Hace más de dos años que el Plan Prever no da señales de convertirse en realidad

Plan renove, plan de seguridad y plan de empleo

Carmen Pallarés (Comunicación de AESDESA),José Ignacio Sánchez (Director General de AESDESA)12/09/2003

12 de septiembre de 2003

Son muchos los beneficios que la puesta en marcha del Plan Renove de Maquinaria Agrícola puede generar en el campo español, y el más importante será sin duda el del incremento de la seguridad y el sostenimiento del empleo.

Son muchos los beneficios que la puesta en marcha del Plan Renove de Maquinaria Agrícola puede generar en el campo español, y el más importante será sin duda el del incremento de la seguridad y el sostenimiento del empleo.

Hace más de dos años que el Plan Prever no da señales de convertirse en realidad. Todos sabemos del extenso programa de acción presentado en el MAPA para facilitar la renovación del parque de maquinaria agrícola autopropulsada y de arrastre. Sabemos asimismo que la limitación de los recursos redujo la justificada ambición de dicho programa, y que el planteamiento quedó circunscrito a lo referente a los tractores. Más adelante, se dijo, la renovación podría tornarse abarcadora y completa, incluyendo a todos los componentes del equipo de trabajo. Hasta el día de hoy, todo sigue sobre el papel, pero con el papel no se transmite rentabilidad a las explotaciones agrícolas.

En los presupuestos de los ministerios de Economía y Hacienda, de Ciencia y Tecnología, y de Agricultura, Pesca y Alimentación no se ha previsto dotación alguna para que el plan eche a andar. El señor ministro de Agricultura apoya el plan y, por su parte, la colaboración de los consejeros de agricultura de las Comunidades Autónomas -no todos, pero sí la mayoría- es positiva: ven su necesidad, piden colaboración y se plantean la forma de financiación, discutiendo y rechazando que los costes incidan gravosamente sobre sus presupuestos. La puesta en marcha del plan se estanca.

Bien está, en principio, esa defensa de la bolsa presupuestaria por parte de las consejerías de las Comunidades Autónomas, pero hay otra defensa, hay otro impulso, hay otro horizonte cuyo avistamiento no puede considerarse tan solo como indeseable sacrificio presupuestario. ¿Sabemos cuántos son los puestos de trabajo cuyo sostenimiento puede verse posibilitado en los diversos campos de actividad de nuestro sector? Nos sorprendería, y despejaría gozosamente las reticencias, seguro. La repercusión de mayor calado del Plan tendrá lugar en el empleo. Se hará sentir no solo en las distintas fases de fabricación, importación, comercialización y servicios de maquinaria, sino también en el extenso marco de las actividades fitosanitarias, de abonos, semillas, ganadería e investigación. Los puestos de trabajo están por cuantificar, no podemos aportar cifras precisas, pero sí la noción del seguro favorecimiento que surgirá de la aplicación efectiva del Plan. Es este el horizonte que no hay que perder de vista.

El sector de la maquinaria agrícola fue en nuestro país, recordémoslo, impulsor fundamental para la creación y desarrollo de la distribución y comercialización de la incipiente industria automotriz. Ahora, es el pariente pobre, discriminado y olvidable cuando de reconocimiento, mejora y crecimiento se trata. Dejemos ya, en cuanto a la presencia y la presión, de actuar guadianescamente. El curso completo del recorrido hasta el logro de la puesta en marcha real del Prever ha de ser constante, minucioso, persistente, sin continuar dejando "que inventen ellos" -automóviles, camiones- y contemplando desde la cuneta sus avances. El goteo, la intermitencia en la atención, la presión, el seguimiento y la búsqueda de soluciones para la financiación completa del plan han de convertirse en una corriente caudalosa y continua por parte de asociaciones, sindicatos, usuarios, fabricantes, comercializadores y empresas de servicios de la abarcante actividad agropecuaria española.

Cuantifiquemos las cifras de sostenimiento e incremento del empleo de las distintas actividades del sector; busquemos un representante único y cualificado para nuestros intereses; reclamemos asimismo un único interlocutor institucional; pidamos la búsqueda sin desmayo, y el encuentro, de la fórmula de éxito que financie el plan; apostemos por el rigor y la transparencia en las operaciones privadas; eliminemos el escollo que supone la ausencia en el sector de métodos de tasación reales; contemos con una base verídica que facilite las valoraciones del vehículo y la maquinaria necesitados de renovación. Y, desde luego, no perdamos de vista, en momento alguno de las negociaciones, que el plan redundará en un claro incremento del empleo. El plan Renove de Maquinaria Agrícola es imprescindible, no es opinable su necesidad, como no es incierta su repercusión en la sostenibilidad del empleo y  la actividad agropecuaria española.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízBrassica2017SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH -Sociedad Española de Ciencias Hortícolas

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS