Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La Columna

La lengua y el lenguaje

Francisco Ponce Carrasco01/06/2003

Existe un abismo entre el lenguaje de quienes analizan lo que dicen y el de las personas que se enfrentan a la realidad, utilizando como único bagaje de expresión el cosechado en la escuela de la vida.
"La Columna" de Francisco Ponce de Horticultura - 169, junio 2003.

Este podría haber sido un titular diferente. Pongo por caso que hubiese sido solo: La Lengua. Estoy bastante seguro que hubiera suscitado interpretaciones del concepto pícaras o con doble intención, asegurándome criticas y algún posible reconocimiento sobre la audacia. Todo esto viene a cuento como introducción al comentario sobre algunas formas de expresión.


Una vez escuché discutir a una pareja, él profesor de universidad, ella licenciada en derecho. Él le reprochaba a ella: Siempre piensas y actúas como mujer y eso te limita. Y ella a él: eres un egoísta, me quieres porque me necesitas. Por aquel entonces, pensé que los dos tenían razón. Ahora que ninguno, ¡Absurda retórica!, ¿Cómo iba a actuar ella como un camionero búlgaro?
En cuanto al querer, el amor no es algo solo metafísico y eterno, y para nada ajeno al día a día, con sus atenciones y conductas. Amamos a las personas porque las necesitamos y necesitamos a las personas que amamos.


Existe un abismo entre el lenguaje de quienes analizan lo que dicen y el de las personas que se enfrentan a la realidad, utilizando como único bagaje de expresión el cosechado en la escuela de la vida. No hace mucho, sentado ante la televisión, presencié a una psicóloga, muy fina, preguntando en un coloquio a una experimentada cuarentona: "En su relación interpersonal, su compañero ¿respetaba su identidad? ¿Satisfacía su sexualidad?" La valiente mujer respondió: "No, durante cuatro años no probé "el chorizo" ¿me entiende usted?" La psicóloga ni sonrió, su delicada estructura verbal se derrumbó hecha añicos. Preguntaba por identidades y relaciones amorosas y le respondían con embutidos.  Fue una especie de combate apasionante. El lenguaje más técnico y sofisticado, frente al más callejero y socarrón.


Uno sabe que es de derecho decir o escribir lo que se piensa, utilizando el lenguaje que prefiera, pero en ocasiones, una incontinencia en la palabrería produce un efecto no deseado.  En mi opinión, las palabras deben meditarse, porque una vez manifestadas y sacadas de la nada, donde habitan, ya no hay manera de rescatarlas para el olvido. Esto es de gran valor y a tener muy en cuenta para nuestras relaciones profesionales, laborales hacia nuestros subalternos y con especial acento en las de amistad y familia.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosBrassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS