El conocimiento organizativo es capital

El estudio y la práctica: una falsa oposición

Dr. Miguel Merino-Pacheco09/02/2004

Plantear una falsa oposición "práctica-teoría" es pernicioso. Dos anécdotas ilustran este artificial enfrentamiento. La primera ocurrió en el anfiteatro de una prestigiosa universidad, donde tenía lugar un interesante seminario sobre mercados agrarios. La segunda, hace unos pocos días, en estrecho círculo de amigos, de excelente humor por el acompañamiento de buen vino y excelentes tapas.

Suelen percibirse dos actitudes intelectuales distintas entre quienes se ocupan de los problemas agrarios: por un lado una fe ciega en los mecanismos y métodos para estudiar y "ordenar" los mercados, y por otro un esceptiscismo absoluto sobre la efectividad de tales instrumentos y métodos de estudio. La primera suele predominar en círculos académicos; la segunda es fácil encontrarla entre los "prácticos" de la comercialización, personas cuyo día a día es el bullicio del mercado, el campanilleo del teléfono o, últimamente, la tenue luz de la pantalla del ordenador. Ambas actitudes son perniciosas, pues se genera una falsa oposición "práctica-teoría". Me tomaré la libertad de narrar dos anécdotas que ilustran este artificial enfrentamiento. La primera ocurrió hace más años de los que me gusta acordarme, en el anfiteatro de una prestigiosa universidad, donde tenía lugar un interesante seminario sobre mercados agrarios. La segunda, hace unos pocos días, en estrecho círculo de amigos, de excelente humor por el acompañamiento de buen vino y excelentes tapas.

En el primer caso, el ponente utilizaba datos de escasísimos años de un censo de animales - no más de cuatro o cinco - para vaticinar, mediante una proyección, que en el país el número de esos animales iba llegar a tantos y cuantos millones al cabo de ....veinticinco años. Por supuesto, el procedimiento - de alguna forma hay que llamarlo - era absolutamente improcedente. En rigor, las proyecciones lineales no son adecuadas para realizar predicciones fuera de su rango de aplicación; aunque pueden utilizarse, con mucha precaución y buen olfato, para hacer alguna extrapolación corta un poco más allá de los datos firmes que se poseen. Creo que sólo se debió a mal entendida cortesía que nadie señaló al autorizado ponente la barbaridad que decía.

El segundo caso acontece hace pocos días; en aquella ronda de tapas uno de los presentes, agricultor y comercializador de fruta de amplia experiencia, aseveraba que los mercados frutihortícolas son impredecibles, sus fluctuaciones completamente aleatorias y que la venta solo tiene sentido realizada día a día. Aunque estoy convencido que exageraba, se percibía como trasfondo su profunda aversión hacia el estudio sistemático de los mercados. Simplemente no creía que sirviesen para algo; y con ello se equivocaba de forma grosera. Grosera y peligrosa, pues la realización de predicciones, el estudiar la sensibilidad de nuestro sistema productivo - hasta que punto un determinado paquete tecnológico es rentable frente a bajas de precios - no son cosas que pertenezcan al mundo de lo abstracto, sino que tienen aplicación inmediata en la realidad. Dar mala prensa al estudio y a los estudiosos, nos priva de un arma esencial; estudiar y saber aplicar lo estudiado es necesario para ganar, renunciando a ello, regalamos la victoria al adversario antes de comenzar la batalla.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Brassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS