Para el control de plagas

Bacillus thuringiensis una excelente herramienta de lucha biológica

Marta Coll28/01/2004

28 de enero de 2004

Los métodos de control se han basado, sobre todo a partir del siglo XIX en la aplicación de productos químicos, pero las consecuencias que durante años han ido arrastrando, han propiciado la búsqueda de alternativas que suplan las deficiencias de estos compuestos. Una de estas altenativas es el uso de la bacteria " Bacillus thuringiensis".

Distintas especies de insectos han acompañado y se han desarrollado junto con la agricultura, provocando alguna de ellas importantes pérdidas económicas debido a su carácter dañino sobre los cultivos.

Por ello estas especies han sido consideradas como plagas. Esta característica le ha supuesto al ser humano la necesidad de aplicar a lo largo de la historia distintos productos y técnicas con el fin de erradicarlas.

Los métodos de control se han basado, sobre todo a partir del siglo XIX en la aplicación de productos químicos, pero las consecuencias que durante años han ido arrastrando, han propiciado la búsqueda de alternativas que suplan las deficiencias de estos compuestos. Una de estas altenativas es el uso de la bacteria  "Bacillus thuringiensis".

Se tarata de una bacteria ampliamente distribuida que habitualmente podemos encontrar en el suelo, polvo y en la superfície de numerosos sustratos vegetales, aunque es el suelo el hábitat que con mayor frecuencia se ha muestreado en la búsqueda de B. thuringiensis.

Esta bacteria presenta actividad y se comercializa contra plagas de insectos tan importantes como el escarabajo de la patata, la polilla del racimo de la vid o los taladros del maíz y el tabaco siendo de gran eficacia contra plagas de cultivos hortícolas como el tomate, pimiento, lechuga o el calabacín entre otras.

También es muy eficaz a la hora de combatir plagas forestales en coníferas, robledales y encinares atacando la procesionaria.

Bacillus thuringiensis puede constituir un cambio hacia una agricultura sostenible sin el uso de productos químicos, pero habría que mejorar mucho aspectos relacionados con las prácticas culturales convencionales, como la influencia de una fertilización equilibrada sobre la implantación y desarrollo de plagas y enfermedades y el mantenimiento de rastrojo como albergue para enemigos naturales y fuente de materia orgánica evitando la erosión del suelo y facilitando la infiltración de agua. La alternancia de cultivos, el barbecho y el uso de policultivos son imprescindibles para mantener una buena fertilidad del suelo y evitar la proliferación de malas hierbas, plagas y enfermedades que afectan al monocultivo.

Bibliografía del tema:

  • J. Iriarte (19989. Isolation and characterization of "Bacillus thuringiensis" strains indigenous from Spain.
  • J-F. Charles el al (2000). Entomopathogenic bacteria; from laboratory to field application. Ed. Kluver Academic Publisher.
  • A. Guiberteau, J. Labrador (1992). Técnicas de cultivo en agricultura biológica.
  • J. Labrador, A. Guiberteau (1991). La agricultura ecológica.
  • E. Schepf el al (1998). "Bacillus thuringiensis" and its pesticidal crystal proteins.
  • FAO (2000). El control de plagas.

Fuente: Revista Sustrai

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fameinnowa - Feria de tecnología agrícola y agronegocios del mediterráneo - Foro internacional del conocimiento e innovación agrícola - Torre Pacheco - Murcia España del 29 de marzo al 1 de abril de 2007Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízBrassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS