- Opinión" /> Esos ojos color azabache - Horticultura
Posicionamos su web SEO / SEM
La Columna

Esos ojos color azabache

Francisco Ponce Carrasco01/01/2004

Frío de invierno, año 2004, propósitos de enmienda, deseos de ser mejores.
"La Columna" de Francisco Ponce de Horticultura- 174, enero 2004.

Tiene unos grandes ojos negros, impresionantes. Son unos ojos que te hechizan porque en ellos puedes ver el embrujo de la noche y la oscuridad más deslumbrante, así como todo el resto de tópicos que corresponden al negro color negro.

Los veo con cierta frecuencia, por las mañanas temprano. La chica que los luce está en una esquina próxima al edificio de oficinas donde se encuentra mi despacho. En ocasiones, está arrodillada, otras sentada y reclinada sobre la pared y siempre, frente a ella, en el suelo, un cartón sucio donde duermen algunas monedas.

Mantiene encendido un cigarrillo en la boca y de tanto en tanto lanza una mirada furtiva al cartón para ver cómo marcha la cosecha de calderilla.

Mucha gente pasa por su lado, ausente. Vamos deprisa, con el pensamiento en nuestras cosas, nuestros negocios, en cómo subir las ventas, los presupuestos, la cotización del dólar... Quizá nos preocupen las letras del coche, del piso o simplemente cuando será la próxima cena de trabajo que nos facilite la posibilidad de una exportación.

Enero, tradicionalmente, es mes de reflexión; comienza un nuevo año; uno se para a pensar en quiénes son estos náufragos urbanos socialmente denostados y  de desarraigo profundo. ¿ Qué historia se esconde tras sus harapos? ¿Cómo acabaron así? ¿Qué circunstancia quebró su voluntad?

En la vida cotidiana, conociendo personas, uno puede adivinar más o menos por sus actitudes, rasgos y comportamientos el guión de sus vidas. Pero, ¿y con los perdedores de la tierra? Imposible vislumbrar su trayectoria, por ejemplo esta mujer joven que sobrevive con limosnas y desayuna nicotina ¿Qué drama se encierra tras esos intensos ojos negros que en su rostro se confunden con la mugre? Ni idea.

Frío de invierno, año 2004, propósitos de enmienda, deseos de ser mejores. Me desprendo de unos euros. Pero sigo intrigado y preguntándome ¿Qué tragedia se oculta tras esos maravillosos ojos?

Desde luego la fortuna es una poderosa y enigmática divinidad que, o viene de cara o nos dá la espalda. Un proverbio chino dice que “más vale una cucharada de suerte que un barril de sabiduría”. La suerte a menudo no se deja alcanzar por quien la persigue y en otras ocasiones se echa en brazos del primero que pasa.

Ojalá estos desheredados de la fortuna tengan bien abiertos los brazos cuando se les presente y, de corazón, espero que les llegue.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosBrassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS