Posicionamos su web SEO / SEM
Artículo

Poda de cítricos

Horticom News07/12/2004

Información sobre conceptos deseables en las desiciones de espaciamiento, poda de formación, poda de producción, consideraciones de la poda, etc. El artículo completo se encuentra en el texto extendido.

Esta operación tiene como finalidad principal, la de regular el crecimiento de la planta en función de la producción. Trata de conseguir un equilibrio fisiológico que permita un crecimiento controlado de la parte vegetativa y una producción uniforme y abundante.

Para entender mejor la poda, es necesario conocer como la planta produce sus nutrimentos. Al remover parte del follaje de un árbol, se reduce paralelamente su habilidad para producir fruta. La capacidad de una planta para producir fruta, depende en mucho de la habilidad de sus hojas en producir un exceso de alimentos por encima de sus requerimientos de desarrollo y mantenimiento. Al reducir la cantidad de estas fabricadoras de alimentos la poda tiende a reducir la producción de fruta.

En un árbol normal hay un balance entre la copa y las raíces que se rompe cuando se elimina alguna de las partes. Así, si algunas raíces son removidas, decrece el abastecimiento de agua a la copa y el crecimiento se retarda hasta que nuevas raíces se desarrollen y reemplacen la parte removida. Por otro lado, si parte de la copa se poda, el crecimiento radical también se puede retardar hasta que nuevas ramas ocupen el sitio y la función de las removidas. El efecto desvigorizante de la poda ha sido indicado frecuentemente, y está mayormente limitado a la zona del corte. Al reducirse la superficie foliar, se reduce la cantidad de alimentos elaborados con el resultado de que el crecimiento del árbol se controla. La poda por lo tanto se puede considerar de cierto efecto enanizante, sea la parte podada de la copa o el sistema radical.

Autores señalan que el tamaño de los frutos en una rama, esta estrechamente relacionado con el tamaño y numero de hojas de la misma. En condiciones medias de California, hay aproximadamente 45 hojas por fruto en el naranjo "Washington navel".Para producir una buena cantidad de frutas de tamaño comercial, se requiere que él numero de hojas sea superior a las cifras indicadas o al menos la superficie foliar equivalente. Esto es importante en relación ala poda, puesto que la eliminación innecesaria de parte del follaje trae consigo la reducción del área foliar disponible y por ende restringe la capacidad fotosintética y la habilidad de la planta para producir frutos.

La poda esta muy relacionada con la distancia de plantación, históricamente las distancias de plantación han sido muy amplias, en rangos de 8x5 a7x4 m hasta hace 15 años atrás. Luego los rangos de las densidades fueron de 7x3 metros a 6x3 m. El espaciamiento esta ligado obviamente tanto a la variedad plantada como a la región climática.

El árbol o huerto ideal debiera crecer muy rápido inicialmente para llenar todo el espacio, pero después de eso el crecimiento debiera disminuir drásticamente para detenerse en el espacio que ya obtuvo. Desafortunadamente, no existe una vara mágica que toque esto, aunque una buena carga de cosecha puede ser un fuerte inhibidor del vigor, al igual que una poda juiciosa, tanto como la nueva tecnología relacionada con riego limitado/volumen de raíces, pueden prometer algo en este sentido.

Conceptos deseables en las decisiones de espaciamiento.

Se debe distinguir entre el concepto de intercepción de luz y de distribución de luz.

Temprano en el periodo de vida del huerto, se intercepta muy poca luz y se debe aumentar drásticamente para favorecer un mayor índice de área foliar que podría estar correlacionado con una buena producción. Una vez que se alcanzan los niveles de intersección de luz óptimos en un huerto, la distribución de luz se convierte en el próximo factor limitante.

Invariablemente, los árboles que hayan llenado todo su espacio podrían aumentar en producción hasta un nivel máximo cuando la curva de producción caerá drásticamente debido a que la distribución de luz llega a ser suboptima. El requerimiento de luz promedio ( plena luz solar) de una hoja de cítricos para funcionar óptimamente, es aproximadamente 30% de plena luz solar. Así el nivel de 30% se vuelve limitado muy cerca del sector externo de la copa del árbol (dentro de90cm). Esto causa que la copa productiva este ubicada solo en la cubierta externa del árbol, dejando amplios espacios interiores muertos.

Otros aspectos a considerar relativo al espaciamiento que podrían ser discutidos incluyen:

Árboles en seto v/s árboles independientes.

El tipo de cítrico: su hábito de crecimiento, si es producción interna o externa y si es un árbol naturalmente compacto o abierto.

Ciertas reglas de manejo relativas alas decisiones de espaciamiento que pueden ser usadas; esto incluye el doble de ancho de la entrehilera.

Tipo de suelo y patrones.

Clima.

Orientación de las hileras.

Poda de formación

Es aquella que se inicia con el trasplante del árbol a su sitio definitivo. Esta poda tiene por objeto ayudar a la planta a formar una estructura básica de las primeras ramas, de manera que se constituya una copa equilibrada y repartida. Generalmente, la poda de formación se inicia con la eliminación del brote terminal de la planta, hecho que trae como consecuencia inmediata el estancamiento del desarrollo vertical y la aparición y desarrollo de ramas laterales. Muchas veces en los cítricos aparecen muchas ramas laterales al mismo tiempo, siendo conveniente elegir 3 a 5, de preferencia bien balanceada y distribuida. En algunos casos esta poda de formación se sigue al nivel de las ramas secundarias o terciarias afín de repartir adecuadamente la carga de estas en cada una de las ramas primarias.

Conviene insistir en el hecho de que, siempre que sea posible debe tratarse en la primera poda de formación, cuando aparecen los brotes del tallo principal que deben constituir las ramas primarias, que estas se encuentran distribuidas cada cierto trecho a lo largo del tallo principal para evitar que todas las ramas primarias emerjan de un mismo punto de inserción. Esta operación no es muy sencilla, y con frecuencia es descuidada por los productores. Por lo general, después del corte y eliminación del brote terminal, por razones naturales tienden a brotar las yemas axiales más cercanas al punto del corte, no dejando mayor oportunidad a las inferiores a desarrollar. Por lo tanto, la recomendación de escoger para ramas primarias brotes separados entre si por cierto trecho dentro del tallo primario, no siempre se puede ejecutar con la precisión deseada.

Generalmente, los cítricos son plantas que bajo condiciones ecológicas normales y con cuidados tienden por sí solas a una formación bastante adecuada. La recomendación de podar ramas es mas bien un caso especial que una regla general. Dentro de lo posible debe dejarse a la planta cítrica desarrollar a su libre crecimiento sin la necesidad de maltratarla mediante cortes.

Es recomendable en plantas de desarrollo tratar de aguantar el crecimiento incontrolado de chupones, procurando que la planta forme una media esfera achatada. Esto le permitirá un mejor aprovechamiento de la luz para su actividad fotosintética, así como contar con mayor arrea foliar, cuya importancia ya fue descrita.

También se pude ayudar a los arboles en formación colocarles un tutor que soporte las ramas primarias.

Poda de producción

Esta poda también llamada poda de mantenimiento por el motivo que se podan las polleras y con esto se evita una serie de problemas como; evitar la formación de fruta en contacto con el suelo y favorece una mejor distribución del abono aplicado. Las ramas también dificultan en muchos casos el paso de implemento de roturación superficial.

La poda en cítricos ha sido tradición que sea liviana, cuya finalidad principal es la de mantener la planta limpia y con una copa bien equilibrada y compartida.

Pero esta idea ha cambiando en la citricultura moderna, la cual ahora se usa una tecnología de corte:

Mecánica: se puede incluir rebaje (topping) y poda lateral mecánica (hedging), usualmente en ángulo.

Poda selectiva con aparatos neumáticos o poda manual con tijeras o sierras. Es importante considerar las respuestas de crecimientos a los cortes de limpieza y tocones. El grosor de la madera podada también determina la respuesta de brotaron que se obtendrá.

Usualmente en los espacios más viejos, los arboles podrían ser manejados de la siguiente manera:

Poda de polleras.

Remover la madera muerta y renuevos interiores débiles.

Abrir ventanas mediante poda para permitir la entrada de luz y crear crecimientos interiores.

Podar en una forma piramidal mediante una poda selectiva en los hombros o en forma de vaso abierto, abriendo el centro del árbol.

En relación a las generaciones de huertos más nuevos, donde se usan espaciamientos más estrechos, se inclina hacia los siguientes procesos:

Poda de polleras.

Remoción de ramillas muertas y madera interna débil.

Determinar la altura del árbol mediante rebaje mecánico o poda selectiva de ramas altas.

Determinar el camino del tractor mediante la poda lateral mecánica en uno u otro lado o podando selectivamente los hombros de los árboles.

Determinar la copa externa haciendo cortes selectivos pequeños en la madera más delgada.

Consideraciones de la poda

Con respecto a la poda, es conveniente tener presente algunos conceptos generales y especiales a los cítricos que ayudan a determinar la política de la operación:

Las flores se presentan en inflorescencias terminales o axiales.

Los cítricos una marcada tendencia a ramificarse excesivamente y a producir un follaje denso en la parte exterior de la copa que generalmente impide que la luz penetre al interior.

Estas plantas tienen una marcada tendencia más o menos marcada, según sea la especie y la variedad, al crecimiento vertical, produciendo chupones abundantes en los árboles vigorosos

En varias especies cítricas, especialmente en el naranjo, se observa con relativa generalmente muy espinosos y de entre nudos largos que, partiendo de la planta, sobresalen notoriamente. Estos chupones, luego de desarrollar hasta cierta altura por encima de la copa se ramifican, dando lugar a la formación de una copa secundaria encima de la normal. Este fenómeno no es deseable, fundamentalmente por dos razones:

Desequilibran en grado variable a la formación adecuada de la copa de la planta, dando origen a la aparición de ramas y fruta generalmente a demasiada altura y consecuentemente más difícil de cosechar y tratar.

El vigor de estas ramas va en detrimento de otras ramas vecinas de la copa en constitución, consumiendo estos chupones una buena parte de la energía que deberían compartirse entre varias ramas.

Las ramas se deben cortar lo mas pegada al tallo o rama principal de donde nacen, a fin de favorecer la rápida cicatrización y evitar la presencia de muñones que, además de afear el aspecto de la planta, representan una vía de acceso para plagas y enfermedades.

Las tijeras de poda son herramientas que deben recibir una atención constante. Deben mantenerse siempre limpia, estar bien afiladas al momento de usarse y desinfectarse, de ser posible, todos los días unas ves terminado su uso.

Debe podarse en primer lugar y exclusivamente las plantas sanas y solo al terminar con todas estas, iniciar el trabajo de las plantas enfermas por separado.

En el caso en que los huertos fueron plantados a densidades muy altas, con el tiempo presentan problemas de sobrepoblación con las copas de las plantas muy juntas y una fuerte competencia por luz y espacio con la consecuente menor producción del huerto. La mejor política a seguir en este caso es el raleo de la plantación para permitirle a las restantes desarrollarse en mejores condiciones. Sin embargo, en algunas ocasiones el productor se encuentra reacio a esta operación y, en otras, la remoción de plantas dejaría el huerto con densidades muy bajas. Al respecto, se deben tener presentes dos posibilidades:

Se puede plantar el huerto con una alta densidad, manteniendo la distancia entre hileras y reduciendo a la mitad la distancia entre plantas. Luego, cuando las copas se comienzan a tocar, progresivamente y en forma anual se reduce la copa de la planta temporal, permitiendo a las definitivas desarrollarse. Llegado el momento en que las plantas temporales se encuentran reducidas a una mínima expresión, con unas pocas ramas, se puede proceder a su erradicación final.

En otros casos, no se ha planeado la doble densidad inicialmente, sino que por diversos motivos, se planta el huerto a un distanciamiento menor entre plantas. Bajo esta situación, el eliminar una planta si y otra no en las hileras resulta contraproducente, pues se pasaría de una alta densidad a una baja densidad. Al igual que en el caso anterior, llega un momento en que se tiene competencia de las copas; debiendo realizarce una poda especial llamada " hedging ", que consiste en una poda lateral como un seto de jardín. Para realizar esta operación se han acondicionado maquinas cortadoras que llevan una serie de sierras montadas en un solo plano vertical y que, al pasar lateralmente al lado de la planta, corta uniformemente todas las ramas que se extienden por fuera del plano. Esta poda tiende a dejar un callejón cuya amplitud varia de uno a dos metros, según los casos.

Bibliografía

Morín, Charles. 1980. Cultivo de cítricos.

Rabe, Etienne. 1999. Distancia de plantación y poda de los cítricos. Avances en Citricultura. Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal. Universidad Católica.

FUENTE

Artículo escrito por Rodrigo Cortínez U., Ingeniero agrónomo (especialidad Fruticultura, mención Producción Frutal) de la Pontificia Universidad Católica de Chile y publicado en su sitio web personal Fruticultura (http://es.geocities.com/pollotron2000).

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSeipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasBrassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS