Tratamiento retardante de la maduración

Comportamientos poscosecha de frutos de piña

HorticomNews16/05/2003

16 de mayo de 2003

Dado que la piña es un fruto perecedero es importante alargar su vida de almacenamiento, manteniendo su calidad tanto de la producción que se destina a consumo fresco como aquella dirigida a uso industrial. Uno de los procedimientos utilizados para prolongar la vida de los frutos una vez cosechados es a través del almacenamiento refrigerado.

Comportamiento poscosecha de frutos de piña (Ananas comosus) tratados con retardantes de la maduracion almacenados a diferentes temperaturas.


Resumen

Se recolectaron frutos de piña cultivar Española Roja en estado de madurez fisiológica, de una siembra ubicada en el sector Las Brujitas, Parroquia Aguedo Felipe Alvarado del Estado Lara. Los frutos fueron cubiertos con cera comercial marca Prolong a concentración de 0.5 y 1.5 % (p/v) y luego fueron almacenados a temperatura ambiente (22-25 °C), 15° y 10 °C, 85-90 % HR. Frutos no tratados se utilizaron como controles. Se evaluaron los siguientes parámetros de calidad: pérdida de peso fresco, pH, sólidos solubles totales, acidez titulable y contenido de ácido ascórbico. A las concentraciones de 0.5 y 1.5 % (p/v) la aplicación de cera Prolong no mostró efecto significativo sobre la acidez titulable, por el contrario, la cera Prolong y las diferentes temperaturas de almacenamiento determinaron variaciones en el comportamiento de las variables SST, SST/AT, contenido de ácido ascórbico y pérdida de peso fresco, siendo menor ésta en los frutos almacenados a 10° y 15 °C. Se concluyó que bajo estas temperaturas de almacenamiento los frutos de piña retardaron algunos cambios relativos al proceso de maduración en dos semanas con respecto a los frutos alamcenados a temperatura ambiente, alargándose en consecuencia su período de comercialización.
Palabras claves: Piña, Ananas comosus, calidad, ceras protectoras, temperatura, almacenamiento.

Introducción

En Venezuela se cultiva la piña en las regiones Centroccidental, Andina, Oriental y al Sur del Orinoco, constituyendo la región Centroccidental, particularmente en el Estado Lara, la región de mayor producción. Los frutos de piña producidos en el país, por lo general, no cumplen con las exigencias de calidad del mercado tanto nacional como internacional; esto es debido, en gran medida a deficiencias en el manejo general del cultivo, y de manera muy acentuada a las prácticas inapropiadas de cosecha y recolección, maltrato por empaque y transporte inadecuado. A nivel de mercado mayorista y minorista, el producto es manejado inadecuadamente; se almacena a temperatura ambiente, la cual se hace mayor debido al aumento de la actividad fisiológica del fruto disminuyendo la vida útil del mismo, reportándose pérdidas poscosecha hasta de un 37% (3). Dado que la piña es un fruto perecedero es importante alargar su vida de almacenamiento, manteniendo su calidad tanto de la producción que se destina a consumo fresco como aquella dirigida a uso industrial. Uno de los procedimientos utilizados para prolongar la vida de los frutos una vez cosechados es a través del almacenamiento refrigerado; sin embargo, temperaturas inferiores a 10 °C pueden ocasionar daños por frío. Un sistema para extender la vida de almacenamiento de los frutos es el uso de cubiertas cerosas. Recientemente se ha utilizado la cera Prolong en bananas, cubierta permeable que consiste en una mezcla de esteres de sacarosa con ácidos grasos y sales sódicas de carboximetilcelulosa, para extender su vida de almacenamiento (2, 7). Estas ceras protectoras al aplicarse en la superficie de los frutos bloquean los estomas y reducen la permeabilidad de la cutícula al oxígeno, lo cual disminuye la tasa de respiración y en consecuencia, aminora la velocidad normal de maduración (5).

El presente estudio tuvo como objetivo evaluar el efecto de la cera Prolong a dos concentraciones y diferentes temperaturas de almacenamiento sobre algunos parámetros de calidad en frutos de piña cultivar Española Roja.

Materiales y métodos


Se utilizaron frutos procedentes de una siembra ubicada en el sector Las Brujitas, Parroquia Aguedo Felipe Alvarado del Estado Lara. Los frutos fueron recolectados en estado de madurez fisiológica con peso promedio de 1 300 g y transportados inmediatamente al laboratorio. Posteriormente se sumergieron los frutos provistos de sus respectivas coronas durante dos minutos en una solución de (Benomyl) Benlate a razón de 240 g/100 L y secados al aire. Prolong se aplicó por inmersión de los frutos en soluciones al 0.5 y 1.5 % p/v. durante 30 segundos. Después de la aplicación de Prolong los frutos se colocaron en cajas de cartón corrugado, cinco por caja, y se almacenaron durante un período de un mes, en cavas a temperaturas de 10 ± 2 °C, 15 ± 2 °C y temperatura ambiente (22-25 °C). Frutos no tratados con Prolong fueron utilizados como controles almacenados a las mismas condiciones. Se realizó una evaluación cada siete días para un total de cuatro. Se midieron los siguientes parámetros: acidez titulable, sólidos solubles totales (SST), SST/AT, y contenido de ácido ascórbico. Al inicio del ensayo se seleccionaron 2 frutos al azar de cada tratamiento, los cuales fueron pesados en una balanza Sauter SM 1000 a intervalos de siete días para calcular la tasa de pérdida de peso. Para los otros análisis se seleccionó al azar, cada siete días 1 fruto por repetición y se molió la pulpa. La acidez titulable, se determinó en 5 g de la pulpa molida con 80 mL de agua destilada, por titulación con NaOH 0.1 N hasta un punto final de pH 8.1 en un potenciómetro Orión, modelo 520 A (8). Los SST se determinaron en un refractómetro de mesa ABBE, Baush & Lamb, en el sobrenadante de la pulpa molida y expresados en ° Brix (1). Para la determinación del contenido de ácido ascórbico se utilizó el método del 2.6 diclorofenol-indofenol (9). El experimento se condujo bajo un diseño experimental completamente al azar, en un arreglo factorial del tipo 32, con tres replicaciones.

Resultados y discusión

Los resultados de los análisis de la composición se reflejan en el cuadro 1. Aún cuando no se observaron diferencias significativas en la acidez titulable debido a los tratamientos, se detectó que los valores de la acidez titulable disminuyeron paulatinamente durante el período de almacenamiento, lo cual coincide con lo reportado por Gortner et al. (6). El contenido de sólidos solubles totales incrementó acentuadamente durante el almacenamiento siendo menor en los frutos tratados comparados con los controles. El aumento del contenido de los sólidos solubles totales sugiere la acumulación de azúcares durante el proceso poscosecha. Se refleja también en estos resultados el efecto de la temperatura de almacenamiento, ya que, se observaron valores significativamente menores en los frutos almacenados a bajas temperaturas. En la relación SST/AT se observaron diferencias significativas entre los frutos cubiertos con cera respecto a los controles así como efecto de la temperatura de almacenamiento. La relación SST/AT es considerada un buen índice, ya que pone de manifiesto diferencias en el grado de madurez como se observa a los 14 días de almacenamiento, si se comparan los frutos controles almacenados a temperatura ambiente contra los frutos tratados con Prolong al 1.5 % p/v, almacenados a 10 °C. En cuanto al contenido de ácido ascórbico se observó una marcada tendencia a disminuir a medida que avanzaba el proceso de maduración del fruto coincidiendo con lo reportado por Zambrano Castellano (10) para los cultivares Puerto Rico, Valera Amarilla y Valera Roja. El análisis estadístico arrojó diferencias significativas (P £ .05) a los 7 y 14 días de almacenamiento; sin embargo no se observaron diferencias significativas a los 21 y 28 días de almacenamiento. La información obtenida en este estudio mostrada en la figura 1 indica que la cera Prolong y las bajas temperaturas de almacenamiento reducen la pérdida de peso de los frutos de piña durante almacenamiento. Esta reducción fue marcada en los frutos tratados on Prolong al 1.5 % p/v y almacenados a 10 °C. Es importante señalar que las cubiertas cerosas actúan como barreras protectoras que limitan la transpiración. Reducción de la pérdida de peso por el uso de cubiertas cerosas ha sido señalado por Banks (2) y Flores (4) en bananas. Los resultados del presente estudio sugieren que la aplicación de Prolong como cera protectora en los frutos de piña y temperaturas de almacenamiento comprendidas entre 10 y 15 °C resultaron beneficioso, ya que alarga la vida de almacenamiento en por lo menos dos semanas.

Esta investigación está publicada en www.redpav-fpolar.info.ve/fagroluz/v14_4/v144z002.htlm

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSeipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízBrassica2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS