Posicionamos su web SEO / SEM
Visita tecnico-práctica a Holanda de la mano del Centro Internacional de Bulbos de Flor

Tulipanes en cultivo hidropónico

Mª Carmen Izquierdo25/06/2002

La gente conoce desde hace tiempo el forzado de los bulbos en agua. Los jacintos en particular y en algunos casos los crocus han sido colocados sobre recipientes con agua y forzados a flor de esta manera. Tulipanes y narcisos han sido también forzados por medio de colocar los bulbos en recipientes poco profundos con grava y agua. A pesar de que los resultados fueron buenos los productores profesionales de flor cortada, tan sólo empleaban el método de tierra y posteriormente el de enraizamiento en sustratos para llevar a cabo el forzado de los bulbos de flor. La necesidad de encontrar una solución, al objeto de mantener los bulbos en su lugar durante el forzado, surgió más tarde.

Esfuerzos iniciales del cultivo de tulipanes con métodos hidropónicos.
Los primeros intentos por los productores de flor cortada para cultivar tulipanes hidropónicos fueron llevados a cabo a finales de los años 1970. En aquella época tan sólo unos pocos productores de Dinamarca y sur de Suecia estaban forzando tulipanes hidropónicamente a 5ºC., subiendo los bordes de los bancos que cubrían con láminas de plástico y posteriormente inundaban con agua, permaneciendo estancos. Los bulbos se colocaban con tableros de poliestireno expandido que los mantenían a flote, aunque estos no les aportaban el suficiente apoyo.  

En 1988 cuando el gobierno holandés lanzo su Plan de Protección de Cosechas Multianual (MCPP), es cuando realmente se comenzaron a desarrollar métodos de cultivo hidropónicos. Dicho plan determinaba que el uso de agentes protectores de cosechas y sus emisiones al medio ambiente, se deberían de reducir en un 45% para el año 1995 y en un 60% para el año 2000. Esto significaba aplicar sistemas de "producción cerrada" para el cultivo de plantas bulbosas. Los cultivadores también seguían buscando métodos más económicos para llevar a cabo el cultivo, surgiendo la "tecnología del cultivo hidropónico".

Aplicar un sustrato de enraizamiento estaba dando problemas con determinadas enfermedades, así como la forma de evitarlas (Pythium en especial) y la eliminación de los productos una vez utilizados. Estas alteraciones se tenían que reducir encontrando un sustrato que las evitara. Se investigaron muchos y se llegó a la conclusión de que el sustrato de enraizamiento debidamente preparado, era la mejor solución. No obstante, el agua, se encontraba en segundo lugar, era fácil de obtener, barata y fácil de reciclar. El único problema era mantener los bulbos en su lugar.

Soluciones y problemas

El sector aportó soluciones, y fue a finales de 1990, cuando la Compañía Triflor, comenzó a producir bandejas de forma manual, que mantenían los bulbos encima de celdillas rellenas de agua mediante tres salientes que se asemejaban a "palillos de dientes". Tras un período de experimentación, que duró dos campañas, la Compañía Curtec inició la producción de una bandeja de plástico utilizando un método similar y denominándose bandeja CurTec, para la campaña 1992/93. Un año más tarde se introdujeron estas bandejas en el mercado, en donde fue evaluado y acogido con interés por varios cultivadores. Otra empresa, Kenn, introdujo la bandeja que tenía en el fondo, unas filas de pinchos, en donde eran clavados los bulbos.

Desafortunadamente se produjeron determinados problemas durante la producción de flor. En ambas bandejas, las raíces se cubrieron con una sustancia limosa, producida por el crecimiento y desarrollo de bacterias durante el tiempo de permanencia en el invernadero. Las investigaciones demostraron que ello fue motivado por la falta de oxígeno en el agua. Otro problema relacionado con la bandeja Kenn, era que las raíces de los bulbos adyacentes, se entremezclaban entre ellos, con lo cual al sacar los bulbos, las plantas vecinas se volcaban o salían a la vez en el momento de la recolección. Estos resultados decepcionaron a muchos cultivadores que abandonaron estos métodos, después de la primera temporada. Pero unos cuantos continuaron y obtuvieron resultados razonablemente buenos, lo que impulso a investigar al Centro Internacional de Bulbos de Flor.

Los institutos comerciales y los de investigación descubrieron que plantar los tulipanes más tarde, solucionaba ambos problemas. La plantación tardía significaba hacer un ajuste en la programación, entrando las bandejas en el invernadero de tres a una semana antes, obteniendo así buenos resultados.

Ventajas y desventajas de los métodos hidropónicos

Cultivar tulipanes a través de la tecnología de la hidroponía posee tantas ventajas como desventajas para los cultivadores de flor cortada. Ello repercutirá en la decisión de los cultivadores en llevar a cabo un determinado método en la producción. He aquí los "pros" y "contras" de estos métodos.

Ventajas:

- Menos inversiones en bandejas de cultivo, línea transportadora y cámaras de enraizamiento.
- No se necesita sustrato de enraizamiento y arena para cubrir los bulbos.
- Condiciones de trabajo más limpias y ágiles.
- Posibilidad de tener un mayor grado de desarrollo en la mecanización.
- Mucho mayor rendimiento energético para períodos de enfriamiento en el invernadero.
- Ausencia de reacciones alérgicas por el desarrollo de hongos como consecuencia de las raíces "muertas" en el caso de sustratos.
- Se reduce en un 35% la duración de la producción.
- Poca o ausencia de daños en las hojas, durante la cosecha.
- Producción final más aseada.
- Mayor reducción en el empleo de agentes protectores para las plantas.
- Ausencia de emisiones de agentes protectores para las plantas, así como de fertilizantes.
- Ausencia de problemas de residuos relacionados con el sustrato de enraizamiento y arena.

Desventajas:

- La necesidad de tener al menos dos cámaras con control de temperatura, uno para los bulbos antes de plantar a 2ºC y otro para utilizarla como cámara de enraizamiento a 5ºC.
- Inversión en bandejas para la hidroponía.
- Desinfección sistemática para las bandejas empleadas en la hidroponía.
- Operaciones simultáneas en la plantación y cosecha.
- Reducción de la calidad, en especial en bulbos utilizados para el forzado tardío. Y asociado con daños como consecuencia de una cosecha con bulbos algo "inmaduros".
- Las raíces de determinadas variedades se tornan hacia un color marrón.
- Existe una mayor susceptibilidad de la planta a perder hojas.
- Dependiendo del cultivar, muchas veces se obtienen un producto más ligero.
- Problemas asociados en el caso de retirada del agua estancada.

Se sigue investigando para encontrar soluciones a estos últimos puntos, no obstante también existen una serie de medidas que se pueden tomar para limitarlos o prevenirlos, como el desinfectar las bandejas después de cada cosecha.

Cultivo de tulipanes en hidroponía

Durante nuestra visita a Holanda tuvimos la oportunidad de visitar por la mañana dos empresas que están cultivando tulipanes para flor cortada en hidroponía, aunque de forma diferente. La empresa Appelman & Zn (fa-appelman@worldonline.nl) y Gebr. Smak (gebr.smak@wolmail.nl) que nos mostraron sus experiencias en la práctica. Por la tarde asistimos a un seminario impartido por investigadores que nos mostraron la parte científica. La información de este artículo está basada en las informaciones obtenidas por ambas partes y de forma generalizada. Los resultados de éxito siempre se deben a los esfuerzos del comprador de los bulbos. Por esta razón, es importante el contacto periódico entre el suministrador y el comprador.

El sistema de contenedores disponible en estos momentos se divide en dos categorías: los que tienen el agua en movimiento y los sin movimiento de agua. El sistema de contenedores empleados con movimientos de agua en la finca Smak, es el contenedor de aluminio de De Vries con la bandeja Holland Hydra (sin fijar). En la finca Appelman & Zn pudimos observar el sistema de hidroponía sin movimiento en bandeja de pinchamiento Hydro (Kenn). Este sistema supone un mejor control de los niveles de oxígeno, pH y temperatura, no se requiere un sistema de abastecimiento de agua para los contenedores, hay menor gasto de inversión al requerirse menos adaptaciones, y cualquier enfermedad está limitada a una bandeja. Las desventajas del agua sin movimiento están en la evacuación del agua utilizada.

A diferencia del sistema de "pinchamiento", el sistema de "sin fijar" permite plantar los bulbos con antelación, con la introducción del agua más tarde. Hoy en día, más del 95% de la producción en hidroponía, está basada en la bandeja Hydro colocada en el interior de una caja de plástico de 60 x 40 cm.

Los bulbos que se utilizan para la producción en hidroponía, se almacenan en seco durante más tiempo que los que se cultivan con sustrato. Por lo tanto son más susceptibles al Penicillium y lo debemos tener en cuenta a la hora de seleccionarlos con túnicas bien formadas y que no estén dañados, en especial los de variedades para plantaciones tardías.

Aunque casi toda la gama de variedades son aptas para el forzado, hay algunas asociadas a varios problemas, que si los tenemos en cuenta funcionan como las demás. Por ejemplo las variedades "White Dream", "Ad Rem", "Ile de France" y "Yokohama", si se utilizan lotes que fueron cosechados demasiado pronto no producirán flores. Las variedades pertenecientes al grupo de los híbridos Darwin, desarrollan largos cuellos cuando se emplean bulbos de un calibre pequeño y hay que almacenarlos a temperaturas no tan frías durante unos cuantos días y mantener la temperatura del invernadero a los valores recomendados. "Angelique" y "Rosario" son variedades susceptibles al Penicillium, hay que emplear bulbos procedentes de lotes que no hayan sido recolectados demasiado pronto, que no estén dañados y aplicarles un tratamiento contra el Penicillium, antes de ser sometidos al tratamiento en frío. Variedades susceptibles a la caída de las hojas como "Christmas Marvel" y sus "sport", "Leen van der Mark" y sus "sport", "Monte Carlo" y sus "sport" y "Purple Prince" hay que incrementarle la CE y no utilizar bulbos de un calibre de 12/+. Insistimos que es recomendable preguntar el comportamiento de las variedades para cultivo hidropónico con antelación a nuestro proveedor.

Dependiendo del calibre comercial del bulbo se pueden plantar por lo general las siguientes unidades por bandeja:
14/+   78 bulbos
13/+     91 bulbos
12/13   101 bulbos
11/12   114 bulbos
10/11   126 bulbos

Se suele dar el mismo tratamiento de frío que a los tulipanes tradicionales 9ºC, forzados en bandejas con sustrato. La diferencia es que la mayor parte del tratamiento de frío para los bulbos en cultivo hidropónico se aplica a los bulbos en seco. La secuencia de temperaturas, es la siguiente:
Hasta el 25 de octubre      9ºC
Del 25 de octubre al 5 de noviembre   7ºC
Del 5 de noviembre al 1 de diciembre   5ºC
Del 1 de diciembre al 1 de enero    5 - 2ºC dependiendo del desarrollo del brote.
Desde el 1 de enero  2 - 1ºC dependiendo del desarrollo del brote.

Una humedad relativa en la cámara de control de temperatura se sitúa normalmente entre el 85 y 95%. No debe utilizarse la misma cámara para los bulbos en seco como para los que están en fase de enraizamiento, ya que la última parte del tratamiento en frío se da durante el período de enraizamiento, una vez plantados los bulbos.

Antes de llevar a cabo el tratamiento en frío, los bulbos han debido de estar almacenados en seco en las siguientes condiciones:
Para plantaciones hasta el 1 de febrero:
Hasta el 15 de octubre   20ºC
Del 15 de octubre al 15 de noviembre   17ºC
Del 15 de noviembre al 1 de diciembre   15ºC hasta alcanzar el brote 1,5 cm, después bajar a 2ºC.
Para plantaciones desde el 1 de febrero:
Hasta el 1 de septiembre   23ºC
Del 1 de septiembre al 1 de noviembre   20ºC
Del 1 de noviembre al 20 de noviembre    17ºC
Del 20 de noviembre al 5 de diciembre   15ºC
Después del 5 de diciembre   10ºC hasta alcanzar el brote 1,5 cm, después bajar a 2ºC.

Plantación

En la plantación debemos presionar el bulbo hasta tocar el extremo del pincho si lo hacemos en este tipo de bandeja, método Appelman. Si utilizamos el método de Smak colocaremos los bulbos en las celdillas haciendo que sólo los laterales de los bulbos se queden atrapados entre las mismas evitando dañar el brote central. Eliminaremos todos los bulbos que muestren cualquier signo de enfermedad y después de la plantación, las bandejas las rellenaremos con agua inmediatamente, vigilando que ninguna pierda agua.

Riego

Inmediatamente después de la plantación y de forma sencilla, se realiza un riego automático. La CE normal del agua se sitúa en 0,8 mS/cm y debe de aumentarse por encima de 1,5 mS/cm, incluso las variedades susceptibles a la caída de las hojas se les debe de aplicar una CE de 2 mS/cm durante el período de enraizamiento, seguidamente se podrá regar con agua con una CE de 1,5 mS/cm durante el período que permanezcan en el invernadero.

Para aumentar la CE se añade CaCl2 (cloruro cálcico) y Ca(NO3)2 (nitrato cálcico), siendo muy fácil de añadir con el empleo de la bomba Dosatrón ú otro sistema similar conectado al sistema de abastecimiento de agua. Si no se lleva a cabo este aumento, el peso de la vara floral, la longitud del tallo y el comportamiento como flor cortada, se verá negativamente afectado con un porcentaje elevado de pérdidas. El nivel óptimo del pH del agua variará entre 5,5 y 6,5. Hay que controlar que las bandejas estén cubiertas con agua hasta el borde superior.

Fase de enraizamiento

Después de la plantación y el riego, se colocan las bandejas en la cámara de enraizamiento a una temperatura de 5ºC con una ligera circulación de aire. Temperaturas más altas o más bajas provocan alteraciones en el desarrollo. Deberá de estar bien igualada la temperatura en toda la cámara, para que todos los bulbos emitan por igual las raíces. El período de enraizamiento finaliza cuando las raíces han alcanzado una longitud de 4 cm aproximadamente.

Dependiendo de la variedad, esto tardará cuatro semanas para un forzado temprano y una semana para un forzado tardío. Raíces demasiado cortas producirán con la entrada en el invernadero plantas con un peso inferior, provocando producción irregular y pérdidas. También las raíces de variedades que se han cosechado pronto y por lo tanto con un color de túnica más claro, se volverán de color marrón y se quedarán más cortas durante el período de enraizamiento, provocando la inhibición del crecimiento y pérdidas. El tornarse de color marrón, está motivado por los taninos de la túnica y las escamas exteriores del bulbo, que se disuelven en el agua. El cambiar el agua un poco antes de que se instalen en el invernadero las bandejas, mejorará el color y la longitud de las raíces y los resultados del forzado.

Fase de invernadero

Se colocan las bandejas sobre una superficie plana en el caso del método utilizado por Appelman. En el caso de Smak, al utilizar los contenedores de aluminio está más mecanizado, por medio de railes pasan a la fase de enraizamiento y de allí al invernadero. En ambos casos se controla si existen plantas con enfermedades o bulbos sin brotes, procediendo a su retirada inmediata.

Si el agua no está en su nivel, esta se añade. El riego, se va disminuyendo al final del cultivo y las bandejas se vacían parcialmente, nunca menos de la mitad del nivel original, ya que las plantas deben de disponer de agua, hasta el momento de la cosecha. Recordemos que se trata de flor cortada.

La temperatura en el invernadero debe de situarse entre los 17 y 18ºC hasta el 15 de febrero, luego se pasa de 16 a 17ºC. Para el cultivo hidropónico la zona de enraizamiento es casi idéntica a la del invernadero y 2ºC más elevada que en la zona de enraizamiento de bulbos en cultivos sobre sustrato. Una temperatura más elevada para el cultivo hidropónico hará que el cultivo crezca más rápido reduciendo el peso del producto final e incrementando el riesgo de que se doblen los tallos desde el bulbo, en variedades y calibres susceptibles a este problema.

De forma similar al cultivo sobre sustrato, la humedad relativa en el invernadero debería de mantenerse entre el 60 y 80% con una circulación de aire que estimule la transpiración, pudiendo limitar así y prevenir efectos dañinos con un nivel de humedad relativa excesivamente alta que provocaría el doblamiento de tallos, reducción de peso de la vara floral, plantas débiles y desecación de flores.

Limpieza y tratamiento de bandejas

Las bandejas se pueden utilizar dos o tres veces durante una temporada de cultivo, teniendo en cuenta, claro está, que la infección por hongos y bacterias se puede acumular en las bandejas, por lo que es aconsejable no sólo limpiar las bandejas, sino también desinfectarlas como norma. Se puede llevar a cabo mediante una máquina de "lavar" contenedores, en la cual las bandejas se limpian a presión desde abajo o utilizando un inyector de alta presión. Después se deben de tratar las bandejas con una de las siguientes maneras:
· Tratar las bandejas a vapor durante dos horas en una cámara a 60ºC
· Sumergir las bandejas durante cinco minutos en una disolución comercial de Formalin al 40%. Las bandejas tienen que secarse posteriormente durante unos cuantos días a una temperatura no inferior de 5ºC en una cámara separada, antes de su utilización.
· Sumergir las bandejas durante cinco minutos o rociarlas con peróxido de hidrógeno y con ácido acético a la dosis indicada en cada caso.
La concentración de peróxido de hidrógeno y del ácido acético de Formalín, se reduce de forma rápida, especialmente al tratar las bandejas contaminadas con residuos orgánicos.

Problemas fisiológicos

Desdoblamiento y caída de hojas:
Durante el crecimiento del tallo y las hojas, las deficiencias de calcio, pueden resultar dañinas para la planta. Con las hojas caídas, se observan pequeñas manchas acuosas en el centro de la segunda o tercera hoja. En casos severos, la capa superior de la hoja, tendrá fisuras poco profundas perpendicular a toda la longitud de la misma. Otro síntoma son manchas grisáceas en la hoja, particularmente en el centro.

La caída de las hojas, es causada por un nivel de humedad relativa demasiado alta en el invernadero y suele ocurrir predominantemente entre bulbos de gran calibre, por una alta densidad de plantación de los bulbos, bulbos con raíces poco desarrolladas o en bulbos sin su capa y parcialmente enmohecidos. Con una humedad relativa alta la circulación del agua se reduce, lo que produce una deficiencia de calcio en las zonas de crecimiento rápida de la planta. Esto se asocia con la absorción del nitrógeno por parte de la planta.

Hay que evitar para la prevención de la caída de las hojas una humedad relativa excesivamente alta (por encima del 80%); esto es válido para todos los niveles de temperatura. Hay que evitar un tratamiento de frío demasiado largo. Debemos procurar un crecimiento sano de las raíces sin permitir un crecimiento demasiado rápido de la cosecha. La colocación de ventiladores dirigidos de forma horizontal, evita que la humedad relativa entre plantas, tenga un nivel mucho más alto que en el espacio por encima de las mismas. Por último incrementar la CE del agua utilizada en las bandejas.

Recolección

El momento óptimo de corte generalmente coincide cuando el capullo se ve coloreado. Si el destino es lejano los tulipanes se recolectarán cuando el capullo empieza a virar de color; para facilitar de este modo la manipulación, transporte y duración en jarrón. Esta operación se efectúa de forma manual, arrancando la planta completa (incluido el bulbo) normalmente a primeras horas de la mañana, ya que los tejidos de la planta están más turgentes. El periodo de recolección depende el cultivar y de la fecha de plantación, aunque normalmente durante los meses fríos la recolección dura más tiempo que durante los meses cálidos. El rendimiento esperado es de un tallo floral por bulbo, sin embargo el rendimiento real disminuye, considerándose adecuado si oscila entre 85-90% de la cosecha esperada.

Después del corte y antes del embalaje tiene lugar la clasificación de las varas florales según las normas de calidad vigentes. Los tulipanes se suelen presentar en paquetes de 10 tallos, protegidos en papel. Siendo las varas uniformes en grado de apertura, rigidez y longitud. Previamente las flores son colocadas en agua, ya que el tulipán en este medio continúa creciendo tanto en longitud como en grosor, realizándose el transporte a 4-5ºC.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS