Comida saludable para el ritmo de vida actual

AINIA desarrolla la naranja de IV Gama

Marta Fernández-Rebollos02/04/2002

2 de abril de 2002

Recientes investigaciones llevadas a cabo por AINIA, el Instituto Tecnológico Agroalimentario, han concluido en el desarrollo de la naranja de IV Gama, es decir, naranjas frescas, cortadas en rodajas, peladas, envasadas y mantenidas en refrigeración bajo atmósferas protectoras, que tienen una vida útil de una semana.

Recientes investigaciones llevadas a cabo por AINIA, el Instituto Tecnológico Agroalimentario ubicado en Paterna (Valencia, España), han concluido en el desarrollo de la naranja de IV Gama, es decir, naranjas frescas, cortadas en rodajas, peladas, envasadas y mantenidas en refrigeración bajo atmósferas protectoras, que tienen una vida útil de una semana. Este innovador producto ha sido diseñado, en principio, para ser consumido en colegios, hospitales y residencias de ancianos, aunque  se apunta también a otros consumidores potenciales como el sector de la restauración (restaurantes, locales de comida rápida, etc.).
El consumidor individual es también otro consumidor potencial, dada la comodidad y facilidad de consumo que ofrecen este tipo de productos, características que los hacen idóneos para el ritmo de vida actual.
La elaboración industrial de la naranja de IV Gama no es un proceso sencillo. En él intervienen el procesado, la limpieza del producto, la selección del envase y las condiciones bajo las cuales se puede procesar o comercializar un producto. Además, en el etiquetado es imprescindible definir claramente la fecha de caducidad.
AINIA (www.ainia.es) ha desarrollado y patentado los equipos necesarios para la elaboración de la naranja de IV Gama en rodajas peladas. Están diseñados para clasificar y eliminar de forma mecánica la piel de la naranja y tienen una capacidad productiva de 300 kilos por hora. Además, estas máquinas realizan su función sin causar daños en el tejido que puedan repercutir en la imagen, calidad y vida útil del producto final. Las rodajas de naranja así elaboradas deben presentar una alta calidad organoléptica y una amplia vida útil.