Atacan a raíces, tubérculos y corteza de tallos

Los daños del Otiorynchus sulcatus

Fedora Arasa05/08/2003

5 de agosto de 2003

Los perjuicios más graves del Otiorynchus sulcatus son causados por la voracidad de las larvas que, después de su salida del huevo, empiezan a alimentarse de pequeñas larvas. A medida que van creciendo, éstas atacan raíces más gruesas, tubérculos y la corteza de los tallos. Finalmente, la planta afectada muere.

El otiorrinco (Otiorynchus sulcatus) devora las extremidades de las hojas y flores. Los perjuicios más graves son causados por la voracidad de las larvas que, después de su salida del huevo, empiezan a alimentarse de pequeñas larvas. A medida que van creciendo, éstas atacan raíces más gruesas, tubérculos y la corteza de los tallos. Finalmente, la planta afectada muere.

Una manera de controlar el efecto del otiorrinco es mediante el control biológico. El más utilizado es el Heterorhabditis megidis, un nematodo que penetra las larvas por los orificos del cuerpo. Después de penetrar, las bacterias que conviven en simbiosis se liberan y se extienden en la larva y se reproducen rápidamente. La larva afectada adquiere un color amarillo-rojo oscuro y muere a los dos días.

Puede encontrar más información sobre el control biológico aplicado a el otiorrinco en el catálogo de la empresa Biobest (www.biobest.be)