos destacaría en cuanto a máquinas transfer y sistemas flexibles se refiere? ¿Qué innovaciones han marcado un antes y un después?

Principalmente, la incorporación de unidades de hasta 3 ejes controlados simultáneamente por CNC y también la implantación de utillajes de cambio rápido, sondas de medición, etc. con el fin de aumentar al máximo la fiabilidad y rendimiento de las máquinas y reducir drásticamente los tiempos de cambio de pieza, ya que el mercado así lo demanda. También pide una alta calidad de todas y cada una de las piezas suministradas y una mayor flexibilidad en los plazos y cantidades de piezas a entregar por parte de los subcontratistas.

foto
Sala de exposición de máquinas.

¿Cuál es el talón de Aquiles del mantenimiento de estos equipos?

En general son máquinas complejas que exigen un elevado nivel de preparación del personal que se va a ocupar de su mantenimiento y servicio. Las averías, cuando se producen, requieren de un mayor tiempo para su diagnóstico y reparación que el habitual en máquinas más o menos convencionales.

¿Qué papel desempeña hoy en el sector la automatización?

Es fundamental que la máquina esté lo más automatizada posible y requiera la menor intervención posible del operario durante la producción. Nuestras máquinas alimentan el material (barra o en rollo) o piezas unitarias (de estampación, extrusión, etc.), mecanizan la pieza completamente, controlan y corrigen las medidas y transfieren las piezas acabadas fuera de la máquina de una manera totalmente automática.

¿Y la eficiencia energética de los equipos?

También en nuestro país hay una mayor una conciencia del consumo de energía de los equipos de producción. En este sentido las máquinas de Winema incorporan motores que permiten la regeneración de la energía eléctrica con lo que el ahorro energético es notable.

¿Qué aspectos cree que guían hoy la adquisición de un equipo? ¿Han cambiado las preferencias con la crisis?

Al tratarse de máquinas de gran complejidad el prestigio de la marca es determinante para gran parte de los clientes. Antes de realizar una inversión de este tipo hay que estar muy seguro de que detrás del proyecto está una firma que ofrece productos de máxima calidad y fiabilidad y un equipo humano y técnico capaz de responder de manera seria y eficiente cada vez que surge algún problema. Lógicamente, la productividad y el precio de la máquina siguen siendo elementos muy a tener en cuenta. No obstante, cuanto más compleja sea la máquina tanto más importante es para la mayoría de los clientes el prestigio del fabricante demostrado a lo largo de los años.

foto
Sala de medición y control de Egasca.

¿Cuáles son las tendencias? ¿En qué se investiga en la actualidad?

Los fabricantes de este tipo de máquinas van incorporando cada vez más operaciones tanto de mecanizado como de control que hasta hace poco se realizaban separadamente. El objetivo último es que salgan de máquina piezas totalmente acabadas con el 100% de fiabilidad de que son “buenas”. Además, se está desarrollando software cada vez más potente encaminado a la reducción de tiempos muertos, gestión total del proceso, control de la producción, control del consumo energético, control de la duración de las herramientas, control del material de desecho, etc.

¿A qué retos se enfrentan hoy los fabricantes de este tipo de tecnología?

El mercado demanda cada vez más una mayor flexibilidad en el tipo y cantidades de piezas a entregar. Estas máquinas han sido tradicionalmente poco flexibles por lo que los fabricantes han de poner todos los medios para que el usuario de sus máquinas pueda responder a las crecientes exigencias de sus clientes.

Empresas o entidades relacionadas

Egasca, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS