Un sólo coche, pero muchas versiones

Coches eléctricos: tecnología limpia

Imma Muñinos23/04/2004

23 de abril de 2004

El cuidado del medioambiente es un valor cada día más apreciado en nuestra sociedad. Siendo el tráfico rodado una de las fuentes más importantes de contaminación ambiental y acústica, los consumidores muestran una preferencia creciente por los vehículos eléctricos, más limpios, dado que son por el momento los únicos medios de transporte que no emiten contaminación.

El cuidado del medioambiente es un valor cada día más apreciado en nuestra sociedad. Siendo el tráfico rodado una de las fuentes más importantes de contaminación ambiental y acústica, los consumidores muestran una preferencia creciente por los vehículos eléctricos, más limpios, dado que son por el momento los únicos medios de transporte que no emiten contaminación. Siguiendo esta filosofía, la firma Aixam Mega Ibérica lanzó a finales de 2003 sus vehículos comerciales ultraligeros Mega movidos por energía eléctrica.

Con un motor General Electric 4kw y una autonomía que puede llegar hasta los 100 km, estos coches suponen una verdadera revolución no solamente en el aspecto ecológico, sino también en el económico. Su mecanismo eléctrico simplificado supone menores costes en piezas de recambio (tubo de escape, bujías, filtros de aire y aceite, embrague...), menos mantenimiento y menos inmovilizaciones por averías. Además, el motor eléctrico no consume absolutamente nada en punto muerto y, en frenada, puede recuperar energía en modo "auto-recarga". Las baterías utilizadas por los vehículos Mega Eléctrico son totalmente recuperables, estando la gestión de reciclado asegurada por el proveedor.

El nuevo Mega Eléctrico ha conseguido en su corto periodo de venta un notable éxito entre aquellas empresas y corporaciones que priorizan el aspecto ecológico de sus servicios. En este sentido, numerosos ayuntamientos y empresas de servicios públicos se han interesado por el Mega Eléctrico, un vehículo completamente ecológico y absolutamente silencioso. Pero el elenco de ámbitos de aplicación es muy amplio: desde aeropuertos y puertos hasta almacenes, mantenimiento de cementerios, parques naturales, centros de ocio, parques temáticos, artesanos y comerciantes, recolección de residuos y un largo etcétera. La escasa contaminación acústica que producen estos vehículos permite que circulen sin causar molestia por cualquier espacio (parques y jardines, hospitales, centros históricos de ciudades, campos de golf, campings, etc.), tanto de día como de noche.

Además, por su económico mantenimiento, se trata del coche adecuado para aquellas firmas cuya actividad se desarrolla en la ciudad, con desplazamientos frecuentes para realizar cortas distancias y con paradas repetidas. Conducirlo es, sin lugar a dudas, un placer, dado que supone un avance absoluto con respecto a la circulación tradicional. La previsión de ventas de vehículos Mega Eléctrico para este año 2004 es de cien unidades.



Un sólo coche, pero muchas versiones
Los vehículos Mega Eléctrico alcanzan una velocidad máxima de 45 km/hora y, dependiendo del modelo, pueden llegar a transportar una carga de entre 275 y 435 kgr. Por sus reducidas dimensiones, que oscilan entre 2.720 y 2.980 mm de longitud, estos utilitarios pueden moverse con holgura por cualquier espacio, razón por la cual resultan ideales en los desplazamientos por ciudad. Los Mega Eléctrico pueden ser conducidos simplemente con una licencia de ciclomotor (coches sin carnet) o con carnet de tipo A1 y B1, dependiendo del modelo, longitud y peso del vehículo.

Existen dos versiones básicas de Mega Eléctrico: con 8 y 12 baterías. Pero, además, estos vehículos han nacido con cuatro carrocerías diferentes:
- Mega Furgón Van: el ingenioso y ultraligero furgón de la gama.
- Mega Pick-Up: el utilitario más versátil, para trasladar cargas que no precisan ir a cubierto.
- Mega Plataforma Aluminio: un pick-up con dos compartimentos.
- Mega Chasis Cabina: el modelo que permite realizar infinitas combinaciones.  



Todos los Mega Eléctrico van dotados de chasis de aluminio ensamblado sin soldaduras y carrocería de ABS/PMMA, capaz de absorber sin dificultad la mayoría de los impactos e inalterable incluso en los medios más agresivos y húmedos.
La recarga de las baterías puede realizarse en cualquier enchufe doméstico estándar, como también en los parkings públicos, estaciones de servicio y vías públicas que ya están habilitando esta prestación. El tiempo de carga total de la batería es de 8/10 horas, pero con una hora se cubre ya entre el 17 y el 25% de la autonomía total. El vehículo está equipado con un "cargador inteligente", que supervisa y controla la recarga. Además, está disponible un sistema de grabación de los parámetros de equipamientos eléctricos, consultable mediante modem, que ayuda al diagnóstico de averías y proporciona un histórico de la utilización del vehículo.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasBrassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS