Con motor diesel

Desfibradoras para uso profesional

Juan Fernández25/07/2002

25 de julio de 2002

Ática ha empezado a importar en el mercado español los productos de Posch a principios de este año con unos resultados muy satisfactorios, ya que Posch ofrece todas las garantías de un producto destinado a uso profesional, con unos acabados óptimos.

En la fotografía, José Fernández del Castillo, de la empresa Ática, junto a la desfibradora marca Posch «Schred Worker 100» con motor diesel 55 CV comercializada por esta firma. La máquina ha sido presentada en la última edición de Tem Tecma, celebrada en Madrid del 11 al 14 de junio.


Esta desfibradora está provista del sistema "no-stress", es decir, cuando el motor baja de revoluciones, el sistema de alimentación se detiene hasta que el motor recupera sus condiciones normales de funcionamiento. Este sistema tiene dos ventajas, la primera es que evitamos tener que parar de trabajar para abrir la cámara de corte y desatascarla y la segunda es que protegemos el motor de realizar sobreesfuerzos.

El diámetro de corte llega hasta los doce cm. La máquina va provista de martillos para realizar un desfibrado adecuado de las ramas y facilitar su compostaje. Hay una pequeña base, para trabajar en el mantenimiento del motor de forma cómoda.

Posch, además de fabricar trituradoras de fracción vegetal tiene una amplía gama de rajadoras verticales, horizontales, eléctricas, a la toma de fuerza del tractor, etc. Ática ha empezado a importar en el mercado español los productos de Posch a principios de este año con unos resultados muy satisfactorios, ya que Posch ofrece todas las garantías de un producto destinado a uso profesional, con unos acabados óptimos.