Closca y el IBV desarrollan un casco de bici plegable

20/05/2013

20 de mayo de 2013

foto
La start up valenciana Closca con la colaboración del Instituto de Biomecánica (IBV) ha lanzado al mercado un nuevo concepto de casco urbano, seguro y fácil de llevar, cómodo y adaptado al estilo de vida de cada consumidor.

El resultado de la colaboración de IBV y los ingenieros valencianos enamorados del uso de la bicicleta como medio de transporte urbano ha sido el modelo turtle, un casco que aúna la comodidad, la seguridad y el estilo de vida personal de los ciclistas urbanos de modo que se convierte en un complemento de moda acorde a las nuevas tendencias.

Mediante un novedoso sistema se consigue plegar el casco de modo que el volumen del mismo queda reducido hasta menos de la mitad, quedando plano como un libro en un solo movimiento, sin ningún tipo de mecanismo complicado y en un abrir y cerrar de ojos. Esta característica convierte el modelo turtle en el casco más cómodo y práctico. Además, Closca ha diseñado unas fundas textiles con formas de gorros y sombreros concebidos como una prenda o complemento más adaptada a la estética del ciclista urbano con el objetivo de romper las barreras habituales del uso del casco. Han sido creados por expertos siguiendo los patrones de moda más actuales. Las fundas son extraíbles y personalizables.

Ante un accidente, los ciclistas que no utilizan un casco homologado o abrochado de la forma correcta tienen casi el doble de probabilidades de sufrir una lesión grave en la cabeza. Por ello, el IBV ha asesorado a la empresa valenciana en los aspectos claves relacionados con la absorción de impactos y la ergonomía para garantizar la seguridad.

Asimismo, para poder ofrecer una gama de tallas completa que permita adaptar el casco a cada usuario, el Instituto de Biomecánica ha realizado un estudio antropométrico para aconsejar a Closca.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS