Posicionamos su web SEO / SEM
Organizado por la Asociación de Exportadores de Perú

Seminario Internacional sobre alcachofa en Lima

Dr. Alfredo Miguel Gómez24/12/2002

El Subcomité de Alcachofa y Pimiento de esa asociación agrupa a productores, agroindustria y exportadores de Perú, que se reunieron en seminario el 27 y 28 de septiembre pasados.
Artículo publicado en la Revista Horticultura 165 - Diciembre 2002.

En el Seminario se ha expuesto ampliamente la situación actual del cultivo de alcachofa en Perú, tanto en la Costa (Ingenieros Garcilazo y Benavides) como en la Sierra (Ingenieros Catacora y Gutarra). Hubo también representación argentina (S.M. Garcia) e italiana (N. Calabrese). La participación española estuvo integrada por Ingenieros P. Arce, J.A. Pascual y A. Miguel, quienes expusieron varios aspectos de la producción de alcachofa en España.
La alcachofa se cultiva en Perú desde hace 200 años pero hasta la fecha su extensión ha sido muy limitada (160 ha). No existe tradición de consumo en la mayoría de la población.
La introducción de la alcachofa de semilla por la empresa Agriset de Valencia en 1998 ha supuesto una nueva perspectiva para este cultivo, que está teniendo un rápido crecimiento.
Son dos las áreas de cultivo de alcachofa en Perú: la Sierra hasta 3.200 m de altitud y la Costa, en los valles de los ríos o en la arena del desierto, que ocupa casi toda la franja costera.
Las condiciones de cultivo en los dos ambientes son bastante diferentes: en la Sierra el cultivo lo realizan pequeños agricultores, el sistema de riego es por surcos y se utiliza una alta densidad de plantación (10-20.000 plantas/ha, mientras que en la Costa, el cultivo lo hacen grandes empresas, el riego es por surcos en los valles de los ríos o localizado, en las arenas del desierto y se emplea una menor densidad de plantación 8-10.000 plantas por ha.
La variedad Criolla (160 Ha), descendiente de Spinoso Sardo, es la cultivada desde hace 200 años en algunos lugares de la Sierra. Se multiplica por hijuelos y su producción está estabilizada. Entre las variedades de semilla que constituyen la base de la expansión de este cultivo se encuentra la variedad A-106. La plantación se efectúa en marzo o abril y la producción se extiende desde agosto o septiembre hasta octubre o noviembre (comienzos del verano). El vigor y productividad de las plantaciones es impresionante, según pudimos apreciar en una extensa visita desde Lima hasta Nazca, 350 km al sur de la capital.
Hasta ahora se han comprobado otras variedades de semilla: Esmeralda Z-101, A-108, Greenglobe y varios híbridos, pero estas no reúnen las características de vigor, productividad y precocidad deseadas.
Tanto en la Sierra como en la Costa, la alcachofa de semilla se destina a industrialización y se produce bajo contrato con alguna industria o son estas mismas las que la producen en tierras propias o arrendadas.
En cualquier caso, un servicio técnico independiente se ocupa de establecer las relaciones con el agricultor, dirigir técnicamente el cultivo yrealizar la clasificación del producto antes de llevarlo a la industria.
En la Sierra, a veces, la asistencia técnica la realizan organizaciones no gubernamentales (ONGs), que, a la vez, ayudan a financiar los cultivos (plantas, abonos, insecticidas). En otros casos, si los cultivos no son propios, es la industria la que financia la planta. El destino de las alcachofas tradicionales, de la variedad Criolla, ha sido el mercado en fresco, para un sector reducido de la población. También se destina en parte, a la fabricación de fondos.
La expansión del cultivo se debe a la industrialización de las nuevas variedades de semilla. En su totalidad se dedican a la fabricación de corazones, enteros o por cuartos appertizados, marinados o en aceite o congelados. Según la industria de destino, el calibre que se recolecta es 45-65 mm ó 65-75 mm.
Los obreros que efectúan la recolección llevan en la mano un calibre que les obliga a ajustarse estrictamente a la norma. Los rendimientos han crecido espectacularmente en tres años. Se llegan a recolectar hasta 40 capítulos por planta y 20 t/ha de fruto comercial.
El sector agroindustrial de Perú se muestra decidido a ocupar un lugar cada vez más importante en el mercado de la alcachofa procesada, igual que lo ha hecho con el espárrago. A título de ejemplo, una exportadora que tiene este año 60 ha, el próximo quiere plantar 300 y en otros dos, llegar a 1000 ha. Están demostrando que la alcachofa procedente de semilla sí puede ser industrializada. Es muy posible que en un plazo de 10 años, Perú y posiblemente China, dominen el mercado de la alcachofa transformada y todo sobre la base de planta procedente de semilla.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Brassica2017SECH -Sociedad Española de Ciencias Hortícolas

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS