Posicionamos su web SEO / SEM
La evolución de la seguridad en la industria alimentaria

Sistema certificable de seguridad alimentaria

Fedora Arasa29/10/2003

29 de octubre de 2003

Ainia presenta SAL, un sistema certificable para la seguridad alimentaria, que integra principios de otros sistemas (APPCC, BRC o Codex Alimentarius), y compatible con documentos y referencias normativas de vigencia internacional (ISO 9000 o BPF's).

La industria alimentaria se está orientando hacia las rigurosas exigencias del nuevo consumidor. Un consumidor cada vez más exigente y informado que demanda alimentos seguros, que satisfagan sus gustos culinarios y mejoren sus condiciones de salud.

Para asegurar una calidad y seguridad en el sector de la alimentación, se están desarrollando nuevos sistemas de control, más rápidos y precisos , más eficaces. Se trata de sistemas no destructivos para analizar alimentos, incluso ya envasados, que permiten identificar sustancias no deseables y productos no conformes.

Uno de los que presenta Ainia (www.ainia.es) es SAL, un sistema certificable para la seguridad alimentaria, que integra principios de otros sistemas  (APPCC, BRC o Codex Alimentarius), y compatible con documentos y referencias normativas de vigencia internacional (ISO 9000 o BPF's).

La implantación de SAL comienza con el diagnóstico previo, evaluar el estado de la empresa en materia de seguridad alimentaria. Sigue con el establecimiento de una política de seguridad alimentaria que comporta la formación de un equipo permanente de trabajo. Continua con el estudio de los requisitos legales y la creación de un sistema de control, diseño e implemantación del sistema de higiene y mantenimiento de equipos.

Uno de los puntos fundamentales de SAL es el sistema de análisis de peligros y puntos de control crítico (APPCC). Es necesario para su eficaz implementación trazar diagramas de flujo de fabricación y estudiar los peligros para casa producto o familia.

La certifición que da derecho a utilizar la marca SAL se obtiene mediante una auditoría de tercera parte, llevada a cabo por un organismo independiente sin vinculación alguna con el proceso de implantación.